Noticias

Partido Whig

Partido Whig


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El Partido Whig fue establecido en 1834 por políticos opuestos a la "tiranía ejecutiva de Andrew Jackson. El partido lleva el nombre del Partido Whig en la Cámara de los Comunes que en ese momento abogaba por reformas democráticas en Gran Bretaña".

En 1840, el candidato presidencial del partido era William Henry Harrison. Derrotó a Martin Van Buren del Partido Demócrata por 1.275.017 votos contra 1.128.702. Sin embargo, cuatro años después, la decisión del Partido de la Libertad contra la esclavitud de presentar un candidato, James Birney (62,300), dividió el voto y permitió a James Polk (1,337,243) derrotar a Henry Clay (1,299,068).

El Partido Whig regresó al poder en 1848 cuando Zachary Taylor (1.360.101) derrotó a Lewis Cass (1.220.544) y Martin Van Buren (291.263). El partido se desintegró tras su negativa a pronunciarse sobre la cuestión de la esclavitud. En 1852, el héroe de guerra Winfield Scott fue nominado como su candidato. El partido estaba muy dividido y los sureños sospechaban profundamente de las opiniones de Scott sobre la esclavitud. Franklin Pierce ganó 1.601.474 votos contra los 1.386.578 de Scott. La mayoría de los whigs se unieron al recién creado Partido Republicano en 1854.

La primavera pasada, los alemanes habían construido enormes tiendas de campaña en un espacio abierto en Lager. Durante toda la temporada buena, cada uno de ellos había atendido a más de 1.000 hombres: ahora se habían desmontado las tiendas y un exceso de 2.000 invitados abarrotaban nuestras cabañas. Los viejos prisioneros sabíamos que a los alemanes no les gustaban estas irregularidades y que pronto sucedería algo que reduciría nuestro número.


Partido Whig

Andrew Jackson, presidente desde 1829 hasta 1837, era conocido como el "Rey Andrew" entre los políticos Whig. Una desconfianza compartida hacia el presidente Jackson unificó a los whigs. Imagen cortesía de la Oficina de Archivos e Historia de Carolina del Norte, Raleigh, NC. En 1836, Edward B. Dudley fue el primer gobernador Whig elegido en Carolina del Norte. Los gobernadores del partido whig estarían en el poder hasta 1850. Imagen cortesía de la Oficina de Archivos e Historia de Carolina del Norte, Raleigh, NC. George Badger, una figura destacada del Partido Whig de Carolina del Norte, apoyó un gobierno federal activo. Imagen cortesía de la Oficina de Archivos e Historia de Carolina del Norte, Raleigh, NC. En 1853, William A. Graham fue elegido para el Senado en la lista del Partido Whig. Imagen cortesía de la Oficina de Archivos e Historia de Carolina del Norte, Raleigh, NC. El senador y partidario de Henry Clay, uno de los políticos Whig más famosos del país, William P. Mangum dirigió el ala de derechos estatales del Partido Whig. Imagen cortesía de la Oficina de Archivos e Historia de Carolina del Norte, Raleigh, NC. A pesar de ser un nativo de Carolina del Norte, el candidato presidencial de 1844 James K. Polk recibió la oposición de los principales miembros del Partido Whig de Carolina del Norte. Imagen cortesía de la Oficina de Archivos e Historia de Carolina del Norte, Raleigh, NC. El senador Thomas L. Clingman fue un miembro clave del Partido Whig de Carolina del Norte. Imagen cortesía de la Oficina de Archivos e Historia de Carolina del Norte, Raleigh, NC. Zebulon B. Vance, un whig del sur, se unió más tarde al Partido Demócrata. Imagen cortesía de la Colección de Carolina del Norte, la Universidad de Carolina del Norte en las Bibliotecas de Chapel Hill.

El término Whig ha tenido diferentes usos a lo largo de la historia de Estados Unidos. Durante la Revolución Americana, los patriotas lo usaron para simbolizar su oposición a las tiranías de la corona inglesa. Después de la Revolución, el término cayó en desuso, y algunos incluso lo usaron de manera peyorativa.

El término se utilizó principalmente durante el segundo sistema de partidos estadounidense. Este sistema de partidos cristalizó a mediados de la década de 1830 y duró hasta la Guerra Civil (1861-1865). Los whigs estadounidenses tomaron prestado el nombre del partido Whig británico, que creía en la supremacía de la legislatura sobre el rey. A partir de 1832, los oponentes del presidente Andrew Jackson se unieron en un partido de oposición. Estos primeros oponentes de Jackson lo tildaron de "Rey Andrew" debido a su aparente abuso de poder. En un discurso del Senado de 1834, Henry Clay de Kentucky utilizó el término & ldquoWhig & rdquo para identificar su oposición a Jackson, y fue rápidamente adoptado. Si la gente no lograba detener a Jackson, advirtió Clay, entonces el rey Andrew podría establecer un despotismo militar y amenazar las libertades aseguradas durante la Revolución.

Debido a que la desconfianza hacia Andrew Jackson unificó inicialmente a los Whigs, una combinación diversa de estadounidenses compuso el partido Whig. Los whigs eran proteccionistas y comerciantes libres, partidarios del papel moneda y del dinero fuerte, y partidarios de los derechos estatales y rsquo y nacionalistas.

El partido Whig también atrajo a norteños y sureños. Algunos de los nombres más reconocibles de la coalición Whig & # 8211 John Quincy Adams, Lyman Beecher, Horace Greeley, Abraham Lincoln, William H. Seward y Daniel Webster & # 8211 procedían del Norte. Sin embargo, los sureños también fueron figuras clave en el partido Whig. Los whigs del sur eran abogados y empresarios con mentalidad comercial. Las comunidades y estados del sur que buscaban ayuda económica e inversión del gobierno solían apoyar al partido Whig.

