Noticias

HMS Dublín

HMS Dublín


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

HMS Dublín

HMS Dublín era un crucero ligero clase Chatham que participó en la búsqueda del Goeben y el Breslau en 1914, las primeras etapas de la campaña de Gallipoli y la batalla de Jutlandia. Entró en servicio en 1913 y se incorporó al 1er Escuadrón de Batalla. En 1913 fue enviada al Mediterráneo, y al comienzo de la Primera Guerra Mundial formó parte del 2º Escuadrón de Cruceros Ligeros de la Flota del Mediterráneo.

En esa capacidad participó en la caza de los cruceros alemanes Goeben y Breslau en los confusos días de principios de agosto. El 4 de agosto, antes de que Gran Bretaña y Alemania estuvieran en guerra, el escuadrón de cruceros de batalla británico en el Mediterráneo encontró los barcos alemanes, pero solo los Dublín y el Gloucester) fueron capaces de seguirles el ritmo. Los barcos fueron capitaneados por hermanos: el Capitán John D Kelly en el Dublín y el Capitán (Sir) William Archibald Howard Kelly en el Gloucester. El 7 de agosto, los dos cruceros estuvieron a punto de atrapar a los dos barcos alemanes, pero no lograron establecer contacto. Esto fue probablemente lo mejor: al comienzo de la guerra, los británicos asumieron que una fuerza inferior podría infligir un daño significativo a los barcos más poderosos antes de ser derrotados. Las batallas de Coronel y de las Malvinas pronto refutaron esta idea: en 1914 una ventaja aparentemente menor podría producir una batalla muy unilateral.

A mediados de agosto, la principal fuerza de cruceros británicos fue enviada a los Dardanelos al mando del almirante Troubridge. los Dublínpermaneció más al oeste, bajo el mando del almirante francés de Lapeyrère, y con base en Malta. Su deber inicial era proteger la ruta marítima entre el Canal de Suez y Malta, pero esa ruta aún no estaba siendo atacada. Dublínfue separado de este deber a fines de agosto para proteger a los ciudadanos rusos atrapados en Jaffa en la costa de Siria, antes de reunirse con Troubridge.

A finales de septiembre el Dublín era parte del escuadrón al mando del almirante Carden que vigilaba los Dardanelos. Si bien la mayoría de los barcos británicos pronto fueron reemplazados por barcos franceses, el Dublín (junto con el crucero de batalla Infatigable y tres submarinos) permanecieron frente a los Dardanelos a fines de 1914.

Dublín participó en los bombardeos de los fuertes de los Dardanelos. Durante el bombardeo del 25 de febrero de 1915, actuó como vigilante del acorazado HMS. Reina Elizabeth, tomando una posición cerca de la costa, donde fue objeto de fuertes disparos de los cañones turcos. Al día siguiente ayudó a proteger los primeros desembarcos en los Dardanelos, una incursión de demolición en los fuertes. Permaneció frente a los Dardenalles el tiempo suficiente para participar en los desembarcos iniciales en Gallipoli.

En mayo de 1915 el Dublín fue enviado a Brindisi, en el este de Italia, como parte del acuerdo que llevó a Italia a la guerra. Mientras operaba desde Brindisi fue dañada por un submarino austríaco (9 de junio de 1915).

En 1916 Dublín fue enviado a la Gran Flota, como parte del 2do Escuadrón de Cruceros Ligeros. Estuvo presente en la batalla de Jutlandia, donde fue alcanzada por dieciocho proyectiles más pequeños durante la acción nocturna. Tres hombres murieron y veinticuatro resultaron heridos. Entre los muertos estaba el navegante. Todos sus mapas fueron destruidos y durante algún tiempo el barco se perdió.

los Dublín fue reparado el 17 de junio, a tiempo para participar en la próxima salida de la flota, los días 18 y 19 de agosto. Esta vez no siguió ninguna batalla, pero los británicos sufrieron varias pérdidas a causa de los submarinos, entre ellos el HMS. Nottingham, perdido después de la Dublín manchado pero no pudo identificar U 52.

Después de la guerra el Dublín sirvió con el 6º Escuadrón de Cruceros Ligeros en la Estación Africana (1920-1924), con un breve descanso en abril de 1920 cuando fue enviada al 3º Escuadrón de Cruceros Ligeros en el Mediterráneo. Fue liquidada en 1924 y vendida en 1926.

Desplazamiento (cargado)

6.000 toneladas

Velocidad máxima

25,5 nudos

Distancia

4.500 millas náuticas a 16kts

Armadura - cubierta

1.5 pulg. - 3/8 pulg.

- cinturón

2 pulgadas en un plato de 1 pulgada

- torre de mando

4 pulgadas

Largo

458 pies

Armamento

Ocho cañones de 6 pulgadas
Cuatro pistolas de 3pdr
Dos tubos de torpedos sumergidos de 21 pulgadas (haz)

Complemento de tripulación

475

Lanzado

9 de noviembre de 1911

Terminado

Marzo de 1913

Vendido para romper

1926

Capitanes

Capitán John Kelly (1914, 1915, 1916)
Capitán Scott (1916)

Libros sobre la Primera Guerra Mundial | Índice de materias: Primera Guerra Mundial


TSS Helga II

Cuando crecía en la década de 1980, mi padre me llevaba al Museo Nacional de Irlanda cada Semana Santa para ver la Exposición de 1916, y luego paseábamos por Dublín para ver las distintas áreas donde se desarrollaban los enfrentamientos. En particular, recuerdo que me contaron sobre el bombardeo de Dublín por parte de Helga de la Royal Navy. Imaginé un gran acorazado navegando por el Liffey con todas sus armas encendidas en Liberty Hall y el GPO.
De hecho, el Helga II no era un barco de la Royal Navy, fue construido originalmente para el Departamento de Agricultura en 1908 en Dublin Dockyard y fue presionado al servicio de guerra como un yate armado durante la Primera Guerra Mundial, sirviendo como patrulla antisubmarina. y buque de escolta. Como gran parte de la respuesta del gobierno británico al levantamiento de 1916, el Helga se puso en servicio rápidamente para compensar la falta de artillería del ejército británico. Posteriormente, Helga II ganó una reputación inmerecida por desempeñar un papel esencial en el Alzamiento. (La mayor parte del daño en el centro de la ciudad de Dublín fue causado por un incendio, particularmente en locales como el almacén del Irish Times y Druggists and Oil Works de Hoyte, más que por bombardeos).
Antes de la Primera Guerra Mundial, el Departamento de Agricultura e Instrucción Técnica utilizó el Helga para patrullas pesqueras e investigaciones científicas, incluida la prospección de la isla Clare de 1909 a 1911. Como puede verse en el dibujo (a continuación), el Helga contenía un laboratorio y fue diseñado como un barco de investigación marina. En 1915 fue adquirido por el Almirantazgo británico y pasó a ser conocido como HMS Helga, clasificado como "yate de patrulla auxiliar armado". El barco estaba armado en la parte delantera con un cañón de defensa costera QF de doce libras, tripulado por dos marineros, con un alcance de 11.000 metros y una velocidad de disparo de quince disparos por minuto. En la parte trasera había un cañón naval más pequeño de tres libras, conocido como "pompón".

El Helga fue diseñado originalmente como un barco de investigación marina e incluía un laboratorio, como se indica en el dibujo de este barco. (Museo Nacional de Irlanda)

El 25 de abril de 1916, el Helga zarpó de Dún Laoghaire para bombardear el molino de Boland, y al día siguiente disparó sobre el puente ferroviario de la línea circular en Liberty Hall. En total, Helga disparó solo 40 rondas durante el Levantamiento, y es difícil evaluar la efectividad del fuego de sus armas. De hecho, dos tripulantes del barco se negaron a disparar los cañones durante el enfrentamiento.
Después de 1923, el Helga pasó a llamarse Muirchu (Seahound) y asumió el control por el nuevo Departamento de Agricultura y Pesca de Irlanda, seguido por el Servicio Marino y de Observación de Costas en 1939. Después de retirarse, se hundió en Tuskar el 8 de mayo de 1947 mientras se dirigía a Dublín será disuelta por Hammond Lane Foundry Company. En 1951, el Departamento de Agricultura presentó al Museo Nacional una variedad de elementos asociados con la Helga, incluida la placa con el nombre, los banderines, el modelo y la insignia. Más recientemente, el Servicio Naval de Irlanda ha prestado la campana de bronce del Muirchu, que se exhibe en la exposición Soldiers & amp Chiefs, Museo Nacional de Irlanda, Collins Barracks. HOLA

Lar Joye es curador de historia militar en el Museo Nacional de Irlanda (Artes Decorativas e Historia).

J. de Courcy Irlanda, El mar y la resurrección de Pascua (Dublín, 1966).


Historia del Puerto

El estudio de Bligh & # 8217 sobre las corrientes en la bahía de Dublín proporcionó la base para la construcción del Muro Norte. Esta empresa llevó al crecimiento de Bull Island a su tamaño actual.

Otro personaje famoso que participó en el desarrollo del puerto fue el famoso ingeniero portuario Bindon Blood Stoney. Él diseñó la Diving Bell ahora ubicada en Sir John Rogerson & # 8217s Quay, que se utilizó en la construcción de la Extensión del Muro Norte.

En vista de la rica historia que acompaña al Puerto, vale la pena e interesante repasar esta historia que sitúa al actual centro portuario en contexto con más de 1.000 años pasados.

En general, se acepta que Dublín era poco más que un asentamiento monástico hasta la invasión nórdica en los siglos VIII y IX, cuando seleccionaron el estuario de Liffey como su punto de entrada al país, ya que proporcionaba un acceso relativamente fácil a las llanuras centrales de Irlanda. Siguió el comercio con Inglaterra y Europa, lo que requirió instalaciones portuarias, por lo que el desarrollo del puerto de Dublín está indisolublemente ligado al desarrollo de la ciudad de Dublín.

El puerto original de Dublín estaba situado río arriba, a unas pocas millas de su ubicación actual, cerca de las modernas oficinas cívicas en Wood Quay y cerca de la catedral de Christchurch. El puerto permaneció cerca de esa área hasta que se inauguró la nueva Aduana en la década de 1790. En la época medieval, Dublín enviaba pieles de ganado a Gran Bretaña y al continente, y los barcos que regresaban transportaban vino, cerámica y otros bienes.

(En la foto de arriba a la izquierda: una perspectiva de The Old Custom House y Essex Bridge, 1753 y a la derecha: The New Custom House 1867)

Pero la bahía de Dublín presentaba grandes peligros para el transporte marítimo. En 1674 fue descrito como en estado natural, salvaje, abierto y expuesto a todos los vientos. Los barcos con frecuencia tenían que buscar refugio en Clontarf, al norte de la ciudad, o en Ringsend. En determinadas condiciones de viento, los barcos no podían llegar a la ciudad durante varias semanas seguidas. Los naufragios eran comunes. Así que en 1716 se comenzó a trabajar en un banco para proteger el lado sur del canal en la desembocadura del puerto, desde Ringsend hasta Poolbeg. Un comité establecido por Dublin Corporation, conocido como Comité de la Oficina de Lastre, llevó a cabo este trabajo.

El banco sur proporcionó solo una protección limitada para el envío y en 1753, después de un invierno particularmente tormentoso, el banco fue reemplazado por un muro: el South Bull Wall. Toro es otra palabra para hebra, y las hebras a ambos lados de la desembocadura del Liffey se conocían como North y South Bulls. El faro de Poolbeg al final del muro de toros se encendió por primera vez el 29 de septiembre de 1767. Reemplazó una luz flotante que se había colocado al final del muro para advertir a los barcos.

Para ahorrar tiempo de viaje, los pasajeros y los paquetes de correo aterrizaron al final del muro, o el Pigeon House, y fueron llevados a la ciudad en botes.

(En la foto de arriba a la izquierda: Pigeon House c1800 y a la derecha: Poolbeg Lighthouse)

Muchos comerciantes de Dublín estaban descontentos con el funcionamiento del puerto, y en 1786 el control del puerto fue transferido de la Corporación de Dublín a una nueva autoridad: la Junta de Lastre, que estaba controlada por comerciantes y propietarios. La Junta de lastre también recibió el control sobre el puerto de Dun Leary, el moderno Dun Laoighaire, y Dalkey Sound. En 1867, el Ballast Board fue reemplazado por el Dublin Port and Docks Board. Desde 1997, el funcionamiento diario del puerto de Dublín está gestionado por Dublin Port Company.

