Noticias

Baños romanos

Baños romanos


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los baños romanos fueron diseñados para bañarse y relajarse y eran una característica común de las ciudades de todo el imperio romano. Los baños incluían una amplia diversidad de habitaciones con diferentes temperaturas, así como piscinas y lugares para leer, relajarse y socializar. Los baños romanos, con sus grandes espacios cubiertos, fueron importantes impulsores de la innovación arquitectónica, especialmente en el uso de cúpulas.

Un pilar de la cultura romana

Los baños públicos eran una característica de las antiguas ciudades griegas, pero generalmente se limitaban a una serie de baños de cadera. Los romanos expandieron la idea para incorporar una amplia gama de instalaciones y los baños se hicieron comunes incluso en las ciudades más pequeñas del mundo romano, donde a menudo se ubicaban cerca del foro. Además de los baños públicos, los ciudadanos ricos a menudo tenían sus propios baños privados construidos como parte de su villa y los baños incluso se construyeron para las legiones del ejército romano cuando estaban en campaña. Sin embargo, fue en las grandes ciudades donde estos complejos (balnea o termas) adquirió proporciones monumentales con amplias columnatas y amplios arcos y cúpulas. Los baños se construyeron con millones de ladrillos de terracota ignífugos y los edificios terminados solían ser suntuosos con pisos de mosaico fino, paredes cubiertas de mármol y estatuas decorativas.

Generalmente abrían alrededor de la hora del almuerzo y hasta el anochecer, los baños eran accesibles para todos.

Los baños, que generalmente se abrían alrededor de la hora del almuerzo y hasta el anochecer, eran accesibles para todos, tanto ricos como pobres. En el reinado de Diocleciano, por ejemplo, la tarifa de entrada era de solo dos denarios - la denominación más pequeña de monedas de bronce. A veces, en ocasiones como días festivos, la entrada a los baños era incluso gratuita.

Elementos típicos de los baños romanos

Las características típicas (enumeradas en el orden probable por el que pasaron los bañistas) fueron:

  • apodyterium - vestuarios.
  • palaestrae - Salas de ejercicios.
  • natatio - piscina descubierta.
  • laconiCalifornia y sudatoria - salas de sudoración secas y húmedas sobrecalentadas.
  • calidarium - Cuarto caliente, climatizado y con piscina de agua caliente y lavabo independiente sobre soporte (labrum)
  • tepidarium - Habitación cálida, calentada indirectamente y con piscina tibia.
  • frigidarium - habitación fresca, sin calefacción y con un lavabo de agua fría, a menudo de tamaño monumental y abovedado, era el corazón del complejo de baños.
  • salas para masajes y otros tratamientos de salud.

Las instalaciones adicionales podrían incluir baños de inmersión de agua fría, baños privados, inodoros, bibliotecas, salas de conferencias, fuentes y jardines al aire libre.

Sistemas de calefacción

Los primeros baños parecen haber carecido de un alto grado de planificación y, a menudo, eran conjuntos antiestéticos de diversas estructuras. Sin embargo, en el siglo I d.C., los baños se convirtieron en estructuras bellamente simétricas y armoniosas, a menudo ubicadas en jardines y parques. Los primeros baños se calentaban con braseros, pero desde el siglo I a.C.se utilizaron sistemas de calefacción más sofisticados, como el suelo (hipocausto) calefacción alimentada por hornos de leña (prafurniae). Esta no era una idea nueva ya que los baños griegos también empleaban un sistema de este tipo, pero, como era típico de los romanos, tomaron una idea y la mejoraron para lograr la máxima eficiencia. Los enormes incendios de los hornos enviaron aire caliente debajo del piso elevado (suspensurae) que se erguía sobre pilares estrechos (pilae) de piedra maciza, cilindros huecos o ladrillos poligonales o circulares. Los suelos se pavimentaron con baldosas cuadradas de 60 cm (bípedos) que luego se cubrieron con mosaicos decorativos.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Las paredes también podrían proporcionar calefacción con la inserción de tubos rectangulares huecos (tubuli) que transportaba el aire caliente proporcionado por los hornos. Además, ladrillos especiales (tegulae mammatae) tenía protuberancias en las esquinas de un lado que atrapaban aire caliente y aumentaban el aislamiento contra la pérdida de calor. El uso de vidrio para ventanas desde el siglo I d.C. también permitió una mejor regulación de las temperaturas y permitió que el sol agregara su propio calor a la habitación.