El partido Whig tenía principios "conservadores" y "quoliberales". Los whigs se describieron a sí mismos como el partido del orden y la estabilidad. Buscaban proteger la propiedad, mantener el status quo y mantener la cultura estadounidense y rsquos. Estos elementos conservadores fueron contrarrestados por una racha progresista en el pensamiento Whiggish. Los whigs querían una sociedad cosmopolita dinámica y creían que la expansión comercial representaba el desenlace de la Revolución Americana.

Los whigs estadounidenses fueron la vanguardia de muchos movimientos reformistas del siglo XIX. Al reformar las cárceles, desalentar el consumo de alcohol y prohibir la entrega de correo en sábado, los reformadores Whig buscaron poner orden en la sociedad. Tanto el impulso reformista como la filosofía económica whig conocida como "Sistema Americano" iban a producir esta sociedad ordenada. El surgimiento de la democracia jacksoniana y el declive de las iglesias establecidas debilitaron la influencia pública de la élite y los rsquos. La clase alta sin título encontró un hogar entre los whigs y volvió a influir en la sociedad y la política.

En Carolina del Norte, los whigs procedían de la región occidental y de las partes subdesarrolladas del noreste cerca de Albemarle Sound. Creyendo que los plantadores de marea frustraron el desarrollo económico, los Whigs de Carolina del Norte pidieron una nueva constitución estatal en 1835. El nuevo documento le dio al oeste de Carolina del Norte más poder y escaños en la legislatura estatal. También permitió la elección del gobernador por votación popular. En 1836, Edward B. Dudley se convirtió en el primer gobernador whig de Carolina del Norte. Los whigs controlaron la gobernación desde ese momento hasta 1850. En la legislatura estatal, los whigs asignaron fondos para la construcción de autopistas y ferrocarriles y apoyaron a los bancos autorizados por el estado para proporcionar el capital necesario. Sus objetivos se materializaron en la década de 1850, cuando los demócratas apoyaron y crearon mejoras internas financiadas por el estado.

George Badger, William A. Graham y William P. Mangum eran los líderes de los Whigs de Carolina del Norte. Badger y Graham apoyaron un gobierno federal activo, mientras que Mangum lideró el ala de derechos estatales y rsquo del partido Whig. Los tres se asociaron con Henry Clay y, en poco tiempo, los tres, incluso Mangum, apoyaron públicamente al kentuckiano. Otros whigs clave de Carolina del Norte fueron Thomas Clingman, Edward Stanly y Kenneth Rayner.

El partido Whig en Carolina del Norte estableció docenas de periódicos en todo el estado para difundir su mensaje de orden y progreso económico. Entre los más influyentes se encontraban los Mensajero de Asheville, los Charlotte Journal, Observador de Fayetteville, Newbern Spectator, Whig del norte del estado (Washington), Registro de Raleigh, y Crónica de Wilmington. La mayoría de los editores eran norteños, que emigraron a Carolina del Norte. La influencia del Norte permitió a los Whigs de Carolina del Norte defender políticas similares a las del partido nacional y los rsquos.

En 1835, los Whigs de Carolina del Norte ganaron siete de los trece escaños en la Cámara de Representantes federal. Esto demostró que una alternativa viable al Partido Demócrata había llegado al estado del Viejo Norte. Los escaños de los whigs de Carolina del Norte en el Congreso se redujeron a seis, y luego a cuatro, antes de volver a subir a siete en 1841. El estado perdió cuatro escaños debido al censo de 1840 y los whigs mantuvieron cuatro de los nueve escaños del Congreso hasta que se abrieron paso en 1847 con seis victorias. Continuaron ocupando esos seis escaños hasta que el estado perdió otro escaño debido al censo de 1850. En las elecciones de 1853, los Whigs ganaron solo dos de las ocho elecciones a la Cámara, y el partido no ofreció candidatos para las elecciones del Congreso a partir de entonces. Sin embargo, los Whigs enviaron a tres de sus miembros al Senado de los Estados Unidos: William P. Mangum, William A. Graham y George E. Badger.

Al igual que los demócratas, los Whigs de Carolina del Norte realizaron mítines públicos, organizaron barbacoas y participaron en debates políticos. Sin duda, la buena carne de cerdo y la presencia pública contribuyeron a un aumento en el número de votantes de Tar Heel después de que solo el 32 por ciento de los habitantes de Carolina del Norte votaron en las elecciones presidenciales de 1832, casi el 85 por ciento votó ocho años después.

Los whigs obtuvieron tantas victorias en Carolina del Norte como en otros estados. El partido Whig sobrevivió más tiempo en Carolina del Norte que en cualquier otro lugar. Todavía en 1860, un Whig se postuló para gobernador del estado. Los whigs controlaron la Cámara de los Comunes de Carolina del Norte desde 1838 hasta 1842. Después de un papel de dos años como partido minoritario, los whigs retomaron la cámara baja en 1844 y la mantuvieron hasta 1848. En el Senado estatal, los whigs también lo hicieron. Controlaron ese cuerpo a partir de 1836 y perdieron el control en 1842. En 1846 recuperaron el control solo para perderlo dos años después. Desde 1836 hasta 1848, cada vez que las dos casas de Carolina del Norte celebraron votaciones conjuntas, los Whigs tenían mayoría (excepto en 1842).