La ciudad de Dublín prosperó durante el siglo XVIII y el comercio se expandió. Los comerciantes enviaban cargamentos de lino y productos agrícolas a Gran Bretaña y más allá. Los barcos que regresaban transportaban carbón y los artículos de lujo que estaban en demanda en las grandes casas georgianas.

En 1800, la mayor parte del comercio de Dublín se dirigía a los puertos británicos. El canal de navegación en la bahía de Dublín era demasiado poco profundo para embarcaciones más grandes, y muchos barcos se vieron obligados a descargar su cargamento en Ringsend en mecheros que podían viajar río arriba.

En 1800, un importante estudio del puerto de Dublín realizado por el capitán William Bligh, a quien se recuerda por su papel en el motín en el HMS Bounty, recomendó que se construyera el North Bull Wall, paralelo al South Bull Wall para evitar la acumulación de arena en el desembocadura del puerto. Pronosticó correctamente que esto crearía una acción de fregado natural que profundizaría el cauce del río. Cuando se completó el North Bull Wall en 1825, la arena se acumuló gradualmente a lo largo de su costado hasta que surgió la moderna Bull Island.

(En la foto de arriba a la izquierda: Capitán Bligh y derecha de Modern Day Bull Island)

Hasta 1800, la mayor parte del comercio se realizaba en el lado sur del río Liffey, pero con la apertura de la nueva Aduana en 1791, el desarrollo del puerto se trasladó a la orilla norte del río.

El Custom House Dock original abrió en 1796. En 1821 fue complementado por George’s Dock, que incluía grandes almacenes y bóvedas de almacenamiento. Estos formaban parte del área del muelle de aduanas. En 1836 comenzaron los trabajos de construcción de los atracaderos de aguas profundas en el Muro Norte y esto se amplió en la década de 1870. Otros atracaderos de aguas profundas, en el AlexandraBasin se abrió poco antes de la Primera Guerra Mundial y Ocean Pier, al sureste de AlexandraBasin se completó después de la Segunda Guerra Mundial. La década de 1950 trajo consigo los primeros servicios de roll-on, roll-off, y el tráfico de contenedores ha dominado cada vez más el negocio portuario desde la década de 1960. Los cargamentos han cambiado a medida que la economía irlandesa ha cambiado: el ganado vivo ha dado paso a la carne refrigerada, el aceite es ahora más importante que el carbón, y los contenedores transportan los productos de muchas de las fábricas de alta tecnología de Irlanda.

(En la imagen de arriba: Centro portuario de la Compañía Portuaria de Dublín)

En la actualidad, la oficina central de Dublin Port Company se encuentra en el corazón del puerto de Dublín en Alexandra Road. Dublin Port Company es una sociedad anónima privada autofinanciada de propiedad absoluta del Estado, cuyo negocio consiste en gestionar el puerto de Dublín, el principal puerto de Irlanda. Establecida como entidad corporativa en 1997, Dublin Port Company es responsable de la administración, control, operación y desarrollo del puerto. Dublin Port Company ofrece instalaciones, servicios, alojamiento y terrenos de clase mundial en el puerto para barcos, mercancías y pasajeros.

Puede obtener más información sobre la historia del puerto de Dublín en nuestro sitio web dedicado al Archivo aquí: https://dublinportarchive.com/

(Información de Dublin Port Company y Dublin Docklands Development Authority.)

Los primeros muros de piedra del muelle se erigieron en Wood Quay y Merchant Quay en más o menos la misma línea que los muros del muelle actual.

Formación de Dublin Corporation (comité de lastre) como entidad independiente para gestionar el puerto.

La primera oficina a medida que construyó el puerto fue la famosa Oficina de Lastre los días 19-21
Calle Westmoreland.

Scott Tallon Walker fueron nombrados arquitectos para las nuevas oficinas de la Junta Directiva del puerto y los muelles de Dublín.

El edificio Port Center se completó el 1 de septiembre de 1981.

Comenzó un nuevo capítulo de integración de la Ciudad Portuaria, abriendo los terrenos del Centro Portuario a la comunidad, reconstruyendo la conexión entre el Puerto y la Ciudad.


UNA HISTORIA DE DUBLIN

Dublín fue fundada por los vikingos. Fundaron una nueva ciudad en la orilla sur del Liffey en 841. Se llamaba Dubh Linn, que significa estanque negro. La nueva ciudad de Dublín fue fortificada con una zanja y una muralla de tierra con una empalizada de madera en la parte superior. A finales del siglo XI se construyeron muros de piedra alrededor de Dublín. Los daneses también erigieron una colina artificial donde los hombres de Dublín se reunían para hacer leyes y discutir políticas.

En el Dublín vikingo las condiciones de vida eran primitivas. Las casas eran chozas de madera con techos de paja. Ninguno tenía chimeneas ni ventanas de cristal. En Dublín, había artesanos como herreros y carpinteros, joyeros y trabajadores del cuero. Otros artesanos hacían cosas como peines de hueso o astas de ciervo. También existía una industria de tejidos de lana. En Dublín, también hubo una trata de esclavos.

Los daneses se convirtieron lentamente al cristianismo y el primer obispo de Dublín fue nombrado en 1028. En su época se construyó la primera catedral de Christchurch. En las guerras entre irlandeses y vikingos, la pequeña ciudad de Dublín fue saqueada varias veces. Sin embargo, cada vez se recuperó. Dublín pronto se convirtió en la ciudad más grande e importante de Irlanda. Puede haber tenido una población de 4.000 habitantes en el siglo XI. Eso nos parece muy pequeño, pero era una ciudad grande para los estándares de la época en que los asentamientos eran muy pequeños.

A finales del siglo XI había un suburbio de Dublín al norte del Liffey. En aquellos días, la gente de Dublín comerciaba con las ciudades inglesas de Chester y Bristol.

DUBLÍN EN LA EDAD MEDIA

En 1166, MacMurrough, rey de Leinster se vio obligado a abandonar su reino y huir al extranjero. En 1169 solicitó la ayuda de un normando, el conde de Pembroke, conocido como Strongbow, e invadieron Irlanda. Cuando el ejército normando se acercó a Dublín, el arzobispo fue enviado a negociar. Pero mientras los líderes hablaban, algunos soldados normandos tomaron el asunto en sus propias manos y atravesaron las defensas hacia la ciudad. Se dispusieron a matar a la gente del pueblo. El rey vikingo y sus seguidores huyeron por mar.

En 1171 Mac Murrough murió y Strongbow se declaró rey de Leinster. El rey vikingo regresó a Irlanda con un ejército e intentó recuperar Dublín. El ejército normando salió a recibirlos. Los vikingos fueron aplastados y su rey fue capturado y ejecutado. Los nativos irlandeses bajo el mando de su gran rey O'Connor sitiaron Dublín, pero los normandos salieron y los derrotaron.

El rey inglés temía que Strongbow se volviera demasiado poderoso y pudiera llamarse rey de Irlanda. Para evitar que eso sucediera, el rey inglés se trasladó personalmente a Irlanda. La mayoría de los gobernantes irlandeses se sometieron a él y se convirtió en el señor de Irlanda. El rey inglés entregó Dublín a los comerciantes de Bristol. Se convirtió en su colonia.

Posteriormente, mucha gente de Bristol y el suroeste de Inglaterra se fue a vivir a Dublín. Durante siglos, Dublín fue gobernada por ingleses o descendientes de ingleses. Los habitantes vikingos temían a los nuevos gobernantes ingleses y se trasladaron al lado norte del Liffey. Este nuevo suburbio se conoció como Ostmantown (Ostman es una antigua palabra para vikingo). Con el tiempo, esto se corrompió en Oxmantown.

En 1152, el obispo de Dublín fue nombrado arzobispo. Entre 1172 y 1191 se reconstruyó la Catedral de Christchurch. En 1213 la iglesia parroquial de San Patricio también se convirtió en catedral.

En 1190, Dublín fue devastada por un incendio (siempre un peligro cuando la mayoría de los edificios estaban hechos de madera). Sin embargo, Dublín pronto fue reconstruida. Los normandos construyeron una fortaleza de madera en Dublín. A principios del siglo XIII fue reconstruido en piedra. El rey inglés también reconstruyó las murallas de Dublín y las reforzó. Además, en 1229 Dublín ganó su primer alcalde. Dublín creció rápidamente y puede haber tenido una población de 8.000 en el siglo XIII.

Se importó vino de Francia a Dublín. También se importaba hierro y cerámica. Las exportaciones incluyeron cueros, cereales y legumbres. Hubo mercados semanales en Dublín y después de 1204 una feria. En la Edad Media las ferias eran como un mercado pero se realizaban solo una vez al año durante unos días y la gente venía de todo el país para comprar y vender allí.

En 1224 se construyó un conducto para llevar agua dulce a Dublín. En el siglo XIV se pavimentaron las calles principales. Pero como todas las ciudades medievales, Dublín era muy insalubre.Se suponía que cada cabeza de familia debía limpiar la calle frente a su casa, ¡aunque es dudoso que muchos lo hicieran! De vez en cuando se multaba a la gente por dejar molestias como montones de estiércol fuera de sus casas. En 1305 el pueblo nombró a 3 vigilantes para que patrullaran las calles de noche, aunque es dudoso que fueran muy efectivos.

En 1317, Dublín fue sitiada por un ejército escocés. Tras su victoria en Bannockburn en 1314, los escoceses invadieron Irlanda. Se hicieron esfuerzos desesperados para reparar las murallas alrededor de Dublín y el puente sobre el Liffey fue destruido para evitar que los escoceses lo usaran. Finalmente, las autoridades prendieron fuego a los suburbios de Dublín (en caso de que proporcionaran cobertura para un ejército que avanzaba). Desafortunadamente, el fuego se salió de control y destruyó muchos más edificios de los que se pretendía. Poco después, los escoceses abandonaron el sitio.

DUBLÍN EN EL SIGLO XVI

En 1537 se produjo una rebelión en Dublín. El Lord Diputado de Irlanda (el diputado del rey inglés) fue convocado a Londres. Nombró a su hijo vice-diputado para gobernar en su ausencia. Este joven era Lord Fitzgerald. Se enteró de que su padre había sido ejecutado y, airado, decidió rebelarse. Entró a la cámara del consejo durante una reunión y renunció a su lealtad al rey inglés. Luego dejó Dublín para buscar apoyo.

Cuando regresó, los dublineses se sometieron y lo dejaron entrar en la ciudad, pero los soldados leales al rey se retiraron al castillo y dejaron fuera a los rebeldes. Los rebeldes luego asesinaron al arzobispo, lo que fue un error fatal ya que perdió el apoyo público. Fitzgerald envió a un pequeño número de hombres a sitiar el castillo y luego abandonó Dublín para luchar en otro lugar. Sin embargo, los dublineses se volvieron contra él y expulsaron de la ciudad a los hombres que asediaban el castillo. Más tarde, Fitzgerald y sus hombres regresaron a Dublín, pero esta vez fueron excluidos. Intentaron quemar una puerta, pero los dublineses salieron y ahuyentaron a los atacantes. Llegaron refuerzos de Inglaterra y la rebelión se derrumbó. Fitzgerald fue posteriormente ejecutado.

La Reforma ocurrió pacíficamente en Dublín. Cuando Enrique VIII se declaró cabeza de la iglesia, los dublineses realmente celebraron. Enrique cerró los monasterios y conventos, lo que provocó cierto resentimiento, pero no una rebelión real. Enrique también abolió el culto a las reliquias, pero por lo demás hizo pocos cambios en la religión. Su hijo Edward y su hija Elizabeth introdujeron reformas más radicales, pero en Dublín y el resto de Irlanda, en su mayoría fueron ignoradas. La mayoría de la gente continuó practicando la religión católica antigua.

En el siglo XVI, Dublín prosperó. Para las clases media y alta, hubo un aumento impresionante en el nivel de vida. Un escritor dijo que vivían en casas "tan superiores a las de sus antepasados ​​que habían pensado más bien ser otro y nuevo pueblo que descendientes de los antiguos". En el siglo XVI, las chimeneas se volvieron mucho más comunes. También las ventanas de vidrio. Anteriormente eran un lujo que pocas personas podían permitirse.

Aunque las condiciones mejoraron para los ricos, había muchos mendigos en Dublín. Muchos de ellos llegaron desde el campo circundante. Además, Dublín todavía estaba sucio e insalubre, como todas las ciudades del siglo XVI. Y sufrió brotes de peste. Un brote en 1579 mató a miles. Otra tragedia en 1596 cuando explotó una tienda de pólvora en Winetavern Street. Murieron más de 120 personas.