La gran cantidad de agua necesaria para los baños más grandes fue suministrada por acueductos construidos expresamente y regulada por enormes depósitos en el complejo de baños. El depósito de las Termas de Diocleciano en Roma, por ejemplo, podría contener 20.000 m³ de agua. El agua se calentó en grandes calderas de plomo instaladas sobre los hornos. El agua se podría agregar (a través de tuberías de plomo) a las piscinas climatizadas utilizando un medio cilindro de bronce (testudo) conectado a las calderas. Una vez liberada en la piscina, el agua caliente circulaba por convección.

Ejemplos destacados

Algunos de los baños más famosos y espléndidos incluyen los de Lepcis Magna (completado c. 127 d. C.) con sus cúpulas bien conservadas, los baños de Diocleciano en Roma (completado c. 305 d. C.), los grandes complejos de baños de Timgad en Éfeso, en Bath (siglo II d.C.), y los Baños de Antonino en Cartago (c. 162 d.C.).

Las Termas de Caracalla en la zona sur de Roma son quizás las mejor conservadas de todas las termas romanas y solo fueron superadas en tamaño por las Termas de Roma de Trajano (c. 110 d.C.). También eran los baños romanos más suntuosos y lujosos jamás construidos. Completado en c. 235 d.C., enormes muros y arcos aún se mantienen en pie y atestiguan las imponentes dimensiones del complejo que usó unos 6,9 millones de ladrillos y tenía 252 columnas interiores. Alcanzando una altura de hasta 30 my cubriendo un área de 337 x 328 m, incorporan todos los elementos clásicos que uno esperaría, incluida una piscina olímpica de un metro de profundidad y una circular inusual caldarium que alcanzó la misma altura que el Panteón de Roma y se extendió por 36 m. los caldarium También tenía grandes ventanales para aprovechar el calor del sol y las instalaciones adicionales incluían dos bibliotecas, un molino de agua e incluso una cascada.

El complejo tenía cuatro entradas y podría haber acomodado hasta 8.000 visitantes diarios. 6.300 m³ de mármol y granito revestían las paredes, el techo estaba decorado con mosaico de vidrio que reflejaba la luz de las piscinas con un efecto iridiscente, había un par de fuentes de 6 m de largo y el segundo piso tenía una terraza de paseo. El agua fue suministrada por los acueductos aqua Nova Antoniniana y aqua Marcia y manantiales locales y se almacenó en 18 cisternas. Los baños fueron calentados por 50 hornos que quemaban diez toneladas de madera al día. Además de las imponentes paredes en ruinas, el sitio tiene muchas habitaciones que aún contienen su piso de mosaico de mármol original y también sobreviven grandes fragmentos de los pisos superiores que representan escamas de pescado y escenas de criaturas marinas míticas.

Influencia en la arquitectura

Los baños y la necesidad de crear habitaciones grandes y ventiladas con techos altos trajeron el desarrollo de la cúpula arquitectónica. La cúpula más antigua que se conserva en la arquitectura romana es del frigidarium de los baños de Stabian en Pompeya, que data del siglo II a. C. El desarrollo del hormigón en forma de escombros con mortero rígido permitió construir muros sin apoyo cada vez más separados, al igual que bóvedas de cañón de ladrillo hueco sostenidas por arcos de contrafuerte y el uso de tirantes de hierro. Estas características se volverían muy utilizadas en otros edificios públicos y especialmente en grandes construcciones como basilicae. Incluso en la época moderna, los baños romanos han seguido influyendo en los diseñadores, por ejemplo, tanto la estación de ferrocarril de Chicago como la estación de Pensilvania en Nueva York han copiado perfectamente la arquitectura de los grandes frigidarium de las Termas de Caracalla.


Baño romano antiguo

El baño jugó un papel importante en la cultura y la sociedad romanas antiguas. Era una de las actividades diarias más comunes en la cultura romana y se practicaba en una amplia variedad de clases sociales.

Aunque muchas culturas contemporáneas ven el baño como una actividad muy privada que se realiza en el hogar, bañarse en Roma era una actividad comunitaria. Mientras que los extremadamente ricos podían permitirse instalaciones para bañarse en sus hogares, la mayoría de la gente se bañaba en los baños comunales (termas). De alguna manera, estos se parecían a los spas de destino de hoy en día. Los romanos elevaron el baño al alto nivel de arte mientras socializaban en estos baños comunales. Los baños comunales también estaban disponibles en templos como The Imperial Fora. Se llevó a cabo el cortejo y se sellaron acuerdos comerciales, ya que construyeron lujosos baños en aguas termales naturales.

