Noticias

Batalla de Gallipoli

Batalla de Gallipoli


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


La campaña de Gallipoli: un momento decisivo en la historia de Australia

El 25 de abril de 2015, el Cuerpo de Ejército de Australia y Nueva Zelanda (Anzac) aterrizó en Gallipoli en Turquía durante la Primera Guerra Mundial. Aquí, el escritor australiano Peter FitzSimons habla con Rob Attar sobre las experiencias de sus compatriotas en la batalla subsiguiente y explica por qué se ha convertido en un momento tan decisivo en la historia del país, que se conmemora cada año en el Día de Anzac.

Esta competición se ha cerrado

Publicado: 25 de abril de 2019 a las 5:15 am

P: ¿Por qué la batalla de Gallipoli parece tener mucha más importancia para los australianos que para los británicos?

A: En 1901, todas las colonias de Australia se unieron para convertirse en un país, pero en ese momento se pensó que no eras una nación seria hasta que derramaste sangre, tanto la tuya como la de tus enemigos.

Nuestro gran poeta venerado, Banjo Paterson, escribió un poema cuando llegó la noticia del desembarco de Gallipoli: “… Ya no somos niños del Estado / ¡Ahora todos somos australianos ...! / El temple que una raza puede mostrar / Es probado con perdigones y acero, / Y ahora sabemos lo que las naciones saben / Y sentimos lo que las naciones sienten ... ”Ahí en ese poema tienes el júbilo que tuvo lugar en Australia, nuestros cavadores (jerga para los soldados antípodas) habían luchado por el imperio británico y lo habían hecho bien. Hay un argumento bastante fuerte, en el que he llegado a creer, que mientras los australianos fueron a esa guerra como hijos leales de Gran Bretaña, regresaron como australianos.

P: ¿Por qué cree que tantos australianos se ofrecieron como voluntarios para luchar en la guerra en Europa?

A: La razón romántica era luchar por Gran Bretaña, y eso ciertamente era cierto para muchos de ellos. Andrew Fisher, quien se convirtió en primer ministro australiano (por tercera vez) poco después de que comenzara la guerra, proclamó con gran aclamación: Lucharemos por Gran Bretaña hasta "el último hombre y el último chelín". Había muchos patriotas que dejaron cuentas diciendo que la madre patria había llamado a sus cachorros de león para que acudieran en su ayuda y eso es lo que estaban haciendo.

Otros se unieron por aventuras y otros se unieron - y esta no fue una razón insignificante - por “seis chelines al día, amigo”. No fue una mala paga. Al soldado británico se le pagaba solo un chelín al día. En mi libro cuento la historia de los australianos que se volvieron absolutamente locos en el barrio rojo de El Cairo. Nuestros soldados eran muy conocidos en la ciudad y todas las damas de la noche querían un australiano porque tenían seis chelines en el bolsillo todas las noches, así que eran las primeras en la fila. Trágicamente, muchos soldados contrajeron enfermedades venéreas y fueron enviados a casa en desgracia.

PREGUNTA: ¿Las tropas australianas se sorprendieron por la ferocidad de los combates que encontraron en Gallipoli?

A: Creo que sí. Ciertamente fue un infierno en la tierra. En la batalla de Nek [el 7 de agosto], los soldados australianos cargaban a unos 50 metros a través de campo abierto sin balas en sus rifles contra fuego de ametralladora y artillería abierta.

Y, sin embargo, los veteranos de Gallipoli que luego pasaron al frente occidental dijeron: "Mire, pensamos que Gallipoli era malo, pero llegamos al frente occidental y nos dimos cuenta de que no sabíamos nada". Allí, la artillería alemana fue tan abrumadora y tan precisa que algunos australianos casi miraron hacia atrás a Gallipoli con nostalgia. Perdimos 46.000 muertos en el frente occidental, lo que casi hace que los 9.000 perdidos en Gallipoli palidezcan y se vuelvan insignificantes. Pero aún así, Gallipoli tiene una gran importancia en la psique australiana. Creo que si recurriera a la mayoría de los australianos por sus conocimientos militares, el 90 por ciento comenzaría y terminaría en Gallipoli y el 90 por ciento de eso se centraría en el primer día.

P: ¿Cómo veían los australianos a los turcos contra los que estaban luchando?

A: Al principio tenían poco respeto por ellos: "Vamos a estos turcos y los solucionaremos". Sin embargo, a pesar de que el imperio otomano estaba de rodillas en ese momento, era un imperio con cientos de años de tradición marcial. Estos hombres sabían lo que estaban haciendo, creían en su causa, eran muy valientes y lucharon muy duro.

La historia que más amo en mi libro se refiere a un incidente el 24 de mayo de 1915. Después de un mes de lucha, la tierra de nadie en Anzac Cove se llenó de cadáveres apestosos y se concertó una tregua. Ambos bandos se levantaron ondeando banderas y los turcos y australianos comenzaron a dialogar. Los turcos tenían una pregunta en particular para los australianos, que era: "¿Quién eres?" Los australianos explican: "Somos de Australia". "Sí, sí, lo sabemos", responderían los turcos, "miramos en el atlas, pero ¿por qué estás aquí?" Y luego los australianos tendrían que explicar por ser parte del imperio británico.

Los turcos respetaban a los australianos porque sabían el castigo que habían recibido y aún así lo soportaban. Y los australianos tenían respeto por los turcos porque vieron la forma en que seguían cargando contra sus armas, lo cual fue extremadamente valiente. A partir de entonces hubo empatía entre los dos lados.