El partido Whig presentó tres candidatos presidenciales en las elecciones de 1836. Al hacer esto, esperaban evitar que cualquier candidato obtuviera la mayoría de los votos electorales y obligar a la Cámara de Representantes, controlada por los Whigs, a elegir al próximo presidente. Los demócratas se burlaron de que esta estratagema privaría a la gente de elegir a sus líderes. El presidente saliente Jackson ordenó a sus compañeros demócratas que apoyaran al vicepresidente, Martin Van Buren. Cuando algunos demócratas se opusieron, Jackson respondió que negarse a apoyar a Van Buren equivalía a traición. Debido al estilo de liderazgo autoritario de Jackson & rsquos, algunos demócratas, incluidos muchos habitantes de Carolina del Norte, salieron disparados del partido para ondear la pancarta Whig. Van Buren, sin embargo, recibió la mayoría de los votos electorales y se convirtió en el octavo presidente de la nación. Por más de tres mil votos, también ganó el voto popular de Carolina del Norte. Durante esta elección, uno de los hijos favoritos de Carolina del Norte, William Persons Mangum, aunque no era candidato, recibió once votos electorales de Carolina del Sur.

Después de que Jackson dejó el cargo, los Whigs desarrollaron un programa económico. Su pieza central se convirtió en la constitución de un tercer banco nacional. Este banco manejaría las finanzas del gobierno y controlaría los bancos que los estados habían constituido. Los whigs también pidieron una tarifa protectora. Un arancel elevado ayudaría a los fabricantes estadounidenses incipientes a competir con los fabricantes británicos establecidos. Los whigs también apoyaron las mejoras internas patrocinadas por el gobierno federal. Las autopistas de peaje, los canales y los ferrocarriles deberían construirse con dólares federales, creían los whigs, porque unirían las distintas secciones de la Unión y permitirían a los agricultores distribuir las cosechas de forma más rápida y barata en los mercados distantes. Finalmente, los whigs apoyaron una distribución de los ingresos federales excedentes a los estados. Cada estado podría entonces apropiarse de su parte del excedente para mejoras internas, educación o colonización de esclavos. Los whigs diseñaron su programa económico para satisfacer una `` armonía de intereses ''. Aunque la gente confió autoridad a las élites, los whigs esperaban que los beneficios llegaran a los agricultores, artesanos y trabajadores; todas las partes de la sociedad se beneficiaron de la industrialización de Estados Unidos y el surgimiento del capitalismo, creían los whigs.

En las elecciones presidenciales de 1840, los Whigs nominaron a William Henry Harrison como su candidato. Debido al aplastante Panic de 1837 y Harrison & rsquos apela a la "sidra dura", los Whigs ganaron de manera impresionante. Aunque los whigs llevaron a Carolina del Norte por más de doce mil votos, la victoria duró poco. Después de dar un largo discurso inaugural en un frío día de marzo, Harrison se enfermó y murió un mes después, lo que convirtió su presidencia en la más corta en la historia de Estados Unidos.

John Tyler se convirtió en el primer vicepresidente en asumir la presidencia después de la muerte de un presidente. Tyler había sido incluido en la boleta Whig para ayudar a equilibrar el boleto. Como un construccionista estricto que se unió a los Whigs por desconfianza en Jackson, el virginiano como presidente enfureció a los whigs al vetar los proyectos de ley para la creación de un tercer banco nacional. Después de que su gabinete renunció en protesta, Tyler llenó algunos de los escaños vacantes con demócratas. Tyler apaciguó a los whigs aprobando el arancel de 1842. Terminó su administración como director ejecutivo sin partido, pero en uno de sus últimos actos oficiales, firmó una resolución conjunta que anexó Texas.

En 1844, los Whigs recurrieron a su miembro más famoso, Henry Clay, para oponerse a James K. Polk. En una elección cerrada, Polk derrotó a Clay por solo 40.000 votos populares. Clay llevó a Polk & rsquos al estado natal de Carolina del Norte y su estado natal de Tennessee. A diferencia de las elecciones anteriores, esta elección no dependió de cuestiones económicas sino de la cuestión de la expansión. Mientras Clay se equivocó, Polk apoyó firmemente la expansión territorial. Cuatro años después, los Whigs nominaron a Zachary Taylor. Para los whigs, no importaba que Taylor, un héroe durante la guerra mexicana, nunca hubiera votado. Esta campaña electoral giró en torno a la cuestión de si se permitiría la esclavitud en las áreas adquiridas como resultado de ganar la Guerra Mexicana. Taylor, dueño de más de 200 esclavos, dijo poco, pero su oponente, Lewis Cass, afirmó en voz alta que la gente de cada territorio debería decidir la esclavitud y el destino de los rsquos. Los Whigs de Carolina del Norte crearon & ldquoRough and Ready Clubs & rdquo para promover a Taylor como un amigo de la esclavitud que respetaba las limitaciones impuestas al poder presidencial. En consecuencia, los whigs argumentaron que el "pueblo" y no el presidente "debería gobernar el país". Como Clay cuatro años antes, Taylor ganó el estado del Viejo Norte esta vez, por más de ocho mil votos. Pero al igual que Harrison antes que él, Taylor murió mientras estaba en el cargo. Durante sus dieciséis meses como presidente, Taylor casi precipitó una guerra civil al amenazar con vetar las propuestas de compromiso. Su muerte elevó a Millard Fillmore a la presidencia y Fillmore aprobó una serie de proyectos de ley que se conocieron como el Compromiso de 1850.

Fillmore fue el último presidente Whig. En 1852, en la 53ª votación, los Whigs nominaron a Winfield Scott. El nominado Whig luego perdió de forma aplastante ante el demócrata Franklin Pierce. Scott ganó solo cuatro estados, pero perdió Carolina del Norte por solo 745 votos. La fuerte actuación de Scott & rsquos en Carolina del Norte se puede atribuir al hecho de que Carolina del Norte & rsquos William A. Graham estaba en la lista como compañero de fórmula de Scott & rsquos.