Tal era la importancia de los baños para los romanos que un catálogo de edificios en Roma del 354 d. C. documentó 952 baños de diferentes tamaños en la ciudad. [1] Aunque los romanos adinerados podrían instalar un baño en sus casas adosadas o sus villas de campo, calentar una serie de habitaciones o incluso un edificio separado especialmente para este propósito, y los soldados podrían tener una casa de baños en su fuerte (como en Cilurnum en Hadrian's Wall, o en el fuerte Bearsden), todavía frecuentaban los numerosos baños públicos en las ciudades y pueblos de todo el imperio.

Pequeñas casas de baños, llamadas balneum (plural balnea), podían ser de propiedad privada, mientras que eran públicas en el sentido de que estaban abiertas a la población por una tarifa. Los baños más grandes llamados termas eran propiedad del estado y, a menudo, cubrían varias cuadras de la ciudad. La mayor de ellas, las Termas de Diocleciano, podía albergar hasta 3.000 bañistas. Las tarifas para ambos tipos de baños eran bastante razonables, dentro del presupuesto de la mayoría de los hombres romanos libres.


Los aromas de Roma

Al leer sobre prácticas antiguas, es importante dejar de lado las nociones preconcebidas. ¿Apestaban los centros urbanos como la antigua Roma? Ciertamente, pero también lo hacen las ciudades modernas, y ¿quién puede decir si el olor de los gases de escape de diesel es menos abrumador que el olor de las urnas romanas para recolectar orina para los lavadores (tintorerías)? El jabón no es el principio y el fin de la limpieza. Los bidés no son tan comunes en el mundo moderno como para permitirnos burlarnos de las antiguas prácticas de higiene.


Usos de los baños

El orden para el ritual de baño dependía sinceramente de cada individuo, ya que no había una rutina particular en la que tuvieran que visitar las habitaciones. Sin embargo, la tarde por lo general comenzaba con cambiarse la ropa diaria, los invitados más ricos tenían esclavos para cuidar su ropa, pero si eras un plebeyo podías pagar a un asistente en el lugar para que vigilara tus pertenencias. A continuación, los frotaban con aceite y se dirigían al gimnasio para hacer ejercicio, sin embargo, nunca fue un ejercicio extenuante, solo lo suficiente para sudar un poco. Después de esto, el individuo podría cambiar de habitación empezando por la habitación caliente, a la habitación cálida y finalmente a la habitación fría para un cambio refrescante.

Había otras características, así como una sala de ejercicios, solárium, piscina al aire libre y otras salas de tratamiento de salud y bienestar. Los baños estaban lujosamente decorados y tenían espacios para hombres y mujeres. Si bien existe mucho debate sobre si los baños eran mixtos o segregados, se ha encontrado evidencia de que en algunos baños se permite que las mujeres vayan por la mañana y los hombres por la tarde.


Las dunas de arena conservaron estos baños romanos en España durante miles de años

Los arqueólogos de la Universidad de C & # 225diz anunciaron recientemente el descubrimiento de una serie de estructuras antiguas y prehistóricas a lo largo de la costa sur de España, que ofrecen un vistazo a la variada y larga historia de los asentamientos humanos en el país y la región de Andalucía.

Primero, informa Zamira Rahim y Vasco Cotovio para CNN, el equipo desenterró los restos de un extenso complejo de baños romanos, o termas, donde los ciudadanos antiguos del imperio se reunían para lavarse, hacer ejercicio y relajarse. Conservados bajo dunas de arena durante casi 2.000 años, los baños y las paredes de 13 pies de altura ahora se han excavado por primera vez desde su abandono en la antigüedad tardía, según un comunicado.

Hasta ahora, los investigadores solo han examinado dos de las habitaciones del complejo, que se encuentra en la costa cerca de la playa Ca & # 241os de Meca. Ellos estiman que la estructura completa una vez se extendió sobre 2.5 acres.

El sitio cuenta con varias habitaciones decoradas con estuco y mármol rojo, blanco y negro, lo que sugiere que los baños alguna vez se jactaron de ricas decoraciones, informa Colin Drury para el Independiente. Según la declaración, estructuras de doble pared como estas permitieron a los antiguos romanos crear recintos térmicos calentados para baños de vapor y rituales.