Tres días después de esa reunión, algo golpeó frente a las trincheras australianas y por primera vez no explotó. Era un paquete con una nota que decía: "A nuestros heroicos enemigos". Dentro había cigarrillos turcos, que nuestros muchachos fumaban y pensaban que eran bastante buenos. Querían enviar algo de regreso y todo lo que pudieron encontrar fueron latas de carne de vacuno, algunas de las cuales se remontan a la Guerra de los Bóers, según se dice. Le arrojaron un poco a los turcos y un minuto después regresó con una nota: "¡No más carne de bully!"

Recientemente, estaba hablando con nuestro ex primer ministro Bob Hawke y le pregunté cuál fue el momento más conmovedor de su período en el cargo. Dijo que era el 75 aniversario del desembarco de Gallipoli, en 1990. Volaron de regreso a 53 excavadoras, la mayoría de las cuales tenían 90 o 95 años, y cuando llegaron allí, ¿quién debería detenerse? la misma cosecha? Estos dos grupos de hombres muy viejos caminaron el uno hacia el otro a través de la misma tierra de nadie donde se conocieron 75 años antes. Nuestros muchachos extendieron la mano, que lo pasado sea pasado, pero eso no fue lo suficientemente bueno para los turcos. Alejaron sus manos y les dieron abrazos de oso, besándolos en ambas mejillas. Todavía existía este extraordinario respeto entre los turcos y los australianos.

P: Esa es una historia notable, considerando que los australianos originalmente habían venido a invadir su país ...

A: Es muy interesante que uses esa frase. En mi introducción, explico cómo, como la mayoría de los australianos, tomé Gallipoli con la leche de mi madre. Lo estudié en la escuela y en la universidad. Está en mis huesos, es parte del derecho de nacimiento de Australia.

Luego, en 1999, estaba escuchando ABC Radio en el auto y un historiador dijo, “cuando Australia invadió Turquía” y yo casi me salgo de la carretera. "Invadido" parecía una palabra tan fea, pero luego pensar en eso es lo que era, en realidad. Pero en Australia simplemente no pensamos en ello como una invasión; me atrevo a decir que es similar al hecho de que todavía no pensamos en nuestro despojo de los pueblos indígenas como una invasión. Pero, ¿cómo lo llamarías si fueras indígena y vieras llegar los grandes barcos?

P: Un debate que plantea en el libro es la cuestión de cuán heroicas fueron realmente las tropas australianas en Gallipoli. ¿Se ha formado una opinión sobre ese tema?

A: Cecil Aspinall-Oglander estaba en el estado mayor del [comandante de Gallipoli] General Hamilton y luego se convirtió en un historiador de guerra británico. Escribió que algunos de los australianos se habían escapado ese primer día, lo que no encaja con nuestra imagen nacional, pero imagino que algo de eso era cierto.

A menudo me pregunto qué habría hecho si hubiera estado en la tercera ola en la batalla de Nek. La primera oleada de 150 soldados australianos fue completamente masacrada, al igual que la segunda. Si hubiera estado en la tercera ola, habría cedido a la cordura civil y habría dicho: “No voy a hacer eso. Mi trabajo no es dar mi vida por mi país, mi trabajo es hacer que otro pobre bastardo dé la vida por su país ”? Si hubiera aterrizado en las costas de Gallipoli, hubiera mirado hacia arriba y hubiera visto ametralladoras disparando y metralla cayendo hacia mí, ¿qué habría hecho? Los números están en disputa, pero ciertamente algunos australianos cedieron a eso y se negaron a pelear, tal como me atrevería a decir que lo hicieron algunos británicos en Cape Helles, pero la mayoría fue hacia adelante.

Contra todas las acusaciones de cobardía, cuando voy a Anzac Cove y veo esa playa, miro hacia arriba y pienso: “Dios me ayude, ¿cómo diablos aguantaron esos cabrones tanto tiempo como lo hicieron? Nunca tuvieron terrenos más altos, nunca tuvieron suministros suficientes, nunca tuvieron tantas balas de ametralladora, ni tanta artillería, ni tantos hombres ”. No hay duda de que los australianos lo hicieron muy bien, al igual que los kiwis y los británicos, para resistir contra números abrumadores.

P: ¿Cómo cree que deberíamos recordar ahora la campaña de Gallipoli?

A: Creo firmemente que debemos conmemorar, no celebrar, este centenario. Cuando deambulo por los cementerios y veo las edades de los que murieron y leo sobre las circunstancias de sus muertes, siento que necesitamos entender su mundo, lo que hicieron y por qué sucedió. Como dice esa gran frase de Rudyard Kipling: "Para que no olvidemos".

Peter FitzSimons es un periodista y autor australiano cuyo trabajo incluye varios libros de historia.


The Landing: Gallipoli 1915 - Recreando una batalla histórica de la Primera Guerra Mundial como un juego de mesa en solitario

El desembarco: Gallipoli 1915 es un nuevo juego de mesa publicado por Catastrophe Games LLC. [1] El lema de la empresa es "Juegos históricos hechos de manera diferente". [2] Eso, más el hecho de que su nuevo juego trata sobre una batalla muy específica y generalmente poco conocida de la Primera Guerra Mundial, [3] hizo que nuestro sentido de la Historia hormigueara.

Entonces, nos propusimos entrevistar a Joe Schmidt, el autor de El aterrizajey obtenga más información sobre cómo surgió el juego. Sigue leyendo para ver todas las cosas interesantes detrás de escena que descubrimos.

Antes de empezar a hablar de juegos, ¿le importaría compartir un poco de su experiencia con nuestros lectores? ¿Qué te llevó a crear juegos de mesa?