En 1591, la reina Isabel otorgó una carta para una nueva universidad, Trinity College. Los primeros estudiantes fueron admitidos en 1594.

DUBLÍN EN EL SIGLO XVII

En 1604 Dublín fue nuevamente visitada por la plaga. Sin embargo, Dublín siguió creciendo y pudo haber tenido una población de alrededor de 20.000 en 1640. En 1616 Dublín obtuvo su primer alumbrado público cuando se decretó que se debería colgar una vela o una linterna fuera de cada quinta casa en las noches oscuras. En 1621 se construyó una Aduana. En 1637, Dublín ganó su primer teatro en Werburgh Street.

Después de la guerra civil inglesa de 1642-1646, los católicos fueron expulsados ​​de Dublín en gran número porque se sospechaba de su lealtad.

La plaga estalló nuevamente en 1650. Una gran parte de la población murió, posiblemente hasta la mitad. En ese momento se dijo que Dublín estaba "extremadamente despoblado". En 1659 la población era de menos de 9.000 habitantes. Sin embargo, Dublín se recuperó y prosperó a finales del siglo XVII.

En 1662, Phoenix Park se diseñó como un parque de ciervos. A mediados del siglo XVIII, se convirtió en un lugar popular para caminar. Mientras tanto, durante siglos, Dublín solo tuvo un puente. El segundo se construyó en 1670. El primer periódico de Dublín se publicó en 1685.

Dublín siguió creciendo y se construyeron muchas casas nuevas. En 1670, una ley prohibió que las casas nuevas tuvieran techos de paja debido al peligro de incendio. Las casas nuevas eran generalmente de ladrillo con techos de tejas. Mientras tanto, en 1665 el alcalde de Dublín se convirtió en alcalde y la Escuela Blue Coat abrió en 1669. Fue reconstruida en 1773. El Tholsel, el ayuntamiento, fue reconstruido en 1682 y un Hospital Real para viejos soldados se construyó en 1685. Ahora es el Museo Irlandés de Arte Moderno.

A finales del siglo XVII creció el comercio de lana y lino con Inglaterra. La industria fue impulsada por los protestantes franceses que llegaron a Dublín después de huir de la persecución religiosa.

DUBLÍN EN EL SIGLO XVIII

Hacia 1700, Dublín tenía unos 60.000 habitantes y siguió creciendo rápidamente. Las condiciones continuaron mejorando en el siglo XVIII, al menos para las clases media y alta. Dublín se convirtió en una ciudad más refinada y gentil (para los ricos), pero todavía había mucha pobreza.

La biblioteca de Marsh se construyó en 1701 y en 1703 el Parlamento irlandés aprobó una ley para construir un asilo donde los desamparados (de los cuales había muchos) pudieran ser alojados y alimentados. Luego, en 1711, Dublín obtuvo su primer cuerpo de bomberos y la iglesia de St Anns se construyó en 1720. Dublín creció rápidamente en el siglo XVIII. Calles como Aungier Street, Cuffe Street y Dawson Street se construyeron a principios de siglo. Merrion Square se construyó en 1762.

Se fundaron varios hospitales a principios del siglo XVIII. En 1729 se abrió un hospital de expósitos para niños no deseados (de los cuales había muchos) en James Street. El Hospital Jervis abrió sus puertas en 1721 El Hospital Mercers fue fundado en 1734 por Mary Mercer. En 1745 se construyó el Hospital St Patricks para enfermos mentales y en 1752 el Rotunda Maternity Hospital. En 1794 se fundó un dispensario que ofrecía medicinas gratuitas a quienes eran demasiado pobres para comprarlas.

College Park se estableció en 1722. A mediados del siglo XVIII, Phoenix Park se convirtió en un lugar de moda para que los ricos caminaran. Los jardines de Ranelagh se abrieron en 1776. Los jardines botánicos se hicieron en 1795. A finales del siglo XVIII, St Stephens Green se convirtió en un parque.

La Casa del Parlamento, un nuevo lugar de reunión para el Parlamento irlandés fue construida en 1735. La Casa Leinster, que es la actual sede del Parlamento irlandés, fue construida en 1745 para el Duque de Leinster. Se construyó una nueva Aduana en 1791. El Royal Exchange se construyó en 1779 y más tarde (1852) se convirtió en el Ayuntamiento.

En 1757, el Parlamento irlandés aprobó una ley que creó un cuerpo de hombres con poderes para ensanchar las calles. En 1773 se formó un cuerpo de hombres con poder para pavimentar, limpiar e iluminar las calles de Dublín. Sus poderes fueron transferidos al ayuntamiento en 1851.

A mediados del siglo XVIII, las diligencias comenzaron a correr desde Dublín a otras ciudades como Kilkenny, Cork y Belfast. Había una considerable industria de fabricación de autocares en la ciudad. También había muchas sillas de manos para hacer el pozo y el Gran Canal se abrió en 1779. El Puente O'Connell se construyó en 1790.

En 1786, Dublín obtuvo su primera fuerza policial y la prisión de Kilmainham se construyó en 1796. Mientras tanto, la Guinness se elaboró ​​por primera vez en Dublín en 1759.

DUBLÍN EN EL SIGLO XIX

En 1800, la población de Dublín había aumentado a alrededor de 180.000. En 1803 y 1804 se abrieron hospitales de fiebre en Dublín. La fiebre más común fue el tifus, a veces llamado fiebre meta, porque era muy común en las cárceles. Los piojos transmiten el tifus. La gente pobre con frecuencia tenía ropa pésima. Todavía había una gran cantidad de pobreza espantosa en la ciudad con muchas familias viviendo en una habitación. En todas las ciudades europeas en ese momento, había una pobreza terrible, pero parece haber sido particularmente mala en Dublín.

A principios del siglo XIX se construyeron varios puentes nuevos a través del Liffey. El puente O'Donovan Rossa se construyó en 1813. El puente Ha’penny Bridge (también llamado Liffey Bridge) se inauguró en 1816 y Kingsbridge se inauguró en 1828 (su nombre se cambió más tarde a Heuston Bridge). El puente de la Reina Victoria, ahora Puente Rory O'More, fue construido en 1859. El Canal Real se inauguró en 1817. Mientras tanto, una columna con una estatua de Nelson en la parte superior se erigió en 1808. Fue destruida en la década de 1960. En 1825 se construyó la catedral protestante de St Marys. Sin embargo, en 1855 se interrumpió la feria de Dublín, que se celebraba en Dublín cada año desde el siglo XIII.

Gradualmente, durante el siglo XIX, las condiciones en Dublín mejoraron. En 1824 se construyó una fábrica de gas en Dublín y se utilizó gas para iluminar las calles a partir de 1825. Las primeras luces eléctricas en Dublín se encendieron en 1881, pero la luz eléctrica fue una rara novedad hasta principios del siglo XX.

A principios del siglo XIX se colocaron alcantarillas, pero solo en los distritos de clase media de Dublín (las áreas pobres no podían pagar las tarifas necesarias). Pero las alcantarillas se ampliaron en las décadas de 1850, 1860 y 1870. El ferrocarril llegó a Dublín en 1834 cuando se construyó una línea a Kingsbridge. Los autobuses tirados por caballos empezaron a circular en Dublín en 1840. Fueron seguidos por tranvías tirados por caballos en 1872.

Desde 1838 hubo asilos de trabajo en Dublín donde se alimentaba y alojaba a los indigentes. Durante la hambruna de la papa, se vieron abrumados por el número de personas que huían del hambre en el campo. Hubo que instalar comedores populares en las calles para intentar alimentarlos. Aunque la población de Irlanda se redujo drásticamente después de la hambruna, la población de Dublín aumentó debido al número de personas hambrientas que huían a la ciudad.

Las comodidades en Dublín mejoraron enormemente en el siglo XIX. En 1853 se celebró una exposición industrial en Dublín en Leinster Lawn. Zoological Gardens abrió en Phoenix Park en 1830. Portobello Gardens abrió como parque en 1839. Un Museo de Historia Natural abrió sus puertas en 1857. La Galería Nacional de Irlanda abrió sus puertas en 1864. En 1882 se erigió un monumento a O'Connell en O'Connell Street . El Teatro Gaiety se inauguró en 1871. El Museo Nacional de Irlanda se inauguró en 1890.

La Universidad Católica de Dublín fue fundada en 1845. A los católicos se les permitió asistir al Trinity College después de 1873, pero la Iglesia Católica desaprobaba que los católicos fueran allí. El cementerio católico de Glasnevin se inauguró en 1832. En 1892 se abrió un nuevo mercado de frutas y verduras y en 1897 se abrió un nuevo mercado de pescado.

DUBLÍN EN EL SIGLO XX

El 24 de abril de 1916 tuvo lugar el Levantamiento de Pascua en Dublín. Los insurgentes ocuparon la oficina de correos en O'Connell Street donde su líder Patrick Pearse anunció la República de Irlanda. Sin embargo, los británicos aplastaron la rebelión y los insurgentes se rindieron el 29 de abril. Luego, los británicos juzgaron a los insurgentes y 15 de ellos fueron ejecutados. La opinión pública en Irlanda estaba consternada y alienada por las ejecuciones.

Sin embargo, las condiciones en Dublín continuaron mejorando durante el siglo XX. Se construyó una nueva red de alcantarillado en Dublín en 1892-1906. El puente Butt se construyó en 1932. El puente Talbot Memorial se construyó en 1978 y el puente Frank Sherwin Memorial en 1982. El puente de peaje East Link se construyó en 1985. A principios de la década de 1990, se construyó una carretera de circunvalación alrededor de Dublín.

Mientras tanto, en 1904 se construyó el Abbey Theatre. Gate Theatre siguió en 1930. En 1907 se celebró la Exposición Internacional Irlandesa en Herbert Park. Fue una exhibición de bienes industriales y comerciales.

Sin embargo, a principios del siglo XX todavía existía una pobreza espantosa en Dublín, con quizás una cuarta parte de las familias viviendo en una habitación. En 1912, la demolición de los barrios marginales comenzó cuando las casas al norte del Liffey fueron demolidas y reemplazadas por casas adecuadas. La limpieza de barrios marginales a gran escala comenzó en la década de 1930 y continuó durante las décadas de 1940 y 1950.

En 1934 se formó la Old Dublin Society. En mayo de 1941, los alemanes bombardearon Dublín matando a 28 personas. El Museo Cívico de Dublín se inauguró en 1953. En 1962 se inauguró el Museo James Joyce. En 1966 se abrió un Remembrance Garden para todos los que murieron en la lucha por la independencia y en 1976 se fundó Friends of Medieval Dublin.

En las décadas de 1960 y 1970 se llevó a cabo la remodelación del centro de la ciudad, parte de la cual fue controvertida ya que implicó la demolición de hermosos edificios antiguos. A finales del siglo XX, la población del centro de la ciudad se redujo debido a la demolición de áreas de viviendas de tugurios y su reemplazo por nuevas propiedades en las afueras de la ciudad, pero en la década de 1990 se construyeron nuevos apartamentos en el centro de la ciudad.

A finales del siglo XX, las industrias tradicionales como la textil, la elaboración de cerveza y la destilación declinaron, pero el ayuntamiento construyó nuevos polígonos industriales en las afueras de la ciudad y aparecieron nuevas industrias como la electrónica, la química y la ingeniería.

En 1975 se formó el Instituto de Educación Superior de Dublín. En 1990 se convirtió en Dublin City University. La Iglesia Católica revirtió su prohibición de que los católicos asistieran al Trinity College en 1970.

En 1988, Dublín celebró su milenio. (Dublín se fundó en realidad en 841, pero en el año 988, un rey irlandés obligó a la gente del pueblo a pagarle impuestos. Ese año marca el comienzo de Dublín como ciudad irlandesa). También en 1988, se construyó la fuente Anna Livia en O'Connell Street. En 1990 se erigió una estatua de James Joyce en Earl Street North. En 1985 se inauguró un Museo Judío en Dublín.

En 1991 se inauguró el Museo de Escritores de Dublín. También en 1991, se inauguró el Museo Irlandés de Arte Moderno.

Después de 1991, Temple Bar fue renovado. Las calles fueron peatonales y ahora contiene bares, tiendas, restaurantes y galerías de arte.

Además, el lugar de nacimiento de George Bernard Shaw en Dublín se abrió al público en 1993. También en 1993 se inauguró Dublinia, un Museo de la Irlanda Medieval. En 1997 se inauguró un centro de visitantes en Custom House. Mientras tanto, el centro comercial Powerscourt abrió sus puertas en 1981 en una casa construida en 1774. El centro comercial St Stephens Green se construyó a fines de la década de 1980 y el centro comercial Jervis Street abrió sus puertas en 1996.