Irónicamente, los logros de los whigs y la prosperidad económica de principios de la década de 1850 socavaron la importancia del partido. La creciente crisis de la esclavitud dividió a los miembros del partido, que dejaron de presentar candidatos a la presidencia después de la ley de Kansas Nebraska de 1854. Algunos whigs se unieron a partidos nativistas, como el partido American o Know Nothing. La mayoría de los whigs del norte se unieron al partido republicano, que tenía una plataforma que pedía el fin de la extensión de la esclavitud a los nuevos territorios. Los whigs del sur, como Thomas Clingman, se unieron al Partido Demócrata, ya que apoyaba el derecho de los ciudadanos a llevar esclavos a los territorios. Durante la crisis de la secesión de 1860-61, los whigs del sur restantes se unieron al movimiento de la Unión Constitucional.

Los Whigs de Carolina del Norte no le gustaban las políticas antiesclavistas del nuevo partido republicano. Esperaban formar un nuevo partido de whigs del sur y republicanos conservadores del norte. Estos esfuerzos nunca se materializaron. El gobernador John W. Ellis pidió la secesión, y sus compañeros whigs de Carolina del Norte apoyaron la convocatoria de la convención de secesión de diciembre de 1860. Esta convención, esperaban, estaría compuesta por hombres moderados y conservadores. Pero el último día de febrero, los votantes de Carolina del Norte rechazaron la convocatoria de una convención. Después de que los Estados Confederados de América dispararan contra Fort Sumter en Charleston, los whigs y los demócratas de Carolina del Norte llegaron a la sombría conclusión de que había llegado la Guerra Civil. El 20 de mayo de 1861, una convención de habitantes de Carolina del Norte decidió por unanimidad que Carolina del Norte debería separarse y ayudar a otros estados del sur a defenderse de una invasión inminente.

Es muy probable que los whigs derrotaran a los oponentes demócratas porque los derrotaron en su propio juego. Los demócratas utilizaron héroes militares para ganar las elecciones y los whigs imitaron este enfoque exitoso. Los candidatos presidenciales whig William Henry Harrison y Zachary Taylor también ganaron la presidencia debido a sus antecedentes militares. Para un partido construido sobre la oposición a un cacique militar, las elecciones de Harrison, Taylor y Scott parecían contradictorias, ya que los whigs criticaron lo que llamaron democracia vulgar. Pero los whigs emplearon las mismas tácticas de campaña por las que criticaron a los demócratas. El partido Whig en Carolina del Norte fue una de las ramas más exitosas del partido Whig nacional. Si no fuera por el tema de la esclavitud, podría haber seguido ganando el apoyo de Tar Heel & rsquos.

Fuentes

Arthur C. Cole, El Partido Whig en el Sur (Gloucester, 1962) Congressional Quarterly y rsquos Guide to US Elections (Washington, DC, 1975) Michael F. Holt, El ascenso y la caída del Partido Whig estadounidense: la política jacksoniana y el inicio de la Guerra Civil (Nueva York, 1999) Daniel Walker Howe, La cultura política de los whigs estadounidenses (Chicago, 1979) John C. Inscoe, Maestros de las montañas: la esclavitud y la crisis seccional en el oeste de Carolina del Norte (Knoxville, 1989) Thomas E. Jeffrey, Partidos estatales y política nacional: Carolina del Norte, 1815-1861 (Atenas, 1989) y & ldquoThunder from the Mountains & rsquo: Thomas Lanier Clingman y el fin de la supremacía Whig en Carolina del Norte, & rdquo Revisión histórica de Carolina del Norte 56 (octubre de 1979) Marc W. Kruman, Partidos y política en Carolina del Norte, 1836-1865 (Baton Rouge, 1983) Lynn Marshall, & ldquoThe Strange Mortinance of the Whig Party, & rdquo Reseña histórica americana 72 (enero de 1967) Richard P. McCormick, El segundo sistema de partidos estadounidense: formación de partidos en la era jacksoniana (Chapel Hill, 1966) y & ldquo¿Hubo una & lsquoWhig Strategy & rsquo en 1836? & Rdquo Diario de la República Primitiva 4 (1984) James R. Morrill, & ldquo Las elecciones presidenciales de 1852: Death Knell del Partido Whig en Carolina del Norte, & rdquo Revisión histórica de Carolina del Norte, 44 (octubre de 1967) Herbert D. Pegg, El Partido Whig en Carolina del Norte, 1834-1861 (Chapel Hill, 1968) Charles G. Sellers, & ldquo¿Quiénes eran los whigs del sur? & Rdquo Reseña histórica americana 59 (enero de 1954) Arthur M. Schlesinger (ed.), Historia de las elecciones presidenciales estadounidenses, 1789-1968 (Nueva York, 1971).


Partido Whig

El Partido Whig se originó a mediados de la década de 1830. Los whigs incluían enemigos tradicionales que se unieron en su oposición al presidente Andrew Jackson y sus políticas. Los esclavistas del sur, que se oponían al apoyo de Jackson al Arancel de 1828, apoyaban al Partido Whig. Los abolicionistas despreciaban a Jackson porque era dueño de esclavos y abogaban por la expansión de la esclavitud en nuevos territorios de Estados Unidos. Los empresarios objetaron la falta de apoyo de Jackson a los bancos, específicamente al Segundo Banco de Estados Unidos. Finalmente, una gran cantidad de agricultores e industriales se opusieron al fracaso de Jackson para apoyar proyectos de mejora interna, como autopistas y canales.