He jugado juegos desde que era un niño. Comenzó con partidas de ajedrez con mi papá y luego se convirtió en Riesgo, Stratego, Axis y amperios aliados, Grito de batalla, y muchos otros. Una de mis cosas favoritas era tomar las piezas de un juego para ver cómo funcionarían si las mezclaba con un juego diferente. (Uno de mis favoritos fue tomar las piezas de Riesgo y colocándolos en el Stratego embarque con los hoteles de Monopolio.) Mirando hacia atrás, me doy cuenta ahora que estos fueron mis pequeños pasos en el diseño de juegos. Llevo alrededor de una década diseñando juegos de forma activa y en 2017 tomé la decisión de convertirlo en mi pasatiempo principal.

Tu nuevo juego El desembarco: Gallipoli 1915, acaba de ser lanzado. Se describe como un "juego de guerra de solitario narrativo" [4], pero ¿qué es exactamente?

Este juego se inspiró en todos los increíbles recursos primarios que encontré mientras investigaba la campaña de Gallipoli. Las cartas y las historias de los veteranos del conflicto son ejemplos conmovedores de nuestra humanidad compartida. Entonces, cuando decidí que quería diseñar un juego sobre los inicios de la campaña de ANZAC, quise asegurarme de compartir estas historias.

El aterrizaje es mi intento de crear un juego de guerra que cuente la trágica historia de los soldados individuales en Gallipoli en lugar de la gloria de las batallas ganadas o perdidas. Su propósito es darle al jugador las herramientas de la guerra, pero no honrarlas. Contar una historia sobre la futilidad del conflicto y la valentía de todos los que lucharon. Escribir e intentar comprender la más mínima idea del dolor que experimentaron.

¿Cuáles fueron los principales desafíos a la hora de diseñar El aterrizaje? ¿En qué se diferencia crear una experiencia en solitario de diseñar un juego "normal"?

El mayor beneficio de diseñar un juego en solitario es que tus pruebas de juego individuales en el proceso de diseño pueden ser realmente emocionantes. Todavía diseño los juegos que quiero jugar, por lo que trabajar en un diseño en solitario es realmente emocionante porque esencialmente siempre trato de superarme en mi propio juego. Siento que los juegos en solitario también permiten una experiencia más narrativa, por lo que realmente me permitió concentrarme en crear una experiencia completa.

En un diseño de solitario, debes hacer que el jugador se sienta como si estuviera jugando contra un oponente desafiante. La idea aquí era crear una IA vibrante que fuera algo predecible, pero también crear una "niebla de guerra" que pudiera coger desprevenido al jugador. Este misterio permite al jugador contar una historia. Usar la mecánica del juego de la misma manera que un artista usaría pintura y un lienzo. Debido a esto, la mecánica de El aterrizaje están realmente incorporados a la narrativa, y estoy muy orgulloso de eso.

Sede de Otago Gully, Gallipoli, noviembre de 1915. Foto de Lawrence Doubleday, de los archivos del Museo de Nueva Zelanda Te Papa Tongarewa (NMNZ CA000316 / 002/0011).

El mismo título del juego, El desembarco: Gallipoli 1915, ya hace que el tema sea muy claro para muchas personas, pero puede dejar a la mayoría en la oscuridad. La batalla de Gallipoli es un capítulo poco conocido de la Primera Guerra Mundial, así que, ¿podría describirlo brevemente?

La campaña fue una invasión de las fuerzas británicas, francesas y de la Commonwealth contra el Imperio Otomano en la península de Gallipoli en un esfuerzo por apoderarse de los fuertes que protegen los Dardanelos y el acceso a la capital otomana en Estambul. Si bien la campaña terminó con la derrota de las fuerzas de la Triple Entente, su impacto aún resuena profundamente en la historia de Australia, Nueva Zelanda y la Turquía actual. Tanto es así que el 25 de abril se celebra cada año por australianos y kiwis como el Día de Anzac, y se conmemora con una ceremonia en Anzac Cove en Turquía.

¿Por qué eligió Gallipoli como telón de fondo de su juego?

Todo comenzó gracias a mi encantadora esposa, Melissa. La invitaron a un taller de fotografía en Australia y decidimos aprovechar la oportunidad para convertirlo en unas vacaciones para los dos. Entonces, decidí estudiar y diseñar un juego para llevarme de viaje. Después de buscar un poco, me encontré con la historia de la Campaña de Gallipoli y realmente me cautivó la leyenda que se había construido a su alrededor.

Entonces decidí que usaría el tiempo libre que tenía mientras mi esposa estaba en su taller para convertirlo también en un viaje de investigación. Visité el Australian War Memorial en Canberra y pasé un par de días allí tratando de aprender todo lo que pude de los artefactos y recursos allí. Ver los barcos que aterrizaron en Anzac Cove y leer las historias oficiales fue una experiencia realmente conmovedora y me hizo darme cuenta de la responsabilidad que tenía como diseñador.

¿Cuál es el objetivo del jugador en El aterrizaje? ¿Y qué tienen que hacer para conseguirlo?

The Landing cuenta la historia del aterrizaje del Cuerpo de Ejército de Australia y Nueva Zelanda (ANZAC) en las playas de Gallipoli en la madrugada del 25 de abril de 1915. Usted es un Lance Corporal, un suboficial del ejército australiano. Debes liderar a tus compañeros australianos y trabajar junto con tus aliados kiwis e indios en la lucha desesperada por tomar y mantener las alturas que dominan los Dardanelos.

Durante tres rondas, usarás Cartas de Operaciones y Dados de Acción para empujar a tus tropas a través de las 6 Cartas de Terreno que componen el campo de batalla. Tu oponente de IA luchará contra ti desde un terreno mejor y con la misma ferocidad. Ganas si tienes los únicos contadores en la sexta (última) carta de terreno al final del juego. De lo contrario, descenderás a los horrores de la guerra de trincheras.

Personal de la sede de Otago Gully, Gallipoli, noviembre de 1915. Foto de Lawrence Doubleday, de los archivos del Museo de Nueva Zelanda Te Papa Tongarewa (NMNZ CA000316 / 002/0017).