DUBLÍN EN EL SIGLO XXI

En el siglo XXI, Dublín siguió prosperando. En 2000 se abrió un nuevo puente peatonal, el Millennium Bridge, a través del Liffey y en 2003 se erigió The Spire. Los tranvías regresaron a Dublín en 2004. El Centro de Convenciones de Dublín se inauguró en 2010. El Bord Gais Energy Theatre abrió el mismo año, 2010.

Ha & # 8217penny Bridge


Una breve historia de Dublín, Irlanda

La primera historia documentada de Dublín comienza con las incursiones vikingas en los siglos VIII y IX. Estos llevaron al establecimiento de un asentamiento en el lado sur de la desembocadura del Liffey, llamado Dubh Linn (Black Pool) en honor al lago donde los daneses amarraron por primera vez sus barcos.

A pesar de las fortificaciones de piedra, la ciudad de Dublín fue saqueada muchas veces durante los dos siglos siguientes, pero siempre se recuperó. En el siglo XI, Dublín prosperó, principalmente debido a los estrechos vínculos comerciales con las ciudades inglesas de Chester y Bristol y pronto se convirtió en la ciudad más importante de Irlanda con una población de aproximadamente 4.000 habitantes.

Dublín en la Edad Media

1169 marcó el comienzo de 700 años de dominio normando. El rey de Leinster, Mac Murrough, solicitó la ayuda de Strongbow, el conde de Pembroke, para conquistar Dublín. Después de la muerte de Mac Murrough & rsquos, Strongbow se declaró rey de Leinster, derrotando tanto a los vikingos como al Gran Rey de Irlanda para ganar el control de la ciudad. Sin embargo, el rey de Inglaterra, temiendo que Strongbow se volviera demasiado poderoso, se declaró Señor de Irlanda y entregó Dublín a los comerciantes de Bristol.

Dublín fue devastada por un incendio en 1190 y se construyó una fortaleza de piedra en algún momento del siglo XIII. El primer alcalde fue nombrado en 1220. Después de esto, la ciudad creció rápidamente y tenía una población de 8.000 a finales del siglo XIII, prosperando como centro comercial, a pesar del ataque de los escoceses en 1317.

Desde los siglos XIV al XVIII, Dublín se incorporó a la Corona inglesa como The Pale y, durante un tiempo, se convirtió en la segunda ciudad del Imperio Británico. En 1537, se produjo una revuelta cuando el Lord Diputado de Irlanda fue ejecutado en Londres. Su hijo renunció a la soberanía inglesa y se dispuso a reunir un ejército para atacar Dublín. Sin embargo, fue derrotado y posteriormente ejecutado.

Dublín continuó prosperando en el siglo XVI y cuenta con una de las universidades más antiguas de las islas británicas, el Trinity College, que fue fundado por la reina Isabel I.La ciudad tenía una población de 20.000 habitantes en 1640 antes de que la peste de 1650 acabara con casi la mitad de la población. habitantes. Pero la ciudad volvió a prosperar poco después como resultado del comercio de lana y lino con Inglaterra, alcanzando una población de 60.000 habitantes en 1700.

La historia del Dublín moderno

La ciudad creció aún más rápidamente durante el siglo XVIII con muchos distritos y edificios famosos agregados, como Merrion Square, Parliament House y Royal Exchange, que más tarde se convertiría en el Ayuntamiento. Los inicios de la Corporación de la Ciudad se creó en 1757 con un cuerpo de hombres formado para ensanchar, pavimentar, iluminar y limpiar las calles. La famosa cerveza negra Guinness de Irlanda se elaboró ​​por primera vez en 1759 y comenzó un servicio de diligencias a otras ciudades. El Gran Canal se construyó en 1779 y se estableció una fuerza policial en 1786. Hacia el final del siglo, se habían construido el puente O & rsquoConnell y la cárcel de Kilmainham y en 1800 la población había aumentado a 180.000. Sin embargo, esta superpoblación trajo consigo una gran pobreza y enfermedad.

El siglo XIX trajo la construcción de la fábrica de gas y la introducción del alumbrado público, pero en general Dublín sufrió un fuerte declive político y económico con la sede del gobierno que se mudó a Westminster en 1800 bajo el Acta de Unión.

Las cosas iban a cambiar drásticamente en el siglo XX con el Levantamiento de Pascua de 1916, la Guerra de Independencia y la posterior Guerra Civil que finalmente condujo al establecimiento de la República de Irlanda.

Como sede de la administración inglesa, Dublín fue escenario de muchos eventos clave durante la lucha irlandesa por la independencia y encontrará varios edificios históricos, como la Oficina General de Correos en O'Connell Street, el Castillo de Dublín y la cárcel de Kilmainham, donde la historia cobra vida.

Desde mediados de la década de 1990, un auge económico bautizado como & lsquoCeltic Tiger & rsquo trajo una expansión y un desarrollo masivos a la ciudad, incluida la creación del hito más nuevo de Dublín, el monumento Spire en O'Connel Street. Impulsada por los años de auge, Dublín se ha convertido en la conurbación más grande de Irlanda. Unos 1,2 millones de personas viven en el área metropolitana de Dublín, lo que equivale al 28% de la población total del país de 4,2 millones.

El auge trajo muchos grupos étnicos nuevos a la ciudad y creó una sensación más internacional, particularmente en el centro de la ciudad norte. Irlanda ha atravesado tiempos más difíciles en los últimos meses, pero Dublín es, en todo caso, más vibrante que nunca.


Se estrena "Messiah & quot" de Handel en Dublín

Hoy en día, la actuación de George Frideric Handel & aposs & # xA0Mesías El oratorio en Navidad es una tradición casi tan arraigada como la decoración de árboles y las medias colgantes.En iglesias y salas de conciertos de todo el mundo, la pieza de música sacra más famosa en idioma inglés se interpreta tanto completa como abreviada, con y sin participación del público, pero casi siempre y exclusivamente durante las semanas previas a la celebración de la Navidad. Entonces, sorprendería a muchos saber que Mesías originalmente no fue pensado como una pieza de música navideña. Mesías recibió su estreno mundial el 13 de abril de 1742, durante la temporada cristiana de Cuaresma, y ​​en el contexto decididamente secular de una sala de conciertos en Dublín, Irlanda.

La inspiración para Mesías vino de un erudito y editor llamado Charles Jennens, un cristiano devoto y evangélico profundamente preocupado por la creciente influencia del deísmo y otras corrientes de pensamiento de la Ilustración que él y otros consideraban irreligiosos. Basándose en el material fuente de la Biblia King James y el Libro de oración común, Jennens compiló y editó una destilación concisa de la doctrina cristiana, a partir de las profecías del Antiguo Testamento sobre el Mesías y # x2019 que vienen a través del nacimiento, crucifixión y resurrección de Jesucristo y luego para la Segunda Venida y el Día del Juicio prometidos. Jennens llevó su libreto a su amigo George Frideric Handel y propuso que formara la base de un oratorio expresamente destinado a ser interpretado en un entorno secular durante la semana inmediatamente anterior a la Pascua. & # x201CMesías estaría dirigida a personas que habían ido a un teatro en lugar de a una iglesia durante la Semana de la Pasión, & # x201D, según la erudita de Cambridge Handel, Ruth Smith, & # x201C, & # x201C, para recordarles su supuesta fe y su posible destino & # x201D. & # x201D

Esta misión didáctica puede haber inspirado a Jennens a escribir Mesías, pero es justo decir que la música trascendente de George Frideric Handel & aposs es lo que hizo que el trabajo fuera tan atemporal e inspirador. Mesías ganó popularidad generalizada solo durante los últimos años de la vida de Handel & # x2019, a fines de la década de 1750, pero sigue siendo una de las obras musicales más conocidas del período barroco más de dos siglos después. Cuando consideras que Handel compuso la partitura de Mesías en tan solo 24 días se empieza a comprender la increíble estima que le tenían algunos de sus seguidores. Como dijo Ludwig van Beethoven de Handel: & # x201CHe es el compositor más grande que jamás haya existido. Descubriría mi cabeza y me arrodillaría ante su tumba. & # X201D


Historia

Trinity College Dublin fue creado por carta real en 1592, momento en el que Dublin Corporation proporcionó un sitio adecuado, el antiguo Priorato de All Hallows. Su fundación se produjo en un momento en que se estaban estableciendo muchas universidades en Europa occidental con la creencia de que darían prestigio al estado en el que estaban ubicadas y que sus graduados, el clero en su mayor parte, realizarían un servicio vital como administradores civiles. . En la década de 1590, Inglaterra tenía dos universidades establecidas desde hacía mucho tiempo, cada una con un grupo de facultades en expansión, y Escocia cuatro. La idea de un colegio universitario para Irlanda surgió en un momento en que el estado inglés estaba fortaleciendo su control sobre el reino y cuando Dublín comenzaba a funcionar como una ciudad capital. El grupo de ciudadanos, laicos y clérigos, que fueron los principales promotores del plan, creía que el establecimiento de una universidad era un paso esencial para llevar a Irlanda a la corriente principal del aprendizaje europeo y para fortalecer la Reforma Protestante dentro del país.

El diseño organizativo de la nueva institución estuvo influenciado por Oxford, Cambridge y los precursores continentales, pero desde el principio fue una corporación autónoma gobernada por & lsquoprovost y fellows & rsquo, comprometida con la enseñanza y la beca, la primera y (como resultó) única universidad. de la Universidad de Dublín, que otorga el título. El sitio de la universidad, que se encuentra a cierta distancia al este de la pequeña ciudad amurallada, era mucho más grande de lo que requería la pequeña comunidad de becarios y estudiantes, y los primeros edificios de ladrillo de la década de 1590 ocupaban solo una pequeña parte de lo que ahora es Front Square. Pero desde el principio, la biblioteca del College & rsquos fue una prioridad, y la energía con la que los primeros eruditos de Trinity (en particular Luke Challoner y James Ussher) reunieron las colecciones iniciales de libros que distinguen a Trinity de otras fundaciones del siglo XVI. Muchos de sus primeros graduados, bien fundamentados en filosofía y teología, procedieron a la ordenación clerical en la iglesia estatal, la Iglesia Anglicana de Irlanda.

Durante los siguientes cincuenta años, la comunidad creció: se aseguraron las donaciones, incluidas las propiedades territoriales, se fundaron nuevas becas, se diseñó un plan de estudios y se redactaron los estatutos que determinaban la gobernanza interna. La reputación internacional de Ussher, uno de sus primeros alumnos, ayudó a colocar al Colegio en el mapa europeo. Pero su existencia se vio gravemente amenazada en dos momentos del siglo XVII, primero cuando el gobierno central se derrumbó a raíz del levantamiento de 1641, seguido por el eclipse temporal de la Iglesia de Irlanda a raíz de las victorias de Cromwell & rsquos, en segundo lugar, con la montaña rusa los acontecimientos de 1689/91, cuando el efímero gobierno católico de Tyrconnell & rsquos cerró la universidad, expulsó a los becarios y estudiantes y convirtió los edificios en un cuartel jacobita. Sin embargo, la biblioteca se salvó.

A pesar de interrupciones tan dramáticas, el Colegio se había convertido en una institución mucho más importante a fines del siglo XVII. Muchos de los primeros edificios habían sido reemplazados recientemente, y varios de los becarios, en particular William Molyneux y St. George Ashe, estaban involucrados de manera central en la Sociedad Filosófica de Dublín, un cuerpo pequeño que estaba en estrecho contacto con el & lsquonew learning & rsquo en Londres.

El siglo siguiente fue una era de estabilidad política en Irlanda, gracias al firme monopolio del poder político en manos de la clase alta terrateniente y en gran parte de la Iglesia de Irlanda, y el Colegio fue en términos materiales un gran beneficiario de esta situación: sus ingresos por tierras crecieron sustancialmente en el transcurso del siglo y disfrutó del patrocinio recurrente del parlamento irlandés en College Green, evidente en la escala y la calidad de sus nuevos edificios. La primera estructura que data de esta época fue una nueva biblioteca masiva (1712-32), iniciada mientras George Berkeley, otro célebre ex alumno del College, era bibliotecario. Su tamaño, mucho mayor de lo que se requería entonces, reflejaba ambiciones iluministas de larga visión, y fue seguida por una serie de otros edificios clásicos en la mitad occidental del campus: la Imprenta (1733-4), el Frente Oeste (1752-9), el Comedor (c. 1760-65) y la Casa del Provost & rsquos (1759-61). Durante la segunda mitad del siglo, la Plaza del Parlamento emergió lentamente, formada por el Teatro Público (1777-86) y la nueva Capilla (1787-98), que fueron diseñadas desde lejos por el arquitecto George III & rsquos, Sir William Chambers. La gran unidad de construcción se completó a principios del siglo XIX con los cuadrángulos residenciales de Botany Bay y New Square.