El Partido Whig creía en un gobierno federal fuerte, similar al Partido Federalista que lo precedió. El gobierno federal debe proporcionar a sus ciudadanos una infraestructura de transporte para ayudar al desarrollo económico. Muchos whigs también pidieron el apoyo del gobierno a las empresas a través de aranceles. Los aranceles eran impuestos aplicados a los productos fabricados en el extranjero vendidos en los Estados Unidos. Estos impuestos aumentarían el precio de los bienes extranjeros, haciendo que los productos estadounidenses fueran más atractivos para el consumidor. Los whigs también creían que el gobierno debería desempeñar un papel en la creación de una ciudadanía moral. El gobierno debería apoyar la templanza, la educación pública, la observancia del sábado y, según algunos whigs, el abolicionismo.

Al mismo tiempo que se formó el Partido Whig, también existió el Partido Demócrata. Los demócratas, en su conjunto, creían que los estados deberían retener tanto poder como fuera posible. El gobierno federal solo debe tener un número mínimo de poderes, y estos poderes deben consistir solo en los necesarios para el funcionamiento del gobierno federal. Los demócratas enfatizaron los derechos de la gente común, un mensaje que fue especialmente receptivo entre los pequeños agricultores y los trabajadores de las fábricas. El Partido Demócrata también pidió la expansión de Estados Unidos. Esto abriría nuevas tierras para los asentamientos, un mensaje que acogieron con agrado los agricultores y los trabajadores de las fábricas en apuros, que esperaban poseer su propia tierra algún día.

El Partido Whig presentó a sus primeros candidatos a la presidencia en 1836. Desafortunadamente, el partido tenía tres candidatos, William Henry Harrison, Hugh White y Daniel Webster, que se postulaban para la presidencia. Combinados, los tres hombres tuvieron una actuación impresionante contra el candidato demócrata, Martin Van Buren. Los candidatos Whig recibieron un total combinado de 739.000 votos frente a los 765.000 votos de Van Buren. Desafortunadamente para los Whigs, presentar a tres candidatos les costó la elección. En 1840, el Partido Whig eligió a Harrison como su único candidato. Harrison recibió el 53,1 por ciento de los votos frente al 46,9 por ciento del actual Van Buren. Desafortunadamente para los Whigs, Harrison murió un mes después de asumir el cargo. El vicepresidente John Tyler sucedió a Harrison. Si bien Tyler dijo que seguiría la ideología del Partido Whig, sus acciones presidenciales fueron más acordes con las políticas del Partido Demócrata. Tanto los whigs como los demócratas se negaron a respaldar a Tyler para la presidencia en 1844. El candidato demócrata, James Polk, se postuló en una plataforma de expansión de Estados Unidos. Derrotó al candidato Whig, Henry Clay, principalmente debido a que James Birney del Partido de la Libertad también se postuló para la presidencia. Birney sacó numerosos votos abolicionistas de Clay, lo que permitió que Polk ganara por apenas treinta y ocho mil votos.

El Partido Whig presentó a Zachary Taylor en 1848 para la presidencia. Esta elección inició el colapso del Partido Whig. Taylor, un esclavista del sur, dividió a los whigs en facciones del norte y del sur. A medida que aumentaron las tensiones por la expansión de la esclavitud a fines de la década de 1840 y principios de la de 1850, los whigs del norte no pudieron mantener a un dueño de esclavos. El Partido Demócrata nominó a Lewis Cass, un ex de Ohio. Los demócratas del sur no podían apoyar a un candidato del norte. Al final, Taylor ganó, gracias a numerosos demócratas del sur que votaron por él, pero el Partido Whig estaba en declive. Los Whigs dirigieron a Winfield Scott en 1852. Scott perdió ante Franklin Pierce, y las crecientes tensiones sobre la esclavitud impidieron que el partido presentara a otro candidato a la presidencia. El partido se dividió, y la mayoría de los whigs del sur se unieron al Partido Demócrata y los whigs del norte se unieron al Partido de la Tierra Libre.

El Partido Whig demostró ser más fuerte en Nueva Inglaterra y los estados del Atlántico Medio, aunque los candidatos Whig tuvieron una fuerte presencia en el Sur y en el Medio Oeste. En Ohio, muchos votantes apoyaron a los Whigs y su llamado a mejoras internas. Joseph Vance, un Whig, se convirtió en el primer gobernador Whig de Ohio en 1836. El Partido Whig también dominó la legislatura de Ohio en ese mismo tiempo. El pánico de 1837 hizo que los votantes de Ohio reemplazaran a Vance con el demócrata Wilson Shannon y reemplazaran la mayoría whig en la legislatura por una demócrata. A medida que mejoraron las condiciones económicas del estado, los habitantes de Ohio devolvieron a un Whig, Thomas Corwin, a la oficina del gobernador. En 1845, los Whigs volvieron a controlar tanto la legislatura como la oficina del gobernador. Ese año, la legislatura promulgó el Kelley Bank Bill, estableciendo el State Bank of Ohio. Desafortunadamente para los whigs de Ohio, la confusión que enfrentó su partido a nivel nacional a fines de la década de 1840 y principios de la de 1850 también influyó en la política estatal. A medida que el Partido Whig colapsó a nivel nacional, los Whigs de Ohio se asociaron con otros partidos, principalmente el Partido Suelo Libre, el Partido Saber Nada y, finalmente, el Partido Republicano.


¿Quién apoyó al Partido Federalista?