¿Puede el jugador "reescribir la historia" y cambiar el resultado de la Batalla de Gallipoli?

Hasta cierto punto, pero sí. Si eres capaz de tomar y sostener la sexta carta de terreno (que representa la tercera cresta y el objetivo de la operación), entonces ganas el juego. Pero habría sido más una victoria pírrica que cualquier otra cosa. La mayoría de los estudiosos están de acuerdo en que la campaña estuvo condenada al fracaso desde el principio, y ese fue un elemento clave del diseño para mí. Quería que el jugador experimentara la inutilidad de la campaña, y el nivel de dificultad realmente me permitió hacerlo.

¿Con qué fidelidad refleja el juego los acontecimientos de la vida real? ¿Y qué cantidad de hechos históricos podrías traer al juego?

siento que El aterrizaje hace un buen trabajo al reflejar de manera abstracta los eventos de la vida real de lo que sucedió el 25 de abril de 1915 al mismo tiempo que brinda una experiencia de juego agradable para el jugador. Si bien toda la historia está ahí (desde las ubicaciones hasta las insignias de las unidades), nos tomamos algunas libertades. Por ejemplo, debido a la naturaleza aleatoria de la configuración de la tarjeta de terreno, es posible que el mapa sea ahistórico. Pero incluso esto no carecía de cierto grado de precisión histórica.

La famosa ensenada de Anzac nunca estuvo destinada a ser la zona de aterrizaje de la invasión. Entonces, los mapas y las órdenes que los oficiales tenían para sus soldados estaban fuera de servicio. La naturaleza aleatoria de las cartas de Terreno está destinada a representar esto. El jugador tiene una idea de adónde debe ir, pero no sabe qué se interpone entre él y su objetivo. El diseño de juegos es un arte, pero el diseño de juegos históricos también requiere una investigación exhaustiva y una fidelidad histórica.

¿Qué tipo de material de origen histórico utilizó al diseñar El aterrizaje?

Siempre que sea posible, siempre trato de utilizar fuentes primarias. Las dos claves para mí en este diseño fueron las de Charles Bean. Anzac a Amiens[5] y la gran cantidad de documentos que han sido digitalizados por el Australian War Memorial. [6] Entonces fue importante para mí comprender el estudio de la historia de la campaña. Leyendo Peter Hart's Gallipoli[7] y otros artículos académicos me permitieron poner las fuentes primarias en su lugar apropiado en el tiempo y contar la historia de los ANZAC con una sensibilidad auténtica y moderna.

Al preparar este tipo de juegos, ¿existe un equilibrio perfecto entre la historia del mundo real, la licencia creativa y la jugabilidad? Si es así, ¿cómo lo logras?

¡Sí! Todo esto se remonta a los juegos como arte. Al final del día, estoy diseñando una simulación. La historia y las lecciones que implemento en el diseño son mi elección, pero si no puedo forjar un equilibrio entre el entretenimiento y los hechos, terminaré con una versión arcade de la historia o con un artículo de revista histórica que no se puede reproducir.

Mi regla de oro siempre es crear una tesis y diseñar en torno a eso. Cuál es la historia que quiero representar y cuál es la experiencia que quiero que disfrute el jugador. Para El aterrizaje la tesis fue que la Campaña de Gallipoli fue una historia de increíble valentía frente a una tarea casi imposible. Esto se basó en la historia y la historiografía de la batalla, y se contó a través de mecánicas accesibles e interesantes.

además El aterrizaje, ¿estás involucrado en el desarrollo de otros juegos históricos?

¡Siempre trato de mantenerme ocupado con nuevos diseños! Recientemente trabajé en un juego sobre Teddy Roosevelt y la carga del Rough Rider en San Juan Hill llamado Kettle Hill[8] Comparte muchas de las mecánicas que refinamos en The Landing, y fue una gran oportunidad para hablar sobre el impacto que tuvieron los Buffalo Soldiers en esta famosa batalla. Actualmente está en desarrollo y Catastrophe Games debería publicarlo en algún momento del próximo año.

1914-15 Medalla de estrella otorgada al soldado raso Frederick J. Verney del desconocido fabricante Samoan Advance Party, Inglaterra, 1916-1920. De la colección del Museo de Nueva Zelanda Te Papa Tongarewa (NMNZ NU006147) CC BY-NC-SA 4.0.

Hay muchos juegos, de mesa o de otro tipo, basados ​​en hechos históricos reales. ¿Crees que los diseñadores de juegos tienen una responsabilidad a la hora de representar la historia en sus juegos?

La mayor responsabilidad que tiene un diseñador de juegos histórico es su fidelidad al tema. La historia es la historia de nuestra humanidad compartida, y la forma en que contamos esa historia resuena con fuerza. Entonces, cuando un diseñador elige usar la historia como su trasfondo, creo que es su responsabilidad hacerlo cuidadosamente. Esto fue algo en lo que pensé mucho cuando estaba diseñando El aterrizaje.

¿Crees que captarás el interés de algunos jugadores en aprender más sobre Gallipoli y la Primera Guerra Mundial? Y si lo hace, ¿podría recomendarles algunas referencias al respecto?

El mejor lugar para comenzar son los archivos digitales del Australian War Memorial. [9] Le da acceso a miles de cartas, diarios, informes y fotografías de la Campaña de Gallipoli. ¡Y todo es gratis! Puede pasar horas y horas simplemente mirando su sitio web, y todo desde la comodidad de su hogar. Y si alguna vez te encuentras en Canberra, asegúrate de visitarlo. Es un viaje que nunca olvidaré.