El Imperio Romano se apoderó de la tierra en la Península Ibérica por primera vez en el siglo II a.C., y finalmente llegó a controlar la mayoría de lo que hoy es España, señala la Enciclopedia Británica. Los líderes romanos establecieron baños públicos de estilo imperial en todo el imperio, incluso en la ciudad de Toledo al norte.

En el mismo sitio, los arqueólogos también descubrieron fragmentos más recientes de la historia, incluidos restos de cerámica medieval que probablemente fueron elaborados durante los siglos XII o XIII.

En un giro adicional, alrededor de un tercio de milla por la costa, en el Cabo de Trafalgar, los investigadores descubrieron dos tesoros antiguos más: una colección de al menos siete & # 8220 piscinas de sal & # 8221 de la era romana y una de 4.000 años de antigüedad. Tumba de la Edad de Bronce, informa Isabel Laguna para la Agencia EFE.

Una vista de un "estanque de salazón", donde los antiguos romanos preparaban garum, una salsa fermentada hecha de tripas de pescado (Cortesía de la Universidad de C & # 225diz) Los arqueólogos recorren los diversos sitios de excavación cerca del cabo Trafalgar, un cabo en la región de Andalucía sureste de España. (Cortesía de la Universidad de C & # 225diz)

Al igual que el complejo de baños, tanto las piscinas como la tumba se conservaron durante miles de años bajo dunas de arena con vistas al Mediterráneo, según CNN. Las piscinas de salazón probablemente se utilizaron para preparar alimentos, incluidos garum, una salsa fermentada hecha de tripas de pescado, hierbas y sal.

La estructura del entierro de la Edad de Bronce, por otro lado, se destaca como notablemente intacta. En el interior, señala EFE, los investigadores descubrieron al menos siete cadáveres, incluido el esqueleto completo de una mujer adulta adornada con un collar de cuentas verdes, conchas, dos pequeños pendientes de oro y un peine de huesos.

Las personas que enterraron a sus familiares aquí & # 8220 deben haber sentido que era un lugar especial para enterrar a sus seres queridos & # 8221, explica a Efe el arqueólogo Eduardo Vijande, que lidera la investigación del sitio de la Edad del Bronce, según una traducción de España & # 8217s Noticias.

En total, los sitios recién descubiertos ayudarán a los arqueólogos a aprender más sobre las diversas comunidades pesqueras que han prosperado a lo largo de la costa sureste de España durante siglos. El hecho de que los investigadores hayan descubierto tal variedad de asentamientos en la región es & # 8220 maravilloso & # 8221, dice Patricia del Pozo, ministra de Cultura de Andalucía, en el comunicado. Ella le dice a Efe que los funcionarios esperan crear un museo o una designación de patrimonio histórico en el sitio de las numerosas excavaciones.

Los hallazgos, agrega Pozo en el comunicado, indican que la región costera era & # 8220an & # 8203 & # 8203 área increíblemente atractiva para todo tipo de civilizaciones, lo que nos dota de una historia increíble & # 8221.

Como informa CNN, estos no son los únicos descubrimientos recientes de la época romana en la región: en julio pasado, las autoridades que realizaban una inspección de rutina de un vendedor de mariscos congelados en la ciudad costera del sur de Alicante descubrieron 13 ánforas romanas entre los vendedores y mercancías. lo que provocó una investigación oficial sobre su procedencia. Según una declaración de la Guardia Civil española, los antiguos romanos pueden haber utilizado estas vasijas de barro para transportar aceite, vino o garum a través del mar Mediterráneo.


Ser un antiguo varón romano en buena posición significaba que iniciabas actos sexuales penetrantes. Ya sea que hicieras esto con una mujer o un hombre, esclavizado o libre, esposa o prostituta, no importaba mucho, siempre y cuando no estuvieras en el extremo receptor, por así decirlo. Sin embargo, algunas personas estaban fuera de los límites y entre ellas había jóvenes libres.
Este fue un cambio de la actitud griega que, de nuevo para simplificar, toleraba tal comportamiento en el contexto de un entorno de aprendizaje. La educación griega antigua de su juventud había comenzado como entrenamiento en las artes necesarias para la batalla. Dado que la aptitud física era el objetivo, la educación se llevó a cabo en un gimnasio (donde el entrenamiento físico estaba en el buff). Con el tiempo, la educación llegó a abarcar partes más académicas, pero continuó la instrucción sobre cómo ser un miembro valioso de la polis. A menudo, esto incluía hacer que un hombre mayor tomara a uno más joven (pospúber, pero aún sin barba) bajo su protección, con todo lo que eso implicaba.