Aunque Washington desdeñó las facciones y negó la adhesión al partido, generalmente se considera que fue, por política e inclinación, un federalista y, por lo tanto, su figura más importante. Los líderes públicos influyentes que aceptaron la etiqueta federalista incluyeron a John Adams, Alexander Hamilton, John Jay, Rufus King, John Marshall, Timothy Pickering y Charles Cotesworth Pinckney. Todos habían hecho campaña por una constitución nueva y más eficaz en 1787. Sin embargo, debido a que muchos miembros del Partido Demócrata-Republicano de Thomas Jefferson y James Madison también habían defendido la Constitución, el Partido Federalista no puede considerarse el descendiente directo del pro-Constitución. , o & # x2018federalist, & # x2019 agrupación de la década de 1780. En cambio, al igual que su oposición, el partido surgió en la década de 1790 en nuevas condiciones y en torno a nuevos temas.

El partido obtuvo su apoyo inicial de aquellos que & # x2014por razones ideológicas y de otro tipo & # x2014 deseaban fortalecer el poder nacional en lugar del estatal. Hasta su derrota en las elecciones presidenciales de 1800, su estilo fue elitista y sus dirigentes despreciaron la democracia, el sufragio generalizado y las elecciones abiertas. Su respaldo se centró en el noreste comercial, cuya economía y orden público habían sido amenazados por los fracasos del gobierno de la Confederación antes de 1788. Aunque el partido disfrutó de una influencia considerable en Virginia, Carolina del Norte y el área alrededor de Charleston, Carolina del Sur, no logró atraer propietarios de plantaciones y agricultores del sur y oeste. Su incapacidad para ampliar su atractivo geográfico y social finalmente lo hizo.


¿Quiénes eran los whigs?

El Partido Whig se fundó originalmente en 1678, al comienzo de la historia política moderna de Gran Bretaña. Los principios clave de los Whigs eran defender al pueblo contra la tiranía y promover el progreso humano. Después de asegurar la 'Revolución Gloriosa' en 1688, que estableció la primacía del Parlamento sobre la Corona, los Whigs fundaron el Banco de Inglaterra en 1694 y luego redactaron el Acta de Unión entre Inglaterra y Escocia en 1707. Durante los siguientes 150 años, los whigs sentaron las bases para una Gran Bretaña moderna decente y democrática. Durante este período, solo había dos partidos políticos en Gran Bretaña: los Whigs, que presionaron hacia adelante, y los Tories, que intentaron contener las cosas.

Hubo dieciséis Primeros Ministros Whig, y los principales períodos de progreso en Gran Bretaña en este momento fueron la Supremacía Whig (1714-60) y el Renacimiento Whig (1806-34). Los whigs aprobaron una serie de medidas a favor de la inmigración y leyes para permitir la plena participación de las minorías religiosas en la vida pública. Los whigs abolieron la trata de esclavos en 1807 y abolieron la esclavitud en todo el Imperio Británico en 1833. Quizás lo más notable es que los whigs aprobaron la Gran Ley de Reforma en 1832, que expandió el electorado e hizo al Parlamento más representativo del país en su conjunto.

El Partido Whig se disolvió en 1868, y el espíritu reformador de los Whigs fue heredado por los Liberales y el Partido Laborista. Muchas de las grandes reformas del siglo XX se llevaron a cabo en el espíritu de Whiggery, como la Ley de Representación del Pueblo de 1918, que dio a las mujeres el voto, el establecimiento del NHS y el estado de bienestar por parte del Gobierno Laborista de la posguerra, y el reformas de Roy Jenkins en la década de 1960, que despenalizó la homosexualidad y abolió la pena capital. Este espíritu Whiggish fue revitalizado por la fundación del Partido Socialdemócrata en 1981 y el lanzamiento del Nuevo Laborismo en 1994, pero a principios del siglo XXI ambos movimientos se habían quedado sin ideas. Cuando la crisis financiera mundial golpeó al Reino Unido en 2008, no había una respuesta progresiva creíble y los conservadores pudieron una vez más establecer la agenda política.

El regreso de los Whigs & gt & gt

& # 8220Soy un Whig, y estoy dispuesto a actuar como lo hacían los grandes Whigs en los viejos tiempos, que nunca se dejaron seducir por frases vulgares cuando había que afrontar grandes peligros políticos. & # 8221


Partido Whig - Historia

Aunque los oponentes de Jackson tardaron varios años en fusionarse en una organización política nacional eficaz, a mediados de la década de 1830 el partido Whig, como se conoció a la oposición, pudo luchar contra el Partido Demócrata en términos casi iguales en todo el país. .

El partido Whig se formó en 1834 como una coalición de republicanos nacionales, anti-masones y demócratas descontentos, que estaban unidos por su odio al "rey Andrew" Jackson y sus "usurpaciones" de la autoridad judicial y del Congreso, se unieron en 1834 para forman el partido Whig. El partido tomó su nombre del grupo Whig británico del siglo XVII que había defendido las libertades inglesas contra las usurpaciones de los Stuart Kings pro católicos.

En 1836, los Whigs montaron su primera campaña presidencial, presentando tres candidatos regionales contra Martin Van Buren: Daniel Webster, el senador de Massachusetts que tenía un atractivo sustancial en Nueva Inglaterra, Hugh Lawson White, que tenía atractivo en el sur y William Henry Harrison, que luchó una alianza india en la Batalla de Tippecanoe y apeló a Occidente ya los Anti-Masones en Pensilvania y Vermont. La estrategia del partido era lanzar la elección a la Cámara de Representantes, donde los whigs se unirían detrás de un solo candidato. Van Buren derrotó fácilmente a todos sus oponentes whigs, ganando 170 votos electorales contra solo 73 para su rival más cercano.