También recomiendo encarecidamente Gallipoli: una cresta demasiado lejos[10] Editado por Ashley Ekins, se trata de una colección de obras de historiadores de siete de los países que participaron en los combates de Gallipoli. También recomiendo encarecidamente la película de Peter Weir. Gallipoli[11] y el Gallipoli miniserie [12] realizada por Nine Network de Australia. Ambos están muy bien hechos y sirven como una excelente recreación visual de la campaña.

Revista corta Lee-Enfield Rifle Mk III * (normalmente abreviado SMLE) BSA, Inglaterra, 1915. Este rifle de cerrojo fue el rifle de infantería británico estándar durante la Primera Guerra Mundial. De la colección del Museo de Nueva Zelanda Te Papa Tongarewa (NMNZ DM000426 ) regalo del Ejército de Nueva Zelanda, 1964 CC BY-NC-SA 4.0.

Sobre el equipo

Joe Schmidt es padre, esposo y diseñador de juegos de mesa de Berkeley, California. Se puede contactar a Joe a través de Twitter en @josephnschmidt. El equipo en Juegos de catástrofes está dirigido por Tim Densham, Aiden Brooks se desempeñó como desarrollador líder en El aterrizajey Grace Densham fue la artista del juego. Puede obtener más información sobre ellos y sus juegos en su sitio web, catastrophegames.net.

[3] El 25 de abril de 1915, las fuerzas del Imperio Británico (principalmente el Cuerpo de Ejército de Australia y Nueva Zelanda, o ANZAC) aterrizaron en la península de Gallipoli. Allí, lucharon contra las fuerzas turcas otomanas y finalmente perdieron.

[5] Bean, C.E.W. (1946) Anzac a Amiens: una historia más breve de los servicios de combate australianos en la Gran Guerra. Memorial de guerra australiano, Campbell.

[7] Hart, P. (2011) Gallipoli. Prensa de la Universidad de Oxford, Oxford.

[10] Ekins, A. (2013) Gallipoli: A Ridge Too Far. Exisle Publishing, Wollombi.


Objetivos de la campaña de Gallipoli

  • Para controlar los estrechos de los Dardanelos y el Bósforo.
  • Con el control de este tramo de agua de 67 kilómetros, sería mucho más fácil invadir Constantinopla y, eventualmente, Turquía.
  • Abrir una ruta de suministro a través del Mar Negro a Rusia, un aliado británico.
  • Eventualmente atacar al principal otro aliado de Alemania, Austria-Hungría.
  • Acortando la guerra derribando a los aliados de Alemania

Este artículo es parte de nuestra extensa colección de artículos sobre la Gran Guerra. Haga clic aquí para ver nuestro artículo completo sobre la Primera Guerra Mundial.


Battlefield Gallipoli & # 8211 De Troya a los Anzacs

Pocos lugares en el mundo cuentan con una historia de conflicto como la región de Gallipoli en Turquía. Troy, sentado en el lado asiático y mirando hacia el cabo Helles, tiende a captar la mayor parte de la atención. Los poetas y académicos que sirvieron en el ejército durante la Primera Guerra Mundial y fueron asignados a trabajar en Gallipoli estaban encantados de saber que estarían tan cerca de un sitio histórico tan especial.

Rupert Brookes, el poeta, estaba emocionado de saber que había sido asignado a luchar en Gallipoli, cerca del lugar de la batalla de Troya, en lugar de ser enviado a Francia o Bélgica. Desafortunadamente para él, nunca llegó allí. Murió en Scyros, la isla de Aquiles, poco antes del desembarco en Helles.

Rupert Brooke

Además de las famosas batallas de los Anzacs en la Primera Guerra Mundial, hubo la antigua guerra griega contra los persas en 480-479 a. C. Se puede argumentar que la sociedad europea moderna debe su existencia misma a la victoria griega en esa guerra. Cuando Herodoto escribió sobre esa antigua guerra, terminó la historia en la pequeña ciudad de Eceabat, justo en la misma calle de donde los Anzacs libraron sus sangrientas batallas en la Gran Guerra.

Más tarde, los atenienses y espartanos lucharon entre sí junto a sus respectivos aliados en el estrecho de los Dardanelos. Esto fue parte de la guerra del Peloponeso que tuvo lugar entre el 431 y el 404 a. C. La batalla de Cynossema en 411 a. C. fue una de esas batallas, con 160 barcos luchando cerca de Eceabat, justo arriba del canal desde donde las armadas británica y francesa fueron derrotadas por los alemanes en la Primera Guerra Mundial.

Aterrizajes en la playa de Anzac, 1915.

Una batalla aún mayor en el mar tuvo lugar en el 405 a. C. La batalla de Aigospotami involucró a 350 barcos. Esta batalla condujo a la eventual derrota de Atenas.

Más tarde, cuando Alejandro el Grande marchó por la zona, se dirigió a la punta de Gallipoli y cruzó a Troya desde allí.

En la Primera Guerra Mundial, los aliados intentaron arrebatar el control de la región a los otomanos, una de las potencias del Eje. Debido a la poca inteligencia y al desconocimiento del terreno de la región, la invasión se estancó. Comenzando con una ofensiva fallida de las armadas británica y francesa y continuando con una invasión terrestre el 25 de abril por las tropas británicas, francesas y de Anzac, la invasión avanzó poco y la evacuación de las tropas aliadas comenzó en diciembre de 1915. En ese momento, más de 480.000 tropas aliadas habían luchado en Gallipoli con más de 250.000 bajas - 46.000 murieron.

Mapa de Gallipoli. Por Simeon & # 8211 CC BY-SA 3.0

Charles Bean fue el historiador oficial de Australia de la Primera Guerra Mundial. Desembarcó con las tropas en Gallipoli el 25 de abril de 1915 y permaneció en el frente con ellos a pesar de estar herido. Luego documentó las batallas en el frente de Pozieres, Bélgica y el Frente Occidental en 1916.

Charles Bean.