Estos edificios reflejaban una seriedad de propósito ausente en las universidades inglesas de esa época. En general, los becarios trabajaron duro, tanto como maestros como administradores, el plan de estudios general se adaptó, aunque lentamente, y la mayoría de los políticos y escritores irlandeses destacados del siglo XVIII (Swift, Burke, Goldsmith, Grattan, Fitzgibbon, Tone) fueron Trinity graduados, la influencia de su universidad perceptible en sus escritos y discursos.

Desde los primeros días, el poder de los rectores del colegio para reformar la universidad había sido muy considerable: la mayoría de ellos eran clérigos ordenados, pero se destacan dos laicos del siglo XVIII que ocuparon el cargo: Francis Andrews (1758-1774), cuyo El monumento principal es la suntuosa Provost & rsquos House, pero que también alentó la ciencia con su dotación de una cátedra de astronomía y un observatorio y su sucesor, John Hely-Hutchinson (1774-94), que era un abogado ilustrado pero una figura pública adversaria: supervisó la fundación de cátedras de lenguas modernas y amplió la composición del cuerpo estudiantil A los católicos se les permitió ingresar y obtener títulos a partir de 1793. No es la última vez que la controversia política en el mundo exterior se reflejó poderosamente entre el cuerpo estudiantil en el antes de la rebelión de 1798, en la que exalumnos estuvieron involucrados en ambos lados, el más famoso Tone.

El plan de estudios de pregrado era un curso general prescrito, que abarcaba clásicos, matemáticas, una exposición limitada a la ciencia y algunos textos filosóficos. Esto comenzó a cambiar a partir de la década de 1830, cuando fue posible especializarse para obtener títulos con honores, o moderadores, en matemáticas, en ética y lógica, y en clásicos. En 1851 se añadió una moderación en la ciencia experimental (abarcando al principio la física, la química y la mineralogía, y más tarde la geología, la zoología y la botánica, que en 1871 se dividió en dos moderadores, la ciencia natural y la experimental). Y surgieron nuevas disciplinas de humanidades como asignaturas de moderación al mismo tiempo, en la historia y la literatura moderna.

Las escuelas profesionales también se transformaron en el transcurso del siglo XIX: la teología se había enseñado desde la fundación del Colegio, pero ahora estaba sistematizada. La Facultad de Derecho se reorganizó y la enseñanza de la medicina se colocó sobre una base mucho más sólida, ayudada por el surgimiento a principios de siglo de un grupo de profesores de medicina que ganaron eminencia internacional (en particular, James Macartney, Robert Graves y William Stokes), profesionales que dividieron sus estudios. tiempo entre la docencia clínica y la sala de conferencias. La Escuela de Ingeniería se estableció en 1842 y fue una de las primeras de su tipo en el mundo de habla inglesa. El número de estudiantes en general aumentó en la generación posterior a Waterloo, y la vitalidad de la institución es evidente por la variedad de asociaciones y clubes de la ciudad que estaban dominados por la universidad. La revista de la Universidad de Dublín (1833-82) se convirtió en una de las revistas mensuales de mayor circulación en Irlanda o Gran Bretaña, conservadora en su política, muy original en su cobertura literaria y en ocasiones bastante subversiva, no muy diferente de sus patrocinadores originales del colegio.

Entre 1830 y 1900 se fundaron veinte nuevas cátedras de profesores, y la erudición individual floreció como nunca antes: en matemáticas y ciencias William Rowan Hamilton, los Lloyds, George Salmon, George Fitzgerald y John Joly pasaron la mayor parte de sus carreras laborales en el College, y en las humanidades, fueron los clasicistas quienes lideraron el campo en términos de celebridad internacional.

La expansión de la actividad docente de College & rsquos durante el siglo XIX fue evidente en el panorama cambiante del campus, más notablemente con el Edificio del Museo (1853-7), diseñado para albergar a ingenieros civiles y geólogos. A fines del siglo XIX, el Colegio había logrado llenar el sitio antiguo con un conjunto de edificios académicos e instalaciones recreativas, museos y terrazas de residencias de estudiantes. Y los nuevos edificios al este de College Park reflejaron la creciente importancia de la ciencia y la medicina en las prioridades de la universidad. Sin embargo, los laboratorios científicos especialmente diseñados llegaron tarde, fue gracias principalmente a la filantropía de la familia Guinness que una arquitectura realmente fina comenzó a adornar el East End cuando aparecieron los edificios de Física y Botánica c.1903-06.

Detrás de sus altas rejas de hierro, la universidad victoriana se había convertido en una especie de comunidad autónoma, por simpatía con la ciudad cada vez más nacionalista y centrada en un imperio británico en expansión en busca de oportunidades para sus graduados. Durante la guerra de sesenta años de desgaste entre los gobiernos británicos y la jerarquía católica sobre la política de educación superior en Irlanda, Trinity luchó por adaptarse a lo que era una Irlanda cambiante. Entre 1873 y 1908 se propusieron una variedad de esquemas que habrían convertido al College en miembro de una universidad federada irlandesa (o de Dublín); estos fueron resistidos de manera enérgica y efectiva como amenazas a su independencia. Como parte de esto, el Colegio se reposicionó gradualmente para convertirse en una institución no confesional: en 1873 se abolieron todas las pruebas religiosas (excepto las relacionadas con la Escuela de Teología). Sin embargo, a pesar de esto, la frenética lucha por retener la identidad separada de College & rsquos significó que cuando la batalla por la educación superior irlandesa finalmente se resolvió en 1908 con la creación de la Universidad Nacional federal, dejó un legado difícil para los defensores de la institución más antigua.

El poder dentro del Colegio también estaba cambiando lentamente. La creación en 1874 del Consejo Universitario, un organismo representativo de profesores no compañeros, dio control sobre la configuración de los cursos y los nombramientos de los departamentos de enseñanza, y en 1911 la membresía del propio College Board se amplió algo. Pero el poder permaneció en manos de los becarios senior hasta la gobernación de Albert McConnell (1951-74), quien logró ampliar el gobierno colegiado del Colegio e iniciar una importante reforma administrativa. Más importante aún, las estudiantes mujeres se convirtieron en parte del Colegio: admitidas por primera vez en 1904, en una década representaron el 16 por ciento del cuerpo estudiantil. Pero no fue hasta 1958 que la primera profesora se sentó en la Junta, y 1972 antes de que las estudiantes pudieran residir dentro del campus (sin embargo, en 1908 se estableció una residencia de mujeres y rsquos). En 1986, las mujeres representaban más de la mitad del alumnado de tiempo completo y desde entonces han conservado ese predominio.

La Primera Guerra Mundial marcó un punto de inflexión general en el College & rsquos fortunes, el costo humano reconocido en el salón de honor (1928), erigido en Front Square. El Levantamiento de Pascua de 1916 se había apoderado de los alrededores del Colegio, y Trinity tuvo la suerte de escapar de graves daños físicos. Sin embargo, la inflación durante la guerra y la drástica erosión de sus activos amenazaron el futuro de College & rsquos en tiempos de paz. En el nuevo Estado Libre que surgió después de la Guerra de Independencia en 1922, Trinity carecía del apoyo benigno del gobierno que siempre había disfrutado, y la nueva administración nacional, financieramente débil y recuperándose de la guerra civil, tenía prioridades más urgentes. Por lo tanto, en un momento en que las universidades más nuevas de Gran Bretaña estaban ganando fuerza y ​​prestigio, TCD se encontró sin los ingresos necesarios para promover la investigación y la erudición en un mundo cada vez más centrado en la ciencia.

Sin embargo, el número de estudiantes se mantuvo bien en el período de entreguerras, pero con un apoyo filantrópico muy limitado y ninguno del estado, la capacidad de desarrollo de TCD & rsquos se vio severamente restringida. Algunas disciplinas nuevas se introdujeron a bajo costo, en particular los cursos de grado en comercio, economía y política, y los primeros diplomas de la escuela nocturna, que van desde la historia del arte hasta la administración pública, tuvieron mucho éxito. Pero fue solo después del final de la Segunda Guerra Mundial que la universidad nuevamente buscó el apoyo financiero del gobierno que se le otorgó de inmediato. Ese modesto acuerdo en 1947 marca el comienzo de la transición de TCD & rsquos hacia una gran universidad financiada por el estado, aunque esto no fue evidente hasta la década de 1970. Mientras tanto, agobiado por las continuas restricciones eclesiásticas sobre la asistencia católica, el Colegio aumentó la matrícula de estudiantes de Gran Bretaña y Estados Unidos en un momento en que el número general estaba cayendo por debajo de los niveles de antes de la guerra. En algunos años, alrededor de 1960, casi la mitad del alumnado procedía de fuera de Irlanda (norte y sur).
La población estudiantil general se mantuvo pequeña hasta mediados de la década de 1960, cuando el límite se elevó en un tercio a 4.000. En ese mismo momento, el gobierno irlandés se involucró en la inversión de capital dentro del College, compartiendo los costos de construcción de una nueva biblioteca con los recaudadores de fondos del College & rsquos. En el mismo período, la filantropía privada, nuevamente dirigida por la familia Guinness, y los fideicomisos filantrópicos internacionales, en particular Wellcome, estaban mejorando drásticamente el stock de edificios médicos y científicos y permitiendo el desarrollo de nuevas disciplinas como la bioquímica, la genética y la medicina preventiva.

El crecimiento real en el número de estudiantes comenzó en la década de 1970, lo que refleja la introducción de la educación gratuita de segundo nivel y de becas para estudiantes de tercer nivel, la eliminación de la iglesia episcopal católica & lsquoban & rsquo (en 1970), la ampliación de las oportunidades profesionales para las mujeres y una base más sólida. economía en Irlanda. El campo de contratación de Trinity & rsquos se concentró mucho más en la República de Irlanda, y la política del Colegio a principios de la década de 1970 consistía en reducir la proporción de no irlandeses al 15 por ciento. La nueva & lsquomassificación & rsquo de la educación superior tomó forma física con la construcción de un gran Edificio de Artes y Ciencias Sociales en el lado sur del campus (inaugurado en 1978). Esto fue financiado casi en su totalidad por el tesoro nacional.
La diversificación del plan de estudios continuó en el último cuarto del siglo, con el crecimiento de la ciencia de la información y la informática, las terapias médicas, la enfermería y la formación de profesores, esta última desarrollada en conjunto con las tres escuelas de formación de profesores de Dublín con las que TCD se había asociado en la década de 1970. El Colegio también se involucró en la supervisión y acreditación de los cursos de grado técnico impartidos en Dublín por los Colegios Profesionales (hasta que el Instituto de Tecnología de Dublín se estableció como un organismo independiente que otorga títulos). Pero un cambio más genérico fue la enorme expansión de la actividad de posgrado, tanto de cursos impartidos como de títulos de investigación, muchos de ellos estrechamente relacionados con las profesiones. Y en la década de 1990, los investigadores posdoctorales, dispersos en todas las disciplinas, se habían convertido en un nuevo segmento de la comunidad académica, lo que refleja la escala y la complejidad de los equipos de investigación y las oportunidades de financiación de la investigación a nivel nacional y europeo.

En el nuevo esquema de las cosas, a medida que la universidad pasó a depender del estado, se volvió públicamente responsable. La supervisión de las universidades pasó a ser responsabilidad de la Autoridad de Educación Superior, establecida como órgano estatutario en 1971, y su función y poderes se ampliaron en gran medida por la Ley de Universidades de 1997. A finales de la década de 1990, el estado se había convertido en la principal fuente de ingresos de College & rsquos, tanto a través de la subvención directa como como consecuencia de la adopción por parte del estado & rsquos de una política de & lsquofree fee & rsquo para la matrícula de pregrado. Pero a pesar de la participación cada vez mayor del estado en la dirección de la educación superior, la contribución de la subvención estatal a los ingresos totales de College & rsquos comenzó a disminuir en la década siguiente, cayendo al 27 por ciento en 2010 y en realidad contando menos que la investigación de College & rsquos. ingresos (gran parte de estos últimos provienen, por supuesto, de agencias estatales irlandesas). Los ingresos de la investigación de todas las fuentes habían contribuido con apenas un millón de libras en 1981, mientras que en 2009 alcanzaron un máximo de poco menos de 90 millones de euros.