Después de su fuerte actuación en las elecciones de 1836, William Henry Harrison recibió el apoyo unido del partido Whig en 1840. Beneficiándose del Pánico de 1837, Harrison derrotó fácilmente a Van Buren por una votación de 234 a 60 en el colegio electoral.

Desafortunadamente, Harrison, de 68 años, se resfrió mientras pronunciaba un discurso inaugural de dos horas bajo la lluvia helada. Apenas un mes después murió de neumonía, siendo el primer presidente en morir en el cargo. Su sucesor, John Tyler de Virginia, fue un ardiente defensor de la esclavitud, un firme defensor de los derechos de los estados y un ex demócrata, a quien los Whigs habían nominado para atraer el apoyo demócrata a la candidatura Whig.

Tyler, firme creyente en el principio de que el gobierno federal no debe ejercer más poderes que los enumerados expresamente en la Constitución, rechazó todo el programa legislativo Whig, que pedía el restablecimiento de un banco nacional, un aumento de las tarifas y mejoras internas financiadas por el gobierno federal.

El partido Whig estaba furioso. Una multitud enojada se reunió en la Casa Blanca, arrojó piedras por las ventanas y quemó al presidente en efigie. To protest Tyler’s rejection of the Whig political agenda, all members of the cabinet but one resigned. Tyler became a president without a party. “His Accidency” vetoed nine bills during his four years in office, more than any previous one-term president, frustrating Whig plans to recharter the national bank and raise the tariff while simultaneously distributing proceeds of land sales to the states. In 1843 Whigs in the House of Representatives made Tyler the subject of the first serious impeachment attempt, but the resolutions failed by a vote of 127 to 83.

Like the Democrats, the Whigs were a coalition of sectional interests, class and economic interests, and ethnic and religious interests.

Democratic voters tended to be small farmers, residents of less-prosperous towns, and the Scots-Irish and Catholic Irish. Whigs tended to be educators and professionals manufacturers business-oriented farmers British and German Protestant immigrants upwardly aspiring manual laborers free blacks and active members of Presbyterian, Unitarian, and Congregational churches.

The Whig coalition included supporters of Henry Clay’s American System, states’ righters, religious groups alienated by Jackson’s Indian removal policies, and bankers and businesspeople frightened by the Democrats’ anti-monopoly and anti-bank rhetoric.

Whereas the Democrats stressed class conflict, Whigs emphasized the harmony of interests between labor and capital, the need for humanitarian reform, and leadership by men of talent. The Whigs also idealized the “self-made man,” who starts “from an humble origin, and from small beginnings rise[s] gradually in the world, as a result of merit and industry.” Finally, the Whigs viewed technology and factory enterprise as forces for increasing national wealth and improving living conditions.

In 1848 and 1852 the Whigs tried to repeat their successful 1840 presidential campaign by nominating military heroes for the presidency. The party won the 1848 election with General Zachary Taylor, an Indian fighter and hero of the Mexican War, who had boasted that he had never cast a vote in a presidential election. Like Harrison, Taylor confined his campaign speeches to uncontroversial platitudes. “Old Rough and Ready,” as he was known, died after just 1 year and 127 days in office. Then, in 1852, the Whigs nominated another Indian fighter and Mexican War hero, General Winfield Scott, who carried just four states for his dying party. “Old Fuss and Feathers,” as he was called, was the last Whig nominee to play an important role in a presidential election.


Disintegration

By the time Fillmore had succeeded to the presidency, the disintegration of the party was already manifest in 1848 several important Whigs joined the new Free-Soil party, along with the abolitionists. In New England a bitter struggle developed between antislavery “Conscience Whigs” and proslavery “Cotton Whigs,” in other places between “lower law” Whigs and “higher law” Whigs (the term “higher law” had originated from a famous speech by William H. Seward, who declared that there was a higher law than the Constitution).

In the election of 1852, the party was torn wide open by sectional interests. Both Clay and Webster died during the campaign, and Winfield Scott, the Whig presidential candidate, won only 42 electoral votes. This brought about a quick end to the party, and its remnants gravitated toward other parties. The newly formed (1854) Republican party and the sharply divided Democratic party absorbed the largest segments. Other Whigs, led by Fillmore, drifted into the Know-Nothing movement.


What Can the Collapse of the Whig Party Tell Us About Today’s Politics?

In the midst of this tumultuous campaign season, the long, stable two-party system appears to be fraying at the seams. The Republican establishment’s struggle to reconcile the rise of Donald Trump with its own attempts at retaking the White House serves as a reminder that political institutions are not necessarily permanent. Major political parties can and have collapsed in the United States.

Pundits on sites such as don y Salon find an intriguing precedent in the rapid demise of the Whig party in the middle of the 19th century. From the early 1830s well into the mid-1850s, the Whigs joined the Democrats as one of the nation’s two major parties. As late as the winter of 1853, a Whig president, Millard Fillmore of New York, occupied the White House. But two years later, by the fall of 1855, the Whig party was effectively extinct. Clearly, dramatic change in American party politics can happen fast, but is that kind of transformation happening today with the G.O.P.?

Probablemente no. Looking back, the underlying causes of the Whig party’s downfall seem so much graver than today’s turmoil, noteworthy as it has been.

The major American political realignment of the mid-1850s had been brewing for decades due to fundamental divisions over the place of slavery in American politics. By the late 1830s a small and radical group of abolitionists had become fed up with the two major parties, the Whigs and Democrats. Both systematically downplayed slavery, opting instead to spar over seemingly unrelated issues including taxation, trade policy, banking and infrastructure spending.