Habiendo estudiado los Clásicos, Bean pudo recordar a los héroes de esas batallas a la manera de los antiguos griegos sin plagiar a los grandes autores y poetas clásicos.

Después de la guerra, Bean escribió la historia oficial australiana de la guerra. Terminó su libro, "Misión de Gallipoli", con una referencia a la inscripción a los soldados atenienses que murieron en los Dardanelos en el 440 a. C. Pero lo hizo sin comparar directamente a los antiguos guerreros atenienses con los Anzacs en la Primera Guerra Mundial.

Desembarco de tropas en Gaba Tepe, Gallipoli. Por Archivos de Nueva Zelanda & # 8211 CC BY-SA 2.0

Algunos historiadores australianos sienten que es un desperdicio estudiar la historia antigua de los sitios de batalla recientes. Ven la historia antigua como una distracción de lo que recordamos de los sacrificios hechos por el país y las tropas del país hace más de cien años. Sin embargo, se puede argumentar que hay valor en el contexto agregado cuando recordamos a aquellos que sacrificaron sus vidas en el pasado por el mismo terreno por el que lucharon los Anzacs en la Primera Guerra Mundial.


Batalla de Gallipoli (1416)

los Batalla de Gallipoli Ocurrió el 29 de mayo de 1416 entre un escuadrón de la armada veneciana y la flota del Imperio Otomano frente a la base naval otomana de Gallipoli. La batalla fue el episodio principal de un breve conflicto entre las dos potencias, resultante de los ataques otomanos contra las posesiones venecianas y el envío en el mar Egeo a fines de 1415. La flota veneciana, bajo el mando de Pietro Loredan, fue encargada de transportar a los enviados venecianos al sultán. pero estaba autorizado a atacar si los otomanos se negaban a negociar. Los eventos posteriores se conocen principalmente por una carta escrita por Loredan después de la batalla. Los otomanos intercambiaron fuego con los barcos venecianos tan pronto como la flota veneciana se acercó a Gallipoli, lo que obligó a los venecianos a retirarse.

Al día siguiente, las dos flotas maniobraron y lucharon contra Gallipoli, pero durante la noche, Loredan logró contactar a las autoridades otomanas e informarles de su misión diplomática. A pesar de las garantías de que los otomanos darían la bienvenida a los enviados, cuando la flota veneciana se acercó a la ciudad al día siguiente, la flota otomana zarpó para encontrarse con los venecianos y los dos bandos se enzarzaron rápidamente en la batalla. Los venecianos obtuvieron una aplastante victoria, matando al almirante otomano, capturando una gran parte de la flota otomana y tomando prisioneros a un gran número, de los cuales muchos, en particular los cristianos que servían voluntariamente en la flota otomana, fueron ejecutados. Los venecianos luego se retiraron a Tenedos para reponer sus suministros y descansar. Aunque fue una aplastante victoria veneciana, que confirmó la superioridad naval veneciana en el mar Egeo durante las próximas décadas, la solución del conflicto se retrasó hasta que se firmó un tratado de paz en 1419.


La batalla de Gallipoli - Bibliografías de historia - al estilo de Harvard

Tu bibliografía: Awm.gov.au. 2016. Gallipoli | Memorial de guerra australiano. [en línea] Disponible en: & lthttps: //www.awm.gov.au/encyclopedia/gallipoli/> [Consultado el 6 de noviembre de 2016].

Gallipoli: ¿Por qué los australianos celebran un desastre militar?

En el texto: (Gallipoli: ¿Por qué los australianos celebran un desastre militar ?, 2016)

Tu bibliografía: Guías de la BBC. 2016. Gallipoli: ¿Por qué los australianos celebran un desastre militar?. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.bbc.co.uk/guides/zyj4kqt> [Consultado el 6 de noviembre de 2016].

Curry, A.

Winston Churchill pensó que la victoria en Gallipoli traería un final rápido a la Gran Guerra. No podría haber estado más equivocado.

En el texto: (Curry, 2016)

Tu bibliografía: Curry, A., 2016. Winston Churchill pensó que la victoria en Gallipoli traería un final rápido a la Gran Guerra. No podría haber estado más equivocado.. [en línea] Slate Magazine. Disponible en: & lthttp: //www.slate.com/articles/news_and_politics/american_military_history/2013/11/the_battle_of_gallipoli_winston_churchill_mustafa_kemal_and_the_battle_that.html> [Consultado el 6 de noviembre de 2016].

Gallipoli, A.

Batalla de Gallipoli - Primera Guerra Mundial - HISTORY.com

En el texto: (Gallipoli, n.d.)

Tu bibliografía: Gallipoli, A., n.d. Batalla de Gallipoli - Primera Guerra Mundial - HISTORY.com. [en línea] HISTORY.com. Disponible en: & lthttp: //www.history.com/topics/world-war-i/battle-of-gallipoli> [Consultado el 6 de noviembre de 2016].

Descripción general: 11º batallón en el desembarco | El "primero en caer", 25 de abril de 1915 | Gallipoli y los Anzacs

En el texto: (Descripción general: 11 ° Batallón en el desembarco | El "primero en caer", 25 de abril de 1915 | Gallipoli y los Anzacs, 2016)

Tu bibliografía: Gallipoli.gov.au. 2016. Descripción general: 11º batallón en el desembarco | El "primero en caer", 25 de abril de 1915 | Gallipoli y los Anzacs. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.gallipoli.gov.au/first-to-fall-25-april-1915/> [Consultado el 6 de noviembre de 2016].

La batalla del desembarco | Gallipoli y los Anzacs

En el texto: (La batalla del desembarco | Gallipoli y los Anzacs, 2016)

Tu bibliografía: Gallipoli.gov.au. 2016. La batalla del desembarco | Gallipoli y los Anzacs. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.gallipoli.gov.au/battle-of-the-landing/> [Consultado el 6 de noviembre de 2016].