Ha habido dos grandes oleadas internas de reorganización académica durante los últimos cincuenta años: la incorporación en 1968 de todos los departamentos académicos en seis unidades de la facultad, encabezados por decanos, y la integración de los departamentos académicos en las escuelas en 2004-08, con a su vez un reducción del número de facultades a tres. Los decanos de la facultad ahora han llegado a desempeñar un papel estratégico en la gestión de la universidad. Estos cambios desde la década de 1960 facilitaron la incorporación de muchos nuevos departamentos de enseñanza (incluidos Estudios Empresariales, Odontología, Estudios de Drama y Cine, Historia del Arte, Lingüística, Ingeniería Mecánica y de Fabricación, Farmacología y Farmacia, Terapia Ocupacional, Fisioterapia, Psicología, Sociología y Estadística. ). Y el reciente programa de reestructuración académica facilitó el establecimiento de cinco grandes institutos de investigación transdisciplinarios en áreas de especial fortaleza internacional, uno centrado en Nanoestructuras y Nanodispositivos Adaptativos (CRANN), uno en Neurociencia (TCIN), uno en Estudios de Integración Internacional (IIIS). ), uno sobre investigación en artes y humanidades (Trinity Long Room Hub) y el Trinity Biomedical Sciences Institute (TBSI).

A raíz del enorme crecimiento en el número de estudiantes irlandeses que asisten a la Facultad, hubo un nuevo compromiso con la internacionalización en los últimos años y un retroceso hacia el reclutamiento de estudiantes internacionales, inicialmente en el campo de la medicina, más tarde en todas las disciplinas, con un enfoque particular en Asia. El Colegio fue uno de los primeros patrocinadores de los programas de intercambio de pregrado (en particular, el programa Erasmus / Sócrates apoyado por la UE), que ha estado en funcionamiento desde la década de 1960, y ha sido durante mucho tiempo un destino favorito para los estudiantes visitantes estadounidenses. En 2010, el 11 por ciento de la población estudiantil procedía de otros países de la UE. países, el 4% de América del Norte y Central, y el 5% de otras partes del mundo en total, la población universitaria y rsquos de 16.807 estudiantes de pregrado y posgrado registrados procedía de unas 110 nacionalidades.

En 1993, el College también comenzó a impulsar la contratación desde la ciudad de Dublín mediante el desarrollo de una serie de programas de acceso (TAP). El objetivo era aumentar el número de adultos jóvenes de grupos socioeconómicos y étnicos subrepresentados en la educación superior que ingresan a la universidad. Al mismo tiempo, se hicieron nuevos esfuerzos para reclutar estudiantes maduros. En 2009-10, más del 15 por ciento de todos los estudiantes irlandeses que ingresaron a la universidad eran estudiantes "tradicionales", dos quintas partes de los cuales estaban en la categoría de adultos mayores.

Otro cambio importante en la segunda mitad del siglo XX fue en la composición del personal académico: se hizo progresivamente más internacional. Hasta la década de 1930, la gran mayoría habían sido doblemente indígenas, nacidos en Irlanda y graduados de la Universidad de Dublín, incluidos muchos que regresaron, como Ernest Walton, que regresó de Cambridge en 1934 y compartió el Premio Nobel de Física en 1951, fruto de su trabajo. dos décadas antes sobre la división del átomo. El dominio de los graduados indígenas en la comunidad académica casi había desaparecido en la década de 1980, y el carácter cada vez más cosmopolita del Colegio ayudó a impulsar cambios en el plan de estudios, en la investigación y en el apetito general por la innovación en toda la institución. Mientras tanto, ha habido una transformación en el tamaño de la comunidad académica: en 1950 el personal académico había totalizado menos de 125, superando con creces al personal de apoyo en 2011, en un entorno muy diferente, había 676 académicos y 667 becarios de investigación y asistentes, de un personal total de 2.860.

En términos de desarrollo físico desde 1950, el Colegio contribuyó al pequeño acervo de fina arquitectura modernista en Dublín, comenzando con la Biblioteca de Berkeley (1965-6), el Edificio de Artes (1977-8), el Hospital Dental, el Instituto O & rsquoReilly ( 1989), la Biblioteca Ussher (1999-2001) y el Long Room Hub (2008-10). Pero para el año 2000, el Colegio había comenzado a salir de su sede en el campus, con una gran expansión de sus residencias fuera del campus, y con Enfermería, Teatro y Ciencias Sociales echando nuevas raíces a poca distancia. Pero el proyecto de construcción más ambicioso en la historia de College & rsquos, el Trinity Biomedical Sciences Institute en Pearse St (2008-11), se ha convertido en la declaración física más fuerte del movimiento hacia el exterior de College & rsquos. La apertura de este desarrollo, que ahora alberga cinco escuelas académicas, coincidió con el desarrollo del Trinity Academic Medical Center, una alianza entre la universidad y sus dos principales hospitales universitarios, St James & rsquos y AMNCH, Tallaght. Y al oeste, a lo largo de Pearse St, la Galería de Ciencias se inauguró en 2008 como parte del nuevo Instituto Naughton: en poco tiempo, la Galería se ha convertido en un centro de gran éxito para la divulgación de la ciencia y la rsquo y la colaboración entre arte y ciencia, explotando al máximo el potencial de la creatividad. interacción entre la universidad y la ciudad capital.


¡Estaciones de batalla! 10 datos y cifras interesantes sobre el HMS Belfast que quizás no conozcas

¿Falta la comida británica adecuada? Luego, haga su pedido en British Corner Shop & # 8211 Miles de productos británicos de calidad & # 8211, incluido Waitrose, envío a todo el mundo. Haga clic para comprar ahora.

Anclado en el Támesis, el HMS Belfast se lanzó poco antes del advenimiento de la Segunda Guerra Mundial. Vio una gran cantidad de acción durante la guerra como un barco de bloqueo, escoltando convoyes, en batalla y apoyando la invasión de Normandía. Después de una carrera larga y distinguida, los esfuerzos para salvar el barco de ser hundido dieron como resultado que el Belfast se convirtiera en un barco museo. Hoy es un monumento no solo a su propia historia, sino a la Armada británica y a todos los marineros que lucharon en la guerra. Sin más preámbulos, aquí hay diez datos interesantes sobre este gran barco.

Figuras básicas

Lanzado como un crucero ligero en 1938 y oficialmente puesto en servicio en 1939, el barco tiene un desplazamiento de 11.533 toneladas, que es el volumen de agua que llenaría el espacio que ocupa el barco. Tiene un armamento de 12 cañones de 6 pulgadas, 12 cañones de doble propósito de 4 pulgadas, 16 cañones AA de 2 libras (también conocidos como "Pom-Poms"), 8 ametralladoras Vickers 0.5 y 6 tubos de torpedos de 21 pulgadas . Mide 613 ', 6 "de largo con una viga (ancho) de 63', 4". La velocidad máxima del Belfast es de 32 nudos (36,82 mph). En cualquier momento dado durante su servicio, tenía un complemento de tripulación de 750-850 marineros.

Nosotros tres

El Belfast es uno de los tres únicos barcos de la flota del Día D que no han sido desguazados y sirven como barcos museo. Los otros dos son buques de la Armada de Estados Unidos. El primero es el USS Laffey, un destructor clase Sumner actualmente anclado con otros barcos del museo en Patriots Point en Charleston, Carolina del Sur. El otro es el USS Texas, un acorazado clase Nueva York que forma parte del Parque Estatal San Jacinto cerca de Houston, Texas.

Deshazte de la vía de servicio

Los cañones del HMS Belfast están entrenados y elevados de tal manera que apuntan al London Gateway, la última estación de servicio de la M1 antes de llegar a Londres. Por supuesto, el arma ya no está cargada ni puede disparar, por lo que está bastante seguro si se detiene allí para ir al baño.

Genial, ¿ahora adónde vamos?

Durante la invasión del Día D, el disparo de las armas logró romper los baños a bordo del barco. El Belfast pasó 33 días en Normandía y disparó más de 5.000 proyectiles. Sería la última vez que disparó sus armas, a pesar de haber visto una gira en la Guerra de Corea y las misiones de mantenimiento de la paz antes de su retiro en 1968.

¿Te apetece una pinta?

Las instalaciones del Belfast incluyen un bar llamado Upper Deck ubicado sobre la entrada del barco museo. El bar tiene capacidad para 55 clientes y sirve una serie de bebidas y aperitivos ligeros. Permanece abierto hasta las 11:30 pm y ofrece excelentes vistas de Belfast y otros lugares de interés de Londres.

El último de su especie

El HMS Belfast es el último crucero ligero que queda de la flota de la Segunda Guerra Mundial de la Royal Navy. El HMS Belfast Trust se formó en 1971 para presionar por la preservación del barco como museo. Finalmente, el gobierno accedió y entregó el barco al fideicomiso. Seis años después, las finanzas del fideicomiso no estaban en buena forma y fusionaron el Museo Imperial de la Guerra, que ahora administra Belfast.

Aeronave

El Belfast estuvo una vez equipado para lanzar aviones a través de catapulta y tenía perchas para almacenarlos. Dos aviones anfibios Supermarine Walrus eran parte del complemento del barco y se usaban para atacar submarinos. Después de completar sus misiones, los aviones aterrizarían junto al barco en el agua y fueron recuperados por grúas a ambos lados del barco.

La guerra es fría

En 1943, el Belfast estaba sirviendo en el Ártico, donde destruyó el barco alemán Scharnhorst. El Scharnhorst había sido asignado para atacar un convoy que navegaba de Inglaterra a Rusia. Sin embargo, lo que el barco alemán no sabía era que el convoy era una trampa tendida por la Royal Navy. El Belfast, junto con el HMS Norfolk y el HMS Sheffield, flanqueaba al Scharnhorst junto con el HMS Duke of York, el HMS Jamaica y cuatro destructores. Mientras que el barco alemán intentó huir, no llegó muy lejos antes de que un disparo alcanzara la sala de calderas, lo que ralentizó al Scharnhorst lo suficiente como para que la flota pudiera alcanzarlo y hundirlo.

Ganaste un premio

Uno de los mejores logros del Belfast fue la captura del transatlántico alemán SS Cap Norte en 1939. El barco estaba tratando de regresar a Alemania haciéndose pasar por un buque neutral. El Belfast abordó el Cap Norte y lo escoltó hasta un puerto británico. En ese momento, era el barco mercante más grande jamás capturado y la tripulación de Belfast recibió un “premio en metálico” en forma de propina en efectivo.

¿Puedo obtener su autógrafo?

El quirófano del HMS Belfast lleva las firmas de 26 de los 36 supervivientes del Scharnhorst.


Puerto de Foyle

Fondo

Las aguas del Foyle fluían hacia el océano mucho antes de que el pie del hombre pisase sus orillas. En la historia de Irlanda temprana, esas aguas llevaban los frágiles barcos de pescadores y viajeros. Este último incluía al monje de Donegal, Colmcille, que viajaba para establecer el monasterio en la isla escocesa de Iona. A lo largo de los siglos transcurridos desde entonces, muchos del noroeste han seguido su estela. Algunos viajaron a Gran Bretaña, mientras que otros cruzaron el Atlántico hacia América del Norte o navegaron aún más lejos hacia Australia y Nueva Zelanda.

Tanto los vikingos como los normandos utilizaron el Foyle. Los vikingos navegaron tierra adentro hasta Dunalong, el fuerte de los barcos, en el condado de Tyrone, mientras que los normandos establecieron una fortaleza en Greencastle y controlaron Derry. El esqueleto del escudo de armas de la ciudad representa a un caballero normando de la familia de Burgo (Burke) que construyó Greencastle.

En 1664, el rey Carlos II otorgó un estatuto a Londonderry Corporation que le otorgaba la responsabilidad del puerto. Durante los siguientes 200 años, el transporte marítimo aumentó enormemente con las exportaciones de ropa de cama y provisiones, así como con la emigración. En 1771, los comerciantes de la ciudad poseían 67 barcos con un tonelaje total de 11.000 toneladas.

Comisionados del puerto de Londonderry y del puerto de amp

En 1854 se establecieron los Comisionados del Puerto y del Puerto de Londonderry para tomar el control del puerto y las aguas del Foyle desde la ciudad hasta la desembocadura del Lough Foyle. Así comenzó el desarrollo estratégico del Puerto.