Para los antiguos romanos, que afirmaban haber adoptado otros comportamientos "pasivos" de los antiguos griegos, los jóvenes libres eran intocables. Dado que los adolescentes todavía eran atractivos, los varones romanos se complacían con jóvenes esclavizados. Se cree que en los baños (en muchos sentidos, sucesores de la gimnasia griega), los libertos llevaban un talismán alrededor del cuello para dejar en claro que sus cuerpos desnudos eran intocables.


Antiguos baños romanos o modernos balnearios de ocio: ¿iguales o diferentes?

Reconstrucción de los baños de Diocleciano, cortesía de maquetteshistoriques.net

Los italianos se toman su tiempo libre y su salud muy en serio. & # xa0 El deporte es una parte tan importante de la cultura y las tradiciones italianas hoy como lo fue para sus antepasados, y una parte enormemente importante de la vida cotidiana antigua eran los baños romanos.

La palabra 'spa' en sí es un acrónimo en latín: "Sano PAGer Aquam "o" salud a través del agua ". & # xa0

Aunque los baños públicos existían en los primeros palacios egipcios y el baño ocupaba un lugar importante en la vida de los griegos, fueron los romanos quienes desarrollaron el concepto de casas de baños hasta un grado tan sofisticado. Los baños romanos se encontraban entre los edificios romanos antiguos más caros y hacían que el tipo de esplendor generalmente asociado con las residencias reales fuera accesible para todos.

La moderna casa de baños de
Montecatini Terme

Las casas de baños cumplían tantas funciones como los balnearios en la actualidad: eran y son centros sociales, recreativos, culturales y de salud en uno. Disfrutado por todos, incluso Cicerón tuvo que admitir que "el gong que anunciaba la apertura de los baños públicos cada día era un sonido más dulce que las voces de los filósofos en su escuela".

Entonces, ¿la atención médica italiana comenzó aquí?

Construido donde los romanos hicieron conquistas, los arqueólogos han descubierto balnearios romanos de proporciones monumentales en toda Europa y el norte de África, el más reciente encontrado en 2008 en el sur de Siberia.

En la actualidad, existen ciento once complejos balnearios termales importantes en Italia (fuente: Oficina de Turismo del Gobierno de Italia) repartidos por toda Italia desde el Véneto y Lombardía en el norte hasta la Toscana y Lazio y Sicilia en el sur.

Muchos están construidos en el sitio de antiguos baños romanos, entre ellos Montecatini, Saturnia, Chianciano y el balneario natural de Ischia con sus veintinueve manantiales cálidos y más de cien balnearios.

Para muchos médicos contemporáneos, las curas térmicas siguen siendo una medicina alternativa. Hoy en día, los spas de bienestar ofrecen servicios completos para el bienestar psicofísico exactamente de la misma manera que lo hacían los antiguos baños romanos. & # Xa0

Los negocios se pueden combinar con la relajación, ayudando al cuerpo y la mente a sobrellevar el estrés del mundo moderno, y muchos creen que los minerales en las aguas curan dolencias físicas.

Su popularidad es irrefutable, la sensación de bienestar que aportan indiscutible.

Y por eso, tenemos que agradecer a los antiguos baños romanos.


¿Cómo era un baño romano?

Un baño romano típico tenía diferentes habitaciones, cada una con su función específica y acceso al mismo suministro de agua dulce. Estas habitaciones se llamaron:

Palaestra: Aquí es donde la gente puede ir y hacer ejercicios como levantamiento de pesas antes de bañarse.

Apodyterium: Este es el lugar donde las personas que visitaron los baños podían cambiarse de ropa antes de usar las instalaciones principales de la casa de baños.

Caldarium: Esta habitación solía ser la más calurosa (imagina el antiguo equivalente de una sala de vapor y un jacuzzi, todo en uno).

Tepidarium: Esta habitación solía ser cálida y contaba con una piscina llena de agua tibia. El tepidarium es donde los visitantes irían a frotar aceite (con la ayuda de sus esclavos si tenían alguno) y rasparlo con un strigil.

Frigidarium: Esta era la habitación con las temperaturas más frescas. El frigidarium generalmente contaba con una piscina llena de agua fría y fresca donde los bañistas podían sumergirse y refrescarse para limpiarse.

Es posible que también haya encontrado otras instalaciones dependiendo de cómo y dónde se construyeron los baños, como baños, bibliotecas, jardines e incluso salas de masajes para tratamientos.