Gallipoli - Sitio de aprendizaje de historia

En el texto: (Gallipoli - Sitio de aprendizaje de historia, 2016)

Tu bibliografía: Sitio de aprendizaje de historia. 2016. Gallipoli - Sitio de aprendizaje de historia. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.historylearningsite.co.uk/world-war-one/battles-of-world-war-one/gallipoli/> [Consultado el 6 de noviembre de 2016].

Víctimas de Gallipoli por país | NZHistory, historia de Nueva Zelanda en línea

En el texto: (Víctimas de Gallipoli por país | NZHistory, historia de Nueva Zelanda en línea, 2016)

Tu bibliografía: Nzhistory.net.nz. 2016. Víctimas de Gallipoli por país | NZHistory, New Zealand history online. [online] Available at: <http://www.nzhistory.net.nz/media/interactive/gallipoli-casualties-country> [Accessed 6 November 2016].

Gallipoli invasion map | NZHistory, New Zealand history online

In-text: (Gallipoli invasion map | NZHistory, New Zealand history online, 2016)

Your Bibliography: Nzhistory.net.nz. 2016. Gallipoli invasion map | NZHistory, New Zealand history online. [online] Available at: <http://www.nzhistory.net.nz/media/photo/gallipoli-invasion-map> [Accessed 6 November 2016].

Indian role in Gallipoli underestimated

In-text: (Indian role in Gallipoli underestimated, 2016)


Land Invasion

In the wake of the failed naval attack, the Britain and French began to prepare for a troop landing on the peninsula. General Ian Hamilton was appointed the commander of the British forces for this operation. He assembled troops from New Zealand, French, and Australian colonies. Meanwhile, the Turks position their troops along the shores where they expected the enemies to land. The invasion of the Gallipoli peninsula was launched on April 25. Although the Allies suffered heavy casualties, they managed to set base at Helles and Gaba Tepe.

Initially, the Allies were unable to make progress as the Turks assembled more and more troops on the peninsula. The troops were drawn from Palestine and Caucus. On August 6, the Allies made another landing, this time at Sulva Bay where they encountered little opposition. However, their indecision and delay stalled their progress, allowing the Ottoman to reinforce their defense.


GALLIPOLI

A trip to Gallipoli, Turkey is much more than historic sightseeing of the battle of Canakkale. It makes one reflect on the values that make us a complete human being and where we are on that today… Freedom, independence, sovereignty the words we all know by heart but hardly ever think about: are we really free, are we really independent of the elements of life that rip us off our resources or are we really conducting our lives ourselves as we wish it to be? As an individual or as a country?

Dardanelles Campaign, a turning point in Turkish history, started with an intention to open a supply route to Russia by the British Empire. This led to a fierce war known as the Gallipoli Campaign or as in Turkish, Battle of Canakkale.

To eliminate the Ottoman Empire by invading Istanbul, the Allied forces had to get control of the Dardanelles first, therefore they leaned on Dardanelles with a huge fleet, but they decided to land troops when they understood that the strait was “impassable!”

The Battle of Canakkale was a wake-up for Turkish nation and as for Ataturk, then a young lieutenant colonel in Ottoman Army, he started heading for his inevitable destiny that would make him the incredible commander of the Turkish War of Independence and finally founder of Turkish Republic.

The war is also important for Australia and New Zealand who were at Gallipoli to fight against the Ottoman Empire. The date of the landing, 25 April, is known as the ANZAC (Australian and New Zealand Army Corps) Day. In those days one can encounter with thousands of Australians and New Zealanders.

The tragic battle was one of the two well-known wars here, the other one being the legendary Trojan War of Homer which most likely took place sometime between 1300–1190 BC.

Dardanelles is an extremely strategic waterway that connects the Black Sea and the Aegean together with the Bosphorus and Peninsula of Gallipoli, Turkey comprises the European side of the strait. Dardanelles is named after Dardanos who is accepted as the ancestor of Trojans. It was called Hellespont by the Greeks meaning “Sea of Helle”. Troy, with the Greek name Ilias, dates from the 3rd millennium BC, a Bronze Age settlement, has levels from Troy I to Troy IV with subdivisions. A famous event that took place here is the crossing of Persian King Xerxes I using a pontoon bridge in 480 BC on his way to invade Greece. Another famous personality to cross the strait is Alexander the Great who visited Troy in 334 BC.

Canakkale and Gelibolu Battle Zones in the World War I are accepted as one of the most important spots to affect the history of the world and they are covered in UNESCO World Heritage Tentative List in 2014.

With memories and feelings documented in the numerous letters, poems and diaries in the front and the unforeseen friendships established with the adversaries has turned a tragedy into a worldwide social and cultural event in Gelibolu, Turkey that we can hope to learn from and carry our world to a better future.

Memoriales

In various locations within the National Park may be found 37 Turkish memorials, epitaphs and cemeteries and 33 memorials and cemeteries belonging to Britain, France, Australia, and New Zealand.

Martyr's Memorial

It was erected in honor of Turkish soldiers lost in the battles of the campaign. The complex contains a museum of war materials and a symbolic cemetery at the entrance.

Cape Helles Memorial

It was erected in honor of 20.761 British, Australian and Indian soldiers missing in the battles of the campaign.

French Cemetery and Memorial

It was erected in honor of 14.382 French and African soldiers lost in the battles of the campaign. It was built on a hill dominating Morto Bay.

Lone Pine Memorial and Cemetery

It was erected in honor of 4228 Australian and 708 New Zealand soldiers lost in Anzac in the battles of the campaign.

New Zealand National Memorial and Cemetery

It was erected in honor of 952 New Zealand soldiers lost in the battles of the campaign. It is on the crest of Conkbayiri.