En siete años, los comisionados habían gastado 150.000 libras esterlinas para mejorar las instalaciones. Desde el puente de madera en la parte inferior de Bridge Street, hasta el nuevo muelle de graving en Meadowbank, se construyó una línea de muelles. Se construyeron otros muelles en Waterside y se instalaron tranvías para conectar con los ferrocarriles que conectaban la ciudad con el resto de Irlanda.

El dique de entierro permitió atracar grandes embarcaciones en dique seco para su reparación y se construyó en ángulo con el río. Con paredes de granito y pesadas puertas de roble, costó £ 25,000 y entró en uso en febrero de 1862. El barco McCorkell Line Zered fue el primero en atracar allí, mientras que el siguiente barco fue el de Cooke Line Doctor Kane. Ambos eran barcos locales pertenecientes a compañías navieras con sede en Derry.

En ese momento, el puerto era el quinto más grande de Irlanda y las exportaciones estaban aumentando. El Foyle albergaba un pequeño astillero, por lo que los barcos construidos localmente operaban desde la ciudad. El revolucionario Gran Norte, el primer barco propulsado por hélice, fue construido por el capitán Coppin en la ciudad.

Coppin se había dedicado a las reparaciones de barcos en 1854 y utilizó el dique de entierro para este propósito. Cuando cerró su negocio de reparaciones en 1873, los comisionados decidieron crear un astillero. Gastaron veinticinco mil libras esterlinas para convertir la tierra descuidada junto al muelle de la tumba en un patio. Charles Bigger arrendó este nuevo astillero en 1886 y, durante los siguientes cinco años, construyó 25 veleros con casco de acero. Algunos, como el Osseo para la línea McCorkell fueron construidos para propietarios locales.

Viajes transatlánticos

La Allan Line comenzó un servicio semanal de Liverpool a Canadá en 1861. Los barcos hicieron escala en Moville, donde los pasajeros locales podían abordar. También se subió correo a bordo. Cinco años más tarde, Anchor Line inició un servicio Glasgow-Nueva York que también hizo escala en Moville. El servicio de Allan Line terminó con la Primera Guerra Mundial, pero el Anchor Line, que se convirtió en Anchor-Donaldson, continuó navegando hacia Canadá hasta 1939.

Los transatlánticos que hicieron escala en Moville llevaron a muchos emigrantes de estas costas. Estos pasajeros abordaron un ténder en el Trans-Atlantic Shed en el muelle y viajaron por el Foyle hasta Moville, donde se trasladaron al transatlántico. La Oficina de Información Turística de hoy se encuentra casi en el lugar del cobertizo transatlántico.

El tráfico a través del Atlántico jugó un papel importante en el crecimiento del puerto. De 200.000 toneladas en 1866, el servicio transatlántico creció a su punto más alto de 940.000 toneladas en 1905. Con un promedio de alrededor de 600.000 toneladas cada año hasta 1931, comenzó a caer a la mitad de esa cifra en 1939 cuando finalizó el servicio transatlántico.

Comercio del Reino Unido

El núcleo del comercio del puerto durante el siglo XIX fue el comercio entre canales. Entre 1860 y 1910, el tonelaje aumentó de 200.000 toneladas anuales a poco menos de 300.000. 1910 fue el año pico para ese tráfico.

Tanto los pasajeros como las mercancías viajaron en barco desde la ciudad a destinos en Gran Bretaña como Heysham, Fleetwood, Liverpool, Greenock y Glasgow. Laird Line operaba seis vapores de pasajeros cada semana a Heysham o Fleetwood. Además, la compañía de barcos de vapor de Belfast conectaba la ciudad con Liverpool dos veces por semana y G. & amp J. Burns y Laird Line proporcionaban seis salidas semanales a Greenock o Glasgow.

Los servicios de pasajeros comenzaron a disminuir en 1912 cuando terminó el servicio Fleetwood. En 1922 terminaron los servicios de pasajeros a Liverpool, aunque se transportó carga y ganado hasta 1965. No se transportaron pasajeros a Heysham después de principios de la década de 1930, pero se operó un servicio de carga hasta 1963.

En 1922, G. & amp J. Burns Ltd. y Laird Line se fusionaron para formar Burns y Laird Lines Ltd. En 1930, la compañía navegaba cada noche de lunes a viernes desde Prince’s Quay a Glasgow. Un servicio de pasajeros a Glasgow continuó funcionando hasta septiembre de 1966, cuando Burns y Laird transfirieron el Lago de Laird, su último barco de vapor de pasajeros, al servicio Dublín-Glasgow.

El ganado era un elemento importante del comercio marítimo de Derry. En 1884, más de 57.000 bovinos, casi 15.000 ovejas y más de 19.000 cerdos fueron transportados a los puertos de Gran Bretaña. Las exportaciones de ganado a través del puerto aumentaron de más de 49.000 en 1918 a 91.000 seis años después.

Los barcos de pasajeros transportaban a muchos emigrantes, así como a trabajadores estacionales y empresarios. También hubo turistas, especialmente de Escocia, que continuaron visitando el noroeste hasta los últimos viajes de pasajeros en 1966.

El foyle en guerra

Durante la Segunda Guerra Mundial, Londonderry se convirtió en la base de escoltas más importante del Reino Unido. A mediados de 1940, tras la captura alemana de los puertos del Atlántico francés, los convoyes se dirigieron a través de los accesos del noroeste alrededor de la costa norte de Irlanda.

Como Londonderry era el puerto más occidental del Reino Unido, en junio de 1940 se estableció aquí una base naval llamada HMS Ferret. Se reactivó el antiguo astillero y se amplió el muelle para reparar y mantener los buques de guerra que custodiaban los convoyes del Atlántico. Se construyó un nuevo embarcadero en Lisahally (que significa el Fuerte de la Flota) y los "delfines", o puntos de amarre, se extendieron a lo largo de los muelles.

Los barcos de la Royal Navy y la Royal Canadian Navy proporcionaron la mayor parte de la Fuerza de Escolta de Londonderry. En febrero de 1942, la Armada de los Estados Unidos encargó la Base de Operaciones Naval de los EE. UU. Londonderry. A mediados de 1943 había alrededor de 150 barcos de escolta oceánicos con base aquí, más que Liverpool, Glasgow y Belfast juntos, con más de 25.000 efectivos navales británicos y canadienses y 5.000 estadounidenses. En 1945, los canadienses, con unos 100 barcos, eran el pilar de la base.

El 14 de mayo de 1945 se eligió Lisahally como el lugar para la rendición oficial de la flota alemana de submarinos cuando los primeros siete submarinos fueron escoltados río arriba por tres fragatas de la Royal Navy, la Royal Canadian Navy y la Marina de los Estados Unidos.

Desde 1947 hasta que cerró en 1970, una escuela Anti-Submarine funcionó desde Ebrington Barracks, que pasó a llamarse HMS Sea Eagle, y HMS Stalker, un barco de depósito de submarinos apodado "HMS Neverbudge" por los lugareños.

En el futuro

Con el puerto del centro de la ciudad cada vez más inadecuado para barcos más grandes, los Comisionados del Puerto decidieron trasladarse a Lisahally. La mudanza se realizó en febrero de 1993. El nuevo puerto de aguas profundas, con 440 metros de muelle y un canal de ocho metros de profundidad, puede manejar barcos de más de 62.000 toneladas y cargas a granel.

Las principales importaciones son cereales de Estados Unidos y carbón de Colombia y Sudáfrica. Los barcos que transportan diversos cargamentos, incluidos cemento, troncos y fertilizantes, también visitan Lisahally desde puertos de toda Europa. Una terminal separada maneja petroleros y tiene una capacidad de 88.000 toneladas. Exclusivamente en Irlanda, puede manejar cuatro grados de combustible: gasóleo, queroseno, diésel con bajo contenido de azufre y gasolina sin plomo.

En los últimos años, los Comisionados de Puertos y Puertos de Londonderry han establecido una serie de divisiones comerciales diversificadas, incluida Foyle Marine Services, una división creada para manejar los servicios de dragado y remolque del puerto y para ofrecer servicios marinos externamente a otros puertos. Foyle Consulting Engineers es una división creada para proporcionar servicios de ingeniería civil y estructural, mientras que Foyle Engineering ofrece un servicio de fabricación de acero.

En la actualidad, Foyle Port es la puerta de entrada marítima clave en el noroeste tanto para el comercio como para el turismo, y su ubicación estratégica significa que el puerto puede seguir prestando servicios a toda la costa noroeste de Irlanda.


Irlanda y la guerra de Crimea 1854-6

A la luz de los acontecimientos recientes en Palestina, es interesante señalar que una disputa sobre el control de la Iglesia de la Natividad en Belén fue una de las causas inmediatas de la Guerra de Crimea de 1854-1854. En el verano de 1850, los monjes ortodoxos y católicos romanos se enfrentaron sobre la cuestión de quién debería controlar la iglesia, y como resultado varios monjes ortodoxos fueron asesinados. El zar Nicolás exigió ser nombrado protector de todos los cristianos del Imperio Otomano, exigencia a la que el sultán, por supuesto, no pudo acceder.En julio de 1853 Rusia había invadido los principados del Danubio de Turquía (Moldavia y Valaquia), y Francia y Gran Bretaña, temiendo el control ruso del extremo oriental del Mediterráneo y también una mayor expansión en sus propios territorios en el norte de África y la India, prometieron acudir en ayuda. de pavo. Después del fracaso de los esfuerzos diplomáticos, Francia y Gran Bretaña declararon la guerra a Rusia el 28 de marzo de 1854, y Turquía se unió a la alianza anglo-francesa el 10 de abril. En enero de 1855, Cerdeña-Piamonte se unió a la guerra en el bando aliado y, mientras el conflicto se centró en la península de Crimea en el Mar Negro, hubo más combates en el Báltico y actividad naval en el Atlántico y el Pacífico. De hecho, muchos historiadores de Crimea ahora argumentan que la Guerra de Crimea fue la primera "guerra mundial", mientras que la lucha en las trincheras alrededor de Sevastapol presagió eventos posteriores en la Primera Guerra Mundial.

Actitudes hacia la guerra en Irlanda

¿Cuál fue el impacto de esta guerra europea en Irlanda? Bien podría imaginarse que Irlanda, pocos años después de la hambruna y la fallida rebelión de la Joven Irlanda de 1848, consideraría la guerra con un sentido de hosco desinterés. Sin embargo, los relatos de los periódicos de la época sugieren lo contrario. En los primeros meses de 1854, Irlanda se vio invadida por una especie de fiebre de guerra cuando los regimientos partieron y los jóvenes se apresuraron a unirse para luchar en una guerra que, se suponía, terminaría en unos pocos meses. De hecho, en escenas que reflejaron acontecimientos posteriores en 1914, el entusiasmo público rayaba en la histeria cuando las tropas partieron hacia el este.

El teniente general Sir George de Lacy Evans, de Moig, condado de Limerick, se distinguió en las batallas de Alma e Inkerman.

Muchos regimientos se marcharon antes de que se declarara la guerra, ya que el conflicto se consideraba inevitable. El 24 de febrero de 1854, el 50th Foot, comandado por el teniente coronel Richard Waddy, nacido en Wexford, salió de Dublín. El Dublin Evening Post describe la partida del regimiento mientras marchaba desde Royal Barracks (más tarde Collins Barracks) hasta la estación de tren de Westland Row. Tales escenas se repitieron en todos los pueblos y ciudades de Irlanda:

Las bandas de otros tres regimientos de la guarnición los condujeron a lo largo de la línea de ruta, uno de los mejores de Europa y grandes multitudes los acompañaron, vitoreando a gritos, mientras desde las ventanas se agitaban pañuelos y bufandas, y cada señal de un 'God Speed 'mostrado. Mientras el regimiento tomaba el lado norte de la larga y espléndida línea de muelles por los que Dublín es tan célebre, las bandas tocaron 'Old Lang Syne', que los ciudadanos tomaron como un cumplido, como el 'Ciego medio centésimo', como solía llamarse al regimiento, a menudo habían compartido su hospitalidad. Cuando llegaron al Queen's Bridge, tocaron "A good time coming", las bandas retomaron la línea final de cada verso, mientras la música instrumental se apagaba, y la cantaron. Esta repetición vocal estaba bastante al unísono con los hábitos y gustos de los dublineses, y la vieja Eblana resonaba con los gritos de la gente. Cuando el regimiento llegó al puente de Essex, lo cruzó y pasó por Parliament Street, donde los escalones de Exchange presentaban una posición espléndida para la vista, y desde donde los vítores y agitar pañuelos eran muy alentadores cuando el cuerpo dobló por Dame Street. Cuando llegaron a College Green, en lugar de girar a la izquierda entre el Banco de Irlanda y la estatua de Guillermo III, se mantuvieron a la derecha de 'King William' y, dejando la universidad a la izquierda, continuaron por Nassau Street y Leinster Street. a Westland Row, brindando por la ruta más larga una mejor oportunidad para que la gente muestre sus sentimientos. También complació a los vestidos que, en la parte delantera del Trinity College, dieron la bienvenida a los soldados agitando gorras y shillelaghs, y varias demostraciones originales de buena voluntad, se retiraron a través de la gran entrada a College Park, y subieron las barandillas, continuaron sus saludables aplausos. a lo largo de la línea de Nassau Street, y luego penetrando hasta la parte trasera de los terrenos del College por la escuela de Anatomía, se encontró con la procesión de nuevo en Westland Row.