Historia de los balnearios: baños romanos antes y ahora

Una de las cosas maravillosas de tener un largo tapiz de historia como el de Gran Bretaña es que gran parte de ella se puede presenciar hoy como entonces. Cuando se consideran lugares como Stonehenge, el castillo de Colchester (la ciudad más antigua registrada de Gran Bretaña), los sitios vikingos en York y, por supuesto, la evolución de Londres, es fácil entender por qué la historia de Gran Bretaña es tan rica y por qué unos 32 millones de personas visitaron estas costas en 2013.

Con tanta historia que todavía es visible en la Gran Bretaña moderna, puede ser difícil saber por dónde empezar, dónde visitar y qué hacer. Pero hay, posiblemente, un período de la historia británica que contribuyó a un impacto tan significativo en la sociedad que todavía es muy evidente en la actualidad.

Gran Bretaña estuvo, entre el 43 y el 409, bajo el dominio romano, y fue este período de ocupación el que cambió la faz de Gran Bretaña para siempre. Aunque la Gran Bretaña de la Edad de Hierro había establecido tentativos vínculos culturales y económicos con la Europa continental, sería bajo el dominio romano cuando Gran Bretaña experimentaría grandes avances en agricultura, urbanización, industria y arquitectura.

Aunque Roma finalmente no logró conquistar todas las islas británicas con la construcción del Muro de Adriano, un testimonio de los problemas que les presentaron los nativos escoceses, no puede haber duda de que una cultura "romano-británica" muy real surgió bajo un gobierno provincial. El desgaste había obligado a Roma a dividir Gran Bretaña en dos provincias, y 200 años después dividió aún más las dos provincias en diócesis imperial. En aprox. 410 En general, se acepta que el dominio romano terminó en Gran Bretaña, pero la ocupación romana dejó marcas indelebles con su conclusión.

Para cualquiera que desee profundizar en la historia romana de Gran Bretaña, hay una serie de excelentes lugares y museos para visitar. Anfiteatros, murallas, castillos y carreteras son todavía muy evidentes hoy en día, un reflejo de que los romanos trajeron consigo e introdujeron sus propias ideas y planes en la sociedad. Uno de esos sitios que representa la cultura y la sociedad romanas y británicas bajo el dominio romano son los baños romanos de Bath.

La historia de estos baños no es tan simple como cabría esperar. El primer santuario fue construido en el sitio por los celtas y estaba dedicado a la diosa Sulis, una deidad "que da vida". Los romanos luego asociarían a Sulis con la diosa Minerva, la diosa de la sabiduría, entre otras cosas. Los romanos luego llegaron a referirse a Bath como Aquae Sulis (el agua de Sulis). Se cree que el templo se construyó entre el 60 y el 70 d.C. y el complejo de baños se construyó y amplió durante los siguientes 300 años.
Spa y experiencias de obsequios gratificantes

Durante el dominio romano, se agregaron una serie de cambios al complejo. Se clavaron picas de roble en el suelo para proporcionar cimientos estables, y se encerró dentro de un edificio abovedado de madera para moderar mejor la temperatura de los baños fríos y calientes. Además, los Baños están adornados con estatuas de piedra de los Tritones, que se consideraban sirvientes del dios del agua Neptuno y eran mitad hombre, mitad pez. Hay una serie de otras tallas y adornos alrededor del sitio que representan a otros dioses y criaturas.

Si bien se han realizado modificaciones en la estructura desde que terminó el dominio romano, hay un museo abierto en el sitio que muestra la influencia romana. El museo muestra una serie de objetos arrojados al Manantial Sagrado, que se cree que son ofrendas a los dioses e incluyen unas 12.000 monedas. Una cabeza de bronce de la diosa Sulis Minerva también se exhibe en el museo, habiendo sido encontrada en el sitio en 1727.

Los baños en sí no están abiertos para nadar, por lo que, lamentablemente, nunca podrá "hacer lo que hacen los romanos" y bañarse allí como lo habrían hecho los británicos. Es una lástima enorme, aunque el agua, con la ayuda de la tecnología moderna, ya no es lo suficientemente segura para hacerlo. Sin embargo, al visitar los spas de Bath, retrocede en el tiempo. Realmente no es difícil imaginarse vistiendo una toga, viendo el vapor subir, mientras los romanos británicos discuten los eventos del día y se relajan, tal como lo hacen muchos en todo el país en los balnearios de hoy.


Ver el vídeo: The Roman Baths - Amazing Inventions Explained (Mayo 2022).