Abolitionists, by contrast, insisted that those issues were secondary to combatting the southern “slave power’s” control of federal policymaking. Antislavery third parties (the abolitionist Liberty Party from 1840 to 1848 and the more moderate antislavery Free Soil Party from 1848 to 1854) relentlessly attacked the major parties’ inherent incapacity to offer meaningful policy outcomes on their central issue. These activists fought fiercely, and ultimately successfully, to demolish the existing party system, seeing it (correctly) as overly protective of the slave states’ political power. As the slavery issue grew increasingly salient in the face of rapid national expansion, so did disputes over slavery’s place in new western territories and conflicts over fugitive slaves. The old issues began to matter less and less to average northern Whig voters.

The 1852 election was a disaster for the Whigs. In the vain hope of once more bridging the widening sectional rift, the party crafted a measured, proslavery platform distasteful to many northern Whigs, thousands of whom simply stayed home on Election Day. Two years later, when Congress passed divisive legislation that could introduce slavery into Kansas, the teetering Whig party came tumbling down. A new coalition that combined most of the Free Soil Party, a majority of northern Whigs, and a substantial number of disgruntled northern Democrats came together to form the Republican party. In less than two years, this grand, and not-at-all-old, party emerged as the most popular political party in the North, electing the Speaker of the House in February of 1856 and winning 11 of 16 non-slaveholding states in the presidential contest later that year.

The one policy goal that united all Republicans was opposition to the expansion of slavery, though there were a host of other issues that this Republican Party also coalesced behind (including, ironically, many former Whigs’ disgust at the growing “problem” of Irish Catholic immigrants).  Abolitionists had long argued that the southern states unfairly controlled the national government and needed to be stopped from further extending slavery’s reach. Finally, after more than 20 years of agitation, the new Republican Party organized around precisely this agenda. Just a few years prior, such developments would have been almost completely unimaginable to all but the most prescient antislavery political spokesmen. Party systems can indeed collapse with stunning rapidity.

When the Whig Party crumbled and northern Democrats split in the mid-1850s, it was because both of those old parties had failed to respond to the threat of slavery’s expansion, which was fast becoming the major national issue—one which many Northerners had come to care more deeply about than any other policy question. The collapse of the Whig Party in the 1850s created national chaos, and ultimately civil war, but for many Americans the risk was worth it because of their insistence that slavery’s expansion be stopped.   With so many matters facing voters today, from national security concerns to economic anxieties to fears about illegal immigration, it’s unlikely that there’s any single issue that diverges radically enough from current partisan divisions and generates sufficiently intense ideological commitments to bring about an analogous upheaval in modern national politics.

Whether or not Donald Trump’s campaign continues to confound the political class in the coming months, his disaffected supporters have provided a potent reminder that nothing in politics is guaranteed.

This is adapted from an essay originally published on History News Network.


Policies

The essential founding principle of the party was the Industrialization of the confederate economy, as an incentive to end slavery through manumission. However the party faced limited success in this, due to the fact that the Whigs never controlled both houses of the confederate congress at the same time.

Another key principle was that of federalism as an essential way to unite the confederacy. This was bitterly opposed by the Dixiecrats, who saw states rights as a founding idea of the confederacy.

Although the Whig Party was never officially in favour of the abolishion of slavery, under Wilson and McAdoo the number of slaves held in the CSA decreased dramaitcally. Wilson himself was in favour of a system of segregation rather than abolishion. and began the process of ending slavery.


Whig Party - History

As late as 1850, the two-party system seemed healthy. Democrats and Whigs drew strength in all parts of the country. Then, in the early 1850s, the two-party system began to disintegrate in response to massive foreign immigration. By 1856 the Whig Party had collapsed and been replaced by a new sectional party, the Republicans.

Between 1846 and 1855, more than three million foreigners arrived in America. In cities such as Chicago, Milwaukee, New York, and St. Louis immigrants actually outnumbered native-born citizens. Opponents of immigration capitalized on working-class fear of economic competition from cheaper immigrant labor, and resentment against the growing political power of foreigners.

In 1849 a New Yorker named Charles Allen responded to this anti-Catholic hostility by forming a secret fraternal society made up of native-born Protestant working men. Allen called this secret society "The Order of the Star Spangled Banner," and it soon formed the nucleus of a new political party known as the Know-Nothing or the American Party. The party received its name from the fact that when members were asked about the workings of the party, they were supposed to reply, "I know nothing."

By 1855 the Know-Nothings had captured control of the legislatures in parts of New England and were the dominant opposition party to the Democrats in New York, Pennsylvania, Maryland, Virginia, Tennessee, Georgia, Alabama, Mississippi, and Louisiana. In the presidential election of 1856, the party supported Millard Fillmore and won more than 21 percent of the popular vote and 8 Electoral votes. In Congress, the party had 5 senators and 43 representatives. Between 1853 and 1855, the Know Nothings replaced the Whigs as the nation's second largest party.


Ver el vídeo: A Brief History of the Whig Party (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Malaramar

    Blog divertido :)

  2. Malkis

    Gracias por la ayuda en esta pregunta ¿Cómo puedo agradecerle?

  3. Jarett

    Creo que esto, de la manera incorrecta.

  4. Abdul-Latif

    Qué palabras ... Genial, pensamiento notable

  5. Houston

    Me gustaría hablar sobre publicidad en su blog.

  6. Ami

    En mi opinión, el significado se desarrolla de pies a cabeza, el afftor exprimió todo lo que pudo, ¡gracias a él!

  7. Fektilar

    Considero que no estás bien. Puedo defender la posición. Escríbeme en PM, nos comunicaremos.



Escribe un mensaje