Los irlandeses en Crimea

Este interés público en los regimientos que parten para la guerra tal vez no sea sorprendente si se considera el gran número de irlandeses que estaban sirviendo en el ejército británico en ese momento. Los soldados irlandeses constituían alrededor del 30-35 por ciento del ejército británico en 1854, y se estima que más de 30.000 soldados irlandeses sirvieron en Crimea. Entre ellos había algunos hombres prominentes. El general Sir George De Lacy Evans, de Moig en el condado de Limerick, y el general Sir John Lysaght Pennefather, del condado de Tipperary, se distinguieron en las batallas de Alma e Inkerman. Los soldados y marineros nacidos en Irlanda ganaron 28 Cruces Victoria. El compañero del capitán Charles Davis Lucas, de Poyntzpass en el condado de Armagh, recibió la primera Cruz Victoria por arrojar por la borda un proyectil vivo que aterrizó en la cubierta del HMS Hecla durante un bombardeo de la fortaleza de Bomarsund en el Báltico en junio de 1854.
Junto a esta participación irlandesa en el ejército, había un gran contingente civil irlandés en Crimea. En los años que siguieron a las guerras napoleónicas, el gobierno británico había agotado los servicios médicos y de suministros del ejército. Al estallar la guerra se hizo un llamado a voluntarios tanto para el servicio de suministros (el Comisariado) como para los servicios médicos. Varios médicos irlandeses se ofrecieron como voluntarios para trabajar en los hospitales de Scutari y Balaclava, donde también trabajaban enfermeras y hermanas de enfermería irlandesas. Había una falta total de capellanes católicos y varios sacerdotes, incluidos dos jesuitas con sede en Dublín, el padre William Ronan y el padre Patrick Duffy, se ofrecieron como voluntarios para servir en Crimea.

Ilustración contemporánea de Charles Davis Lucas, de Poyntzpass, Condado de Armagh, arrojando por la borda un proyectil vivo que aterrizó en la cubierta del HMS Hecla durante un bombardeo de la fortaleza de Bomarsund en el Báltico en junio de 1854, por el que recibió el primer premio Victoria Cruz.

Los ingenieros y peones irlandeses también trabajaron en las nuevas carreteras y el ferrocarril en Crimea. Los ingenieros en jefe de los proyectos de carreteras y ferrocarriles, William Doyne y James Beatty, eran irlandeses.
Uno de los aspectos más inusuales de esta implicación civil irlandesa fue la participación de miembros de la policía irlandesa, que trabajaban como policías militares con el Cuerpo de Estado Mayor Montado y también con el Departamento del Comisariado. En enero de 1855 se publicó en The Times una carta escrita por el subcondestable Richard Bradshaw desde el cuartel de la policía irlandesa en Kilkenny. En él describió la miseria de la vida del campamento en Balaclava:

El clima, hasta ahora, no es más frío que en Irlanda, pero cuando un hombre se moja hasta los huesos, no tiene adónde ir más que a una tienda fría y cuando se levanta por la mañana debe ir a recoger leña para hervir. Su desayuno que consiste en café verde, que hay que tostarlo en la pala del establo, machacarlo y echarlo al agua que, con un poco de bizcocho, es nuestro bizcocho de desayuno y carne salada para la cena y la cena igual que el desayuno. Tomamos dos vasos de ron todos los días, que es principalmente lo que nos mantiene vivos, pero esperamos que no sea siempre tan malo como ahora. Si tomaran Sevastapol una vez, nuestra condición sería mejor. Por qué, si no se toma, y ​​las tropas tienen que pasar el invierno aquí, la historia registrará otro 1812. Algunos miembros del Cuerpo de Estado Mayor Montado están en excelente estado de salud y ánimo y esperamos, con la ayuda divina, borrar y regresar a nuestro país natal de nuevo.

Cientos de mujeres irlandesas también viajaron a Crimea y sus experiencias no han sido objeto de una investigación constante. Cada regimiento permitió que un pequeño número de esposas de los hombres acompañaran a sus maridos a Crimea. Lavaban y cocinaban para los hombres y, después de cada batalla, ayudaban a los heridos. De hecho, se podría argumentar que las esposas del ejército se utilizaron para ayudar a corregir las deficiencias en los servicios médicos y de apoyo. Margaret Kirwin, la esposa del soldado John Kirwin del 19th Foot, describió más tarde sus experiencias después de aterrizar en Varna:

Seguimos marchando hasta Devna y permanecimos quince días. Allí compré una pequeña tina de lavado y llevé mis utensilios de cocina en ella. Este fue todo mi equipaje que llevé sobre mi cabeza durante la marcha. También tenía una botella de agua y una mochila para llevar galletas. El sacerdote y el ministro tenían que llevar sus propias botellas y sacos, como los soldados. En la marcha, los hombres se caían del calor y me mantenían ocupada dándoles bebidas. Cuando llegamos a Monastne, el deber [de lavar] de la Compañía No. 5 recayó en mí, había 101 en él y la ropa fue traída por su caballo de transporte. Me paré en medio del arroyo desde las 6 am hasta las 7 pm lavándome. El Sargento de Color no llevaba la cuenta y algunos hombres pagaban y otros no, por lo que me quedé con muy poco para mis problemas.

Corresponsales de guerra irlandeses

La Guerra de Crimea también fue significativa, ya que fue el primer conflicto cubierto por corresponsales de guerra, siendo el más destacado William Howard Russell, nacido en Dublín. La guerra es única en la historia de los informes bélicos, ya que los corresponsales operaron sin las restricciones impuestas por cualquier forma de censura. No fue sino hasta finales de la guerra que los comandantes militares en Crimea comenzaron a censurar sus envíos, y nunca más los corresponsales de guerra disfrutarían de tal libertad. Los informes de Russell en The Times a menudo hablaban de los caprichosos sistemas médicos y de suministros y dieron lugar a severas críticas públicas a la administración de Lord Aberdeen y también a los comandantes militares. En un despacho de septiembre de 1854 escribió:

La gestión es infame y el contraste que ofrecen nuestros procedimientos con la conducta de los franceses más doloroso. ¿Podrías creerlo: los enfermos no tienen una cama en la que acostarse? Los aterrizan y los arrojan a una choza destartalada sin una silla o una mesa en ella. Los franceses con sus ambulancias, excelente personal de la comisaría y panadería, etc., en todos los aspectos son inconmensurablemente nuestros superiores. Mientras suceden estas cosas, Sir George Brown sólo parece preocupado por el hecho de que los hombres estén bien afeitados, con el cuello bien rígido y el cinturón apretado.

Por primera vez, el público recibió información periódica sobre la gestión (o, en este caso, la mala gestión) de una guerra, y los despachos de Russell sirvieron para destruir la reputación del comandante británico, Lord Raglan, y al mismo tiempo jugar un papel en el otoño. de la administración de Lord Aberdeen en enero de 1855. Sólo un pequeño número de corresponsales de guerra trabajaba en Crimea, y es interesante observar que había otros dos irlandeses entre ellos: Edwin Lawrence Godkin, nacido en Moyne, Co. Wicklow, y James Carlile McCoan, nacido en Dunlow, Co. Tyrone. Tanto Godkin como McCoan escribieron para el Daily News.

Celebraciones de posguerra

En vista de este alto nivel de participación irlandesa en Crimea, tanto a nivel militar como civil, el intenso interés del público irlandés en la guerra es quizás menos sorprendente. Muchas familias deben haber tenido miembros en Crimea sirviendo de alguna manera. El trabajo de corresponsales de guerra como William Howard Russell alimentó esta demanda pública de información, y el gran número de baladas de la guerra de Crimea en las colecciones irlandesas es una manifestación más de este interés. Cuando se tomó el lado sur de Sevastapol en septiembre de 1855, se llevaron a cabo una serie de celebraciones en todo el país, que se repitieron cuando se firmó un armisticio en París en febrero de 1856.

William Howard Russell, corresponsal del London Times nacido en Dublín, fotografiado en Crimea por Roger Fenton.

Quizás la demostración más extravagante del entusiasmo del público irlandés por la guerra fue el Gran Banquete de Crimea celebrado en Dublín en 1856. Se recaudaron más de £ 3600 mediante suscripción pública, y 4000 veteranos de Crimea y 1000 miembros del público se reunieron en la Pila A en la aduana. House Docks el 22 de octubre de 1856 para lo que sin duda debe haber sido la cena formal más grande de Irlanda. Se enviaron tres toneladas de patatas calientes en cuatro furgonetas, que se detuvieron en la sala "humeando como locomotoras". Los conductores de estas furgonetas estaban "literalmente envueltos en nubes de vapor", para el deleite de los niños pequeños que miraban. Se consumió una gran cantidad de alimentos y bebidas, incluidos 250 jamones, 230 patas de cordero, 500 empanadas de carne, 100 empanadas de venado, 100 budines de arroz, 260 budines de ciruela, 200 pavos, 200 gansos, 250 piezas de ternera, 100 capones y pollos. y 2000 panes de dos libras.

El Gran Banquete de Crimea de Dublín, 22 de octubre de 1856-5000 soldados, marineros e invitados se reunieron en un depósito aduanero (Pila A, muelles de la Aduana) para celebrar el final de la guerra. (Illustrated London News, 8 de noviembre de 1856)

A cada soldado se le dio un litro de porteador y una pinta de oporto o jerez. Una exhibición tan llamativa parece increíble si se tiene en cuenta que apenas diez años antes Irlanda estaba siendo devastada por el hambre.

También hay recordatorios físicos de la guerra en Irlanda en forma de monumentos e incluso pistolas de trofeo rusas, como los cañones en las escaleras del palacio de justicia en Tralee, en el muelle de Dun Laoghaire y en el puente de Armaghdown en Newry. Sin embargo, a pesar del entusiasmo público mostrado, los historiadores irlandeses han pasado por alto en gran medida la guerra de Crimea. Por lo general, solo recordada por eventos como el cargo de la Brigada Ligera y el trabajo de Florence Nightingale, la guerra fue, sin duda, uno de los episodios más importantes de la historia de Irlanda a mediados del siglo XIX. No solo hubo un alto nivel de participación irlandesa, sino que el trabajo de los corresponsales nacidos en Irlanda aseguró que el público estuviera plenamente informado de los acontecimientos en Crimea.
Si bien el gobierno aclamó el fin de la guerra como una gran victoria, el público ahora era plenamente consciente de las deficiencias de los comandantes y la organización del ejército. La mayoría de las 21.097 víctimas mortales del ejército británico habían sucumbido a la enfermedad, y solo 4.774 murieron en acción o murieron a causa de sus heridas. Los nombres irlandeses ocupan un lugar destacado en las listas de víctimas, y el público irlandés debe haberse dado cuenta de que la mayoría de estas muertes podrían haberse evitado. Hacia el final de la guerra, los informes de los periódicos en Irlanda comenzaron a parecer más cansados ​​de la guerra, y se hizo cada vez más obvio que miles de irlandeses habían pagado con sus vidas la falta de organización del ejército.

David Murphy es asistente editorial del Dictionary of Irish Biography, Royal Irish Academy.

Otras lecturas:
E. Bolster, Las hermanas irlandesas de la misericordia en la guerra de Crimea (Cork, 1964).
A. Hankinson, Man of Wars: William Howard Russell de The Times (Londres, 1982).
D. Murphy, Irlanda y la guerra de Crimea (Dublín, 2002).
T. Royle, Crimea: la Gran Guerra de Crimea, 1854–1856 (Londres, 1999).



Comentarios:

  1. Kim

    ¡Hombre guapo! ¡Anote!

  2. Eustace

    Estas equivocado. Puedo probarlo. Escribe en PM, nos comunicaremos.

  3. Bardawulf

    Disculpe por lo que estoy aquí para interferir ... recientemente. Pero están muy cerca del tema. Listo para ayudar.



Escribe un mensaje