Ari Burcu Cemetery

Got its name from the cape at the Northern end of Anzac Cove. It was one of the original cemeteries throughout the campaign back in 1915 and then graves of 1920 were moved in from the other locations of the Peninsula.

Anzac Cove

It is the site of the first landing of the Australian and New Zealand troops on 25th April 1915. The 600-meter long beach became the main landing base for troops during the 8-month long battle and it was not a safe choice as it was not far from the Turkish artillery.


The five beaches were known to be good landing places but the terrain inland was largely a mystery to Hamilton’s staff, despite previous air reconnaissance.

The plan for the nascent expeditionary force was to form itself in Egypt around the British 29th Division. It would also include the Royal Naval Division, hastily formed from Royal Navy and Royal Marine reservists at the outbreak of the war. Although a new unit, they had already seen combat in Europe. The 1st Australian Division and the Australia and New Zealand Army Corps (ANZAC) were also assigned. Lastly, the French provided the division strength Corps expeditionnaire d’Orient. A landing on the Asiatic side of the Dardanelles was considered but then forbidden by Kitchener, limiting Hamilton to a main landing on the Gallipoli Peninsula and only diversionary attacks on the eastern side. Hamilton also considered a landing on the narrowest portion of the peninsula but this was rejected since the Turks were there in force.

French troops of the Corps expeditionnaire d’Orient landing on Lemnos, 1915, prior to the Gallipoli Campaign.

In the end, Hamilton settled on landing where the Turks were not: the southern tip of the peninsula. Five beaches were selected, Y, X, W, V, and S with a diversionary attack at Kum Kale on the western side conducted by the French and the landing ANZAC landing on the left flank up the coast. The five beaches were known to be good landing places but the terrain inland was largely a mystery to Hamilton’s staff, despite previous air reconnaissance. From the beaches, the allies would roll back the Turkish defenders and march to Constantinople. Mathematically, this had a reasonable chance to succeed. General von Sanders had six Turkish divisions at his disposal, amounting to about 84,000 men, but they had 150 miles of coastline to defend. Hamilton, with one less division, could concentrate his forces where and when he pleased. Landing at multiple beaches was a good idea. If one beach was defended, another might not be and forces could be shifted from one to the other. This would also confuse the Turks as to where the British main effort had landed. Once ashore, the allied troops were to seize high ground inland while the force consolidated on land.

The forces that would execute this plan however, were in disarray. First Hamilton inspected the planned intermediate staging base at Mudros harbor, on the island of Lemnos. There was no fresh water to be had and the harbor had no piers or shelter of any kind. Troops already staged there were randomly distributed amongst the transports according to no plan. Troops not only lacked unit integrity, but supplies were randomly distributed as well. Guns and ammunition, even wagons and horses, were in separate transports. To fix this, Hamilton had to order the naval transports to Alexandria, where more troops were staged, to completely unload and then reload the embarked troops and supplies. There was also little heed given to operational security. In Alexandria and again in Cairo, Hamilton ordered a public parade of the troops. Letters sent to the troops from home were addressed to the “Constantinople Field Force.” If there was any mystery at all to Allied intentions, it was quickly squandered.

On 23 April the troop transports sailed from Mudros harbor and took staging positions along with the fleet off the Gallipoli Peninsula. The troops were provided with a final hot meal and gear was checked one last time. The troops had their rifles and 200 rounds of ammunition, shovels, and three days of rations a paltry allotment for the impending eight month campaign.

At 0500 on 25 April the naval bombardment began and troops began landing simultaneously at each of the beaches. The assault troops were transported in small row boats tethered one behind the other and pulled from the front by a small steamer. The steamers were commanded by junior naval officers, two of whom were 13-year old Royal Naval College cadets. Depending on the beach, it was a day of either good luck or bad as beaches were either heavily defended or practically undefended. At ANZAC cove, the landing occurred accidentally one mile north of the planned beach. The Australians and New Zealanders splashed through the water and hit a beach surrounded on all sides by high, tortuous ground arranged in an amphitheater where the killing ground of the stage was occupied by the troops. The landing was immediately opposed. Cracks of rifle fire broke out from the surrounding high ground, and a unit of Turks formed on the beach to charge, only to be driven off by Australian bayonets. Still, the Turkish defense was disjointed. Some ANZAC units pushed inland over a mile before coming into contact with outposts, but other Turkish positions confronted the allies on the beach itself. A concerted ANZAC effort to take the hills could have swept them away, but the confusion of landing in the wrong place prevented the officers from gaining control. Some units did nothing, others aggressively chased the Turks inland but then became lost in the craggy hills.

A photo taken from the deck of the River Clyde looking towards the shore of V beach. There are dead and wounded men in the lighter.

At W and V beaches on either side of the southernmost point of the peninsula, British troops enjoyed no such luck. Although only two companies of Turkish troops were assigned to the portion of coastline that comprised W and V, their machine guns were perfectly sighted to fire upon the troops before they could even exit the transports. W and V beaches were the only ones that had been fortified by the Turks.

The landing at V beach involved the SS River Clyde, a coal ship converted into a troop transport intended to beached and then to disgorge its troops like an amphibious Trojan Horse. The ruse did not succeed and Turkish machineguns kept 1,000 British troops bottled up in the ship until nightfall. At W beach, entire transports were landed with every allied troop aboard already killed or wounded by Turkish fire.

At Y, X, and S, no substantial Turkish opposition was forthcoming. The French forces landing at Kum Kale were also unopposed and seized a Byzantine-era fort- the same fort taken at great cost by the Royal Marines in the spring- when the defenders surrendered without firing a shot.


Ver el vídeo: Battlefield 1 Ottomans vs British (Mayo 